Compartir

Siete mujeres bailarinas y coreógrafas del siglo XX creyeron en la necesidad de crear nuevas formas de expresión y de liberar el cuerpo femenino enfrentándose a las convenciones sociales y al rígido canon del ballet romántico. Isadora Duncan, Loïe Fuller, Joséphine Baker, Tórtola Valencia, Mary Wigman, Martha Graham y Doris Humphrey sentaron las bases de la danza moderna gracias a su creatividad, su revolucionaria puesta en escena y su estilo de vida transgresor. El Espacio Fundación Telefónica presenta “La bailarina del futuro. De Isadora Duncan a Joséphine Baker” del 23 de marzo al 24 de junio de 2018, una exposición que reivindica el papel de estas mujeres pioneras y presenta la danza del
cambio de siglo como una forma de arte nuevo.

La muestra, comisariada por María Santoyo y Miguel Ángel Delgado, ha contado para la elaboración de los contenidos con el asesoramiento de la Doctora en Filosofía por la UCM y experta en teoría de la danza Ibis Albizu y con la participación de la bailarina de profesional Agnès López Río, que recrea a lo largo de la muestra los movimientos más conocidos de estas bailarinas a través de una experiencia audiovisual envolvente. A través de recursos museográficos tradicionales e instalaciones audiovisuales de carácter escenográfico, el proyecto expositivo presenta siete espacios experienciales que corresponden a estas siete figuras, partiendo de Isadora Duncan, la precursora e iniciadora de esta revolución en el mundo de la danza.

El primer ámbito nos introduce en el canon decimonónico y la estructura del ballet clásico, aspectos ambos que transgredieron estas bailarinas de primera generación. Diferentes corsés y prendas de interior, procedentes del Museo del Traje de Madrid, ayudan a entender la rigidez y el dominio del cuerpo femenino al que se sometían las bailarinas. Además, un audiovisual nos adentra en los cinco movimientos básicos del ballet a través de la recreación de la kinesfera o espacio físico que ocupa el cuerpo en su máxima extensión cuando está estático.

Una triple instalación audiovisual recrea la caída del cuerpo controlada y juega con el control del equilibrio y el desequilibrio, lo estático y el movimiento, mostrando así el concepto que Humphrey denominó Kinestesia. En esta instalación podrán verse tres representaciones temporales de la caída: la de Humphrey y, en las otras dos pantallas y representadas por la bailarina profesional, Agnès López Río, una improvisación del mismo movimiento en presente y otra con una línea más futurista.

Programa de talleres y actividades paralelas

Con motivo de la exposición “La bailarina del futuro. De Isadora Duncan a Joséphine Baker”, el Espacio ha organizado un programa de actividades complementarias gratuito para todos los públicos. Desde “La bailarina de los pies descalzos” o “Al ritmo de las olas” para niños o “Danza y Motion Graphics” para adolescentes hasta actividades para público escolar.

Además, habrá talleres intergeneracionales como “Crowdfunding, ilustración y redes sociales: la danza de la autoedición” o “Baila a tu manera, el cuerpo como texto” y para adultos, habrá actividades como “Cheek to cheek. Los años dorados del cine musical” o “Captura el movimiento en danza”. También habrá visitas comentadas libres los jueves a
las 10:30, 12:00 y 17:00 horas y los domingos a las 10.30 horas.

Para más información e inscripciones: espacio.fundaciontelefonica.com

Foto: Harris_Ewing. Danza, 1924. Washington, Library of Congress.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.