Compartir

Ocultamiento, Falsa Escasez o Escasez Fingida, de Asunción Molinos Gordo, es el título de la obra premiada. Se trata de una escultura de madera pintada a mano que representa un barco granelero.

La tercera edición del Premio de Arte Solán de Cabras ha girado en torno a la Sostenibilidad.

La artista Asunción Molinos Gordo está representada por la galería Travesía Cuatro, presente en ARCOmadrid 2018 en el stand 9B06.

En colaboración con ARCOmadrid 2018, el Premio de Arte Solán de Cabras se consolida como soporte a los artistas que están aportando un nuevo discurso a la creación actual. En su tercera edición, la Sostenibilidad ha sido el eje central del premio.

«Desde siempre he tenido interés en el Arte y en la Sostenibilidad de las prácticas culturales», explica Asunción Molinos Gordo (Aranda de Duero, Burgos, 1979). Y añade, «la ventaja de haber crecido en un pueblo en una familia de campesinos me hizo entender, desde muy pequeña, que no se trata siempre de innovar e innovar, sino de conservar las condiciones para que lo que ya ocurre pueda seguir repitiéndose, para que se mantenga en el tiempo como una cultura rural viva».

La obra ganadora, una escultura de formato mediano que representa un barco granelero, está hecha en madera y pintada a mano. Es una referencia a los barcos de las flotas británica y norteamericana que en las Guerras Mundiales adoptaron el patrón de camuflaje dazzle.

Molinos teje su discurso sobre el mar como paisaje perfecto en el que camuflarse, en torno a los diseños dazzle que dificultaban al enemigo estimar la velocidad, el rumbo y la posición del barco.
«Esta pieza versa sobre las formas de esconder grandes cantidades de alimentos en el mar, para crear una ausencia en el mercado y provocar artificialmente la subida del precio de determinados cultivos», explica la artista.

Con Ocultamiento, Falsa Escasez o Escasez Fingida (2016). Molinos reflexiona acerca del rol de los mercados y los sistemas de distribución actuales.

El Premio, otorgado por unanimidad del Jurado, supone un reconocimiento al trabajo de una artista que, cuestionándose el entorno, plantea otra mirada al mundo que nos rodea.
«Me parece muy positivo que existan premios como este que reconocen la función social del arte y dan especial atención a las prácticas que se centran en la Sostenibilidad. Es una gran alegría que mi trabajo haya obtenido este galardón», confiesa.

Para la toma de su decisión el Jurado –compuesto por formado Enric Pastor (director de la revista AD), Bea Espejo (crítica y comisaria independiente), Elisa Hernando (representando a ARCOmadrid) y Manuel Patiño (brand manager de Solán de Cabras)– valoró las características concretas de la obra, la trayectoria de la artista, así como que la propuesta reflejara de alguna manera los valores de Sostenibilidad en los que el galardón hace hincapié este año.

«Esta pieza funciona como una ventana a nuevas reflexiones» afirmaba Enric Pastor. Bea Espejo quiso poner en valor la «importante trayectoria de la artista» y Elisa Hernando destacó la «calidad técnica de la obra así como su aportación conceptual al mundo del arte». Por su parte, Manuel Patiño afirmó que «en la apuesta de Solán de Cabras por lanzar un mensaje que conjugue Arte y Sostenibilidad, la pieza de Asunción encaja perfectamente».

No obstante, el Jurado también quiso destacar la alta calidad de todos los trabajos presentados así como el interés mostrado por parte de las galerías y artistas en esta iniciativa, con una notable participación de proyectos internacionales desde países como Alemania, Venezuela, Italia, Portugal, Chile o Reino Unido.

También se ha querido reconocer especialmente el proyecto de Dénes Farkas (Hungría, 1974) representado por la galería sevillana Alarcón Criado con la obra How to calm yourself after seeing a dead body techniques. Una fotografía de gran formato resultado de un proceso de investigación del artista en diferentes bancos de conservación de semillas.

Molinos está influida fuertemente por los métodos de disciplinas como la antropología, la sociología y los estudios culturales, y su capacidad para expresarla en una pieza de arte, razones que han hecho que el Jurado del III Premio de Arte Solán de Cabras haya considerado por unanimidad que debería ser esta la obra ganadora.

Sobre Asunción Molinos Gordo
Asunción Molinos Gordo (Aranda de Duero, Burgos, 1979) ganó el Premio de la Bienal de Sharjah en 2015 con su proyecto WAM (World Agriculture Museum).

Su trabajo ha sido expuesto en instituciones como el MUSAC de León; el CAB de Burgos; Matadero de Madrid; La Casa Encendida, Madrid; el Centro de Arte Dos de Mayo, Madrid; The Townhouse Gallery,
El Cairo, Egipto; Arnolfini Centre for Contemporary Arts, Bristol, Reino Unido, Tranzit, Praga, República Checa; ART BASEL Miami Beach; Cappadox Festival, Uchisar-Turquía; The Finnish Museum of Photography, Helsinki; Museo Carrillo Gil, México y el Museo de Arte de Zapopan MAZ, entre otros.
Explora las diferentes formas de dominación intelectual desde lo urbano a lo rural. Utiliza la fotografía, el video, la instalación y otros medios para examinar el ámbito rural, llevada por un fuerte deseo de entender el valor y la complejidad de su producción cultural, así como los límites que la mantienen invisible y marginada.

«El público a quien va dirigida la obra es el factor determinante del medio. Siempre elijo un medio artístico pensado en que sea familiar y fácil de leer para el grupo de gente al que va dirigido mi trabajo. Muchas veces pienso en términos de camuflaje, ¿cómo puedo hacer para que el público no se dé cuenta de que esto es arte contemporáneo? De ahí, que algunos de mis proyectos hayan tomado la apariencia de restaurante popular, museo colonial, contestador automático, ejercicio de caligrafía árabe…», explica.

A lo largo de su carrera, la artista también ha participado en programas de residencias y educación en la Delfina Foundation de Londres o en la asociación CampoAdentro, España. Su obra está presente en colecciones como Darat Al Funun de Amán o en la TBA21 de Francesca Thyssen en Viena.

El principal foco de su obra es el campesinado contemporáneo. Durante su trayectoria ha producido obra que reflexiona sobre el uso de la tierra, la arquitectura nómada, las huelgas de los campesinos, la burocracia sobre el territorio, la transformación del trabajo rural, la biotecnología y el comercio internacional de alimentos.

Molinos estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y Antropología en la UNED. Actualmente está representada por la galería Travesía Cuatro (Madrid, España; Guadalajara, México).
Vive y trabaja entre Egipto, Emiratos Árabes Unidos y España.

ARCOmadrid 2018, organizada por IFEMA, se celebrará del 21 al 25 de febrero en los pabellones 7 y 9 de Feria de Madrid, en un horario de 12.00 a 20.00h.

Más sobre ARCOmadrid:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.