Compartir

El Espacio Fundación Telefónica presenta ‘Jennifer Steinkamp. Naturaleza Digital”, cinco obras audiovisuales de la artista norteamericana pionera en el uso de animación digital. Steinkamp busca alterar la percepción del espectador y desmaterializar la arquitectura a través de animaciones digitales inspiradas en las formas de la naturaleza. Su trabajo se centra, desde hace tres décadas, en explorar temas vinculados a la percepción, el movimiento y el espacio.

La exposición ‘Naturaleza digital’ está formada por 5 videoinstalaciones, una selección de su obra donde recrea un universo artificial en 3D de campos de flores y árboles movidos por el viento. Un ejemplo es Marie Curie (2011), un homenaje a la prestigiosa científica, aficionada a la botánica o Dervish (2009), una obra inspirada en la danza hipnótica de estos sacerdotes que recrea el movimiento de las ramas de los árboles.

Pionera en el uso de la animación digital, el trabajo de Jennifer Steinkamp se centra desde hace tres décadas en explorar temas vinculados con la percepción, el movimiento y el espacio. Presentamos cinco vídeo instalaciones de la artista estadounidense en los que transforma el espacio arquitectónico a través de animaciones digitales.

Espacio Fundación Telefónica presenta bajo el título ‘Jennifer Steinkamp. Naturaleza digital’, una exposición que reúne cinco videoinstalaciones de la artista estadounidense; una selección de obras que recrean ese universo artificial de campos de flores y de árboles mecidos por el viento. Imágenes llenas de vida que han sido generadas con programas de modelado 3D y que reactivan nuestra percepción, desmaterializando los muros de la sala y generando así lugares para explorar e inspirar, entornos que nos hacen reflexionar sobre temas diversos.

Los avances tecnológicos de las últimas décadas se han relacionado en ocasiones con una cierta pérdida del pulso de la realidad física y con una progresiva desmaterialización de las vivencias. Paradójicamente, muchos artistas se sirven de herramientas digitales con el fin de generar entornos inmersivos, en los que enfrentar al espectador a experiencias sensoriales de gran intensidad.

Jennifer Steinkamp (Denver, EEUU, 1958) reconocida internacionalmente por sus trabajos realizados en vídeo y con nuevas tecnologías, es un ejemplo claro de esta tendencia. Artista pionera en el uso de la animación digital, su trabajo se centra desde hace tres décadas en explorar temas vinculados con la percepción, el movimiento y el espacio. Su obra, que presenta en forma de vídeo instalaciones, busca transformar la arquitectura de los lugares donde se expone proyectando sobre muros, techos o ventanas imágenes tridimensionales creadas por ordenador, cuyo objetivo es alterar la percepción del espectador y generar espacios cargados de significados.

En España, su obra ha estado presente en salas y museos de arte contemporáneo: el MUSAC expuso una obra en 2005, ‘Rapunzel‘, donde recreaba el jardín de la Dama Gothel repleto de esa misteriosa flora en todas sus posibles variaciones, y por donde circula una suave brisa que parece dotarlo de vida. También su conocida pieza ‘Dervish’ en la Galería de Soledad Lorenzo en 2006, y en 2009 fue protagonista de toda una muestra en el Museo de Arte Contemporáneo de Málaga.

Una serie de constantes recorren la obra de la artista estadounidense:

Pionera en el uso del arte digital

Jennifer Steinkamp incorpora desde sus primeros trabajos la animación a sus piezas artísticas. En los años noventa, Steinkamp realiza animaciones abstractas con geometrías y manchas biomórficas, muchas de sus obras posteriores reflejan un interés creciente por la representación de elementos tomados de la naturaleza. Comienza trabajando con la imagen, luego incorpora también audio. En algunos casos, incluso introduce sensores generando experiencias para interactuar con el público.

Desmaterialización de la arquitectura

Juega con el espacio. Los muros desaparecen y se cubren de vida. Llena sus piezas de motivos que fluyen provocando efectos de extrañeza; una alteración de los sentidos, imágenes ondulantes que evocan las formas de la naturaleza en movimiento y que alteran la percepción sólida y estable de la arquitectura cuando el espectador cruza la sala.

Percepción

El arte en Jennifer Steinkamp actúa como disparador de la percepción y generador de experiencias sensoriales inmersivas. Las piezas se llenan de motivos abstractos que fluyen provocando efectos de extrañeza; una alteración de los sentidos.

La naturaleza

Podría resumirse todo su trabajo como una experiencia visual donde trata de entender la naturaleza. Jennifer Steinkamp toma elementos especialmente del mundo vegetal: árboles, tallos y flores que si bien encarnan símbolos evocadores de un mundo arcádico con el que conectamos de forma casi visceral, no dejan de generarnos una sensación de extrañeza provocada por su estética claramente digital.

Propuestas todas ellas creadas digitalmente para explorar, en definitiva, nuestra propia naturaleza.

Madame Curie

La instalación ‘Madame Curie’ (2011) se inspira en la célebre científica que recibió dos Premios Nobel por sus investigaciones pioneras en el campo de la radioactividad. Marie Curie fue además una apasionada de las plantas. Su hija, Ève Denise Julie escribió una biografía dedicada a la pasión por la botánica de su madre, y justo en este libro se inspira la pieza. A través de la renderización de más de cuarenta especies botánicas y de grandes proyecciones sincronizadas, esta obra de Steinkamp homenajea a una de las grandes figuras de la historia de la ciencia al mismo tiempo que nos hace reflexionar sobre los efectos que las explosiones y la energía atómica tienen sobre la naturaleza.

Otras piezas

En 2004 presenta ‘Dervish’, una de sus obras más conocidas y presente en la exposición: árboles proyectados en alta definición que agitan sus ramas hipnóticamente. Inspirada en la danza de los derviches y el trance que su giro provoca, el movimiento de estos árboles digitales nos habla del poder que la naturaleza ejerce sobre el ser humano, y cómo su contemplación provoca, en ocasiones, un estado de exaltación de los sentidos que asociamos a la liberación del alma y la comunión con lo divino.

Judy Crook’ (2012-2017), otra de sus obras más relevantes. Se trata de un homenaje a una de sus profesoras, una especie de vanitas contemporánea que recrea el rico colorido de las hojas de los árboles ante el paso de las estaciones.

Arte público y colaboraciones

En 2016, Steinkamp es invitada a presentar su obra ‘Botanic‘ en Times Square. Se trataba de un proyecto (Midnight Moment) que promueve el uso de las pantallas de la famosa plaza de Nueva York como soporte de propuestas de arte digital en el que ya han participado artistas como Pipilotti Rist, Ryoji Ikeda, Bjork, Laurie Anderson o Daniel Canogar. En esta pieza presenta una constelación de plantas que flotan en el espacio, floreciendo y chocando entre sí y descomponiéndose en semillas, hojas y pétalos en un loop infinito.

Winter Fountains’ (2017), su última obra, es una instalación concebida para las celebraciones de aniversario del parque Benjamin Franklin, eje cultural de Philadelphia en torno al que se aglutinan los grandes museos de la ciudad. La artista instala a lo largo del parque una serie de semiesferas brillantes de fibra de vidrio sobre las que proyecta sus animaciones. Inspirándose en las investigaciones de Benjamin Franklin sobre la electricidad, crea una serie de imágenes que evocan descubrimientos tales como la naturaleza eléctrica del relámpago o la existencia de fluido eléctrico entre los polos de carga opuesta. Estas esculturas cuyo flujo de imágenes no se detiene ante el frío y el hielo, reciben irónicamente el nombre fuentes de invierno.

Muchas instalaciones de Steinkamp están concebidas como instalaciones con sonido y para llevarlas a acabo la artista colabora con diferentes músicos, como Jimmy Johnson, un compositor y músico electrónico integrante del grupo Grain. Las animaciones de Steinkamp han sido utilizadas también por U2 en la puesta en escena de dos de sus giras mundiales, Popmart (1997) y Elevation (2001). En esta última se mostró, entre otras piezas, ‘Sun Porch Cha-Cha-Cha’ (1998).

Interés científico

Jennifer Steinkamp muestra en muchas de sus obras en claro interés por temas y cuestiones científicas: sobre los primeros descubrimientos sobre electricidad, sobre el origen de la vida en la tierra y sobre algunas reflexiones sobre la energía nuclear.

La muestra ‘Jennifer Steinkamp. Naturaleza digital’ podrá visitarse del 23 de febrero al 22 de abril de 2018 en la tercera planta de Espacio Fundación Telefónica.

Programa de talleres y actividades paralelas

La exposición ‘Jennifer Steinkamp. Naturaleza digital’ va acompañada además de un programa de talleres elaborado por nuestro equipo educativo. Hay talleres para todas las edades y la inscripción es gratuita. Consulta aquí todos los detalles.
El 22 de febrero, a las 19:30h. en nuestro auditorio, tendrá lugar la charla presentación de la muestra a cargo de la artista

‘Jennifer Steinkamp. Naturaleza digital’ presenta cinco videoinstalaciones en 3D que podrán verse en el Espacio del 23 de febrero al 22 de abril

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.