publicidad

“Cuando la Copa del Rey aún no lo era”, en la BNE

25 Mayo, 2017 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La Copa del Rey es uno de los torneos de fútbol más importantes de nuestro país.

Con motivo de la celebración de la final el próximo 27 de mayo, la BNE te enseña cuáles han sido los nombres del torneo durante su historia.

Se instauró en 1902 como Copa de la Coronación, en honor al rey Alfonso XVIII

La Copa del Rey es uno de los torneos de fútbol más importantes de nuestro país. No obstante, no todo el mundo conoce su historia, sus peculiaridades o la evolución de su nombre.

Surge en Madrid hace más de un siglo. En mayo del 1902 se disputó el “Concurso Madrid de Foot-Ball” como una de las celebraciones por la subida al trono español de Alfonso XIII. Los fundadores del Madrid Foot-ball, conocido en la actualidad como Real Madrid, Carlos y Juan Padrós, se encargaron de impulsar esta competición, que, en un principio, se llamó “Copa de la Coronación”. Fue el periódico El liberal quién difundió cuáles eran los equipos que jugarían la primera edición el 13 de mayo en el Hipódromo de la Castellana.

A raíz del éxito, Carlos Padró optó por organizar una competición de futbol anual en la que jugaran los mejores conjuntos de España, y en la que el ganador recibiera una copa entregada por el monarca. El primer año de esta competición data de 1903 y fueron tres equipos los que la disputaron: el Club Español de Foot-ball de Cataluña, el Madrid Foot-ball de la región central y el Atletic Club de la zona norte. Tras la victoria del Athletic Club, en Madrid, por afinidad, se fundó el Atlético de Madrid.

El torneo se celebró siempre en la capital madrileña los primeros años, hasta que en 1909 se decidió que tendría lugar en la ciudad del equipo ganador de la edición anterior. También en 1909 se creó la Federación Española de Clubs de Foot-ball, una asociación que reunía a los equipos más importantes del país y organizaba las competiciones.

En las primeras ediciones del torneo ocurrieron dos hechos insólitos. En 1904, cuando el Athletic Club de Bilbao ganó la competición, a pesar de no haber jugado la final, debido a la lesión de un jugador. El segundo fue en el año 1910 y se repitió en 1913, cuando se produjeron dos campeonatos en el mismo año debido a desavenencias entre los clubes, que, en ocasiones, fundaban su propio torneo.

No obstante, a partir de la década de los veinte, el fútbol en España comenzó a consolidarse y a cobrar cada vez más popularidad. A causa de esto, la revista de deportes Gran Vida dedicó su número de diciembre de 1924 al campeonato de fútbol. Este éxito desencadenó la popularidad de algunos grandes jugadores como José Samitier o Ramón Polo, popularidad que empezó a ser explotada por empresas, las cuales se lucraban con la imagen de los futbolistas.

En 1936, debido al estallido de la Guerra Civil, la competición se suspendió. Tres años más tarde, en 1939, se reanudó denominándose “Torneo Nacional de Fútbol”, y el año siguiente pasó a llamarse “Torneo del Generalísimo”. En este momento, el Athletic Club de Bilbao, uno de los equipos más importantes, perdió bastantes jugadores a causa del exilio.

El general Francisco Franco, tras tomar el poder, presionó para que España fuera incluida en la FIFA debido a la popularidad de este deporte. Algunos de los jugadores más conocidos de esa etapa fueron Agustín Piru Gaínza, Jose Luis Panizo y Telmo Zarra. A partir de 1976, el torneo volvió a cambiar su nombre y pasó a llamarse tal y como le conocemos actualmente, “Copa del Rey”.

Enlaces de interés:
– Blog BNE: Cuando la Copa aún no lo era: http://blog.bne.es/blog/cuando-la-copa-del-rey-aun-no-lo-era/

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , ,

publicidad  publicidad 

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad