publicidad

Camino del Calvario, joya del Museo Nacional de Escultura, regresa de Alemania para la Semana Santa de Valladolid

03 abril, 2017 | Por | Categoría: Actualidad, Mercado del Arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Cada año se produce en Valladolid un hecho poco usual en la vida de un museo: el préstamo de una parte de su colección para que salga en procesión por las calles de la ciudad. El ingente esfuerzo que esto supone para la institución ha llevado en los últimos años al Museo Nacional de Escultura a abrir una línea de comunicación que pretende dar a conocer la importancia de su contribución a la calidad artística de las procesiones vallisoletanas, con un total de 43 piezas prestadas a las cofradías. Esta línea incluye una campaña de difusión por los hoteles y las oficinas de turismo de la ciudad, y un exhaustivo seguimiento de su participación en las procesiones a través de sus redes sociales.

Además, el regreso del paso procesional Camino del Calvario, obra de Gregorio Fernández, tras participar en la exposición «El Siglo de Oro. The Age of Velázquez», la mayor muestra sobre el arte español del Siglo del Oro nunca antes realizada en Alemania, también ha tenido su cobertura mediática en la rueda de prensa ofrecida en las instalaciones del centro esta misma mañana.

La estancia en Alemania

Del 1 de julio al 25 de noviembre de 2016 en la Gemäldegalerie (Museo de Pinturas) de Berlín y del 25 de noviembre de 2016 al 26 de marzo de 2017 en la Kunsthalle München, en Múnich, más de 300.000 visitantes pudieron disfrutar de esta exposición titulada “El Siglo de Oro. The Age of Velázquez”.

Compuesta por una amplia variedad de pinturas y esculturas, procedentes de museos alemanes y extranjeros -como el Metropolitan de Nueva York o el Museo del Louvre-, la aportación fundamental ha venido de la mano de los más importantes museos españoles (Museo del Prado, MNAC, Bellas Artes de Sevilla, Valencia, Bilbao, etc…). En el capítulo de la escultura la contribución del Museo Nacional de Escultura ha sido capital pues ha participado con obras fundamentales de la plástica barroca española, realizadas por artistas como Juan de Mesa, Pedro de Mena, José de Mora, etc… y esencialmente, de Gregorio Fernández, con obras tan señeras como el Cristo yacente, la imagen de santa Teresa o el espectacular conjunto formado por el paso procesional Camino del Calvario.

El préstamo, cuya gestión ha sido realizada en estrecha colaboración con los museos alemanes, ha sido autorizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, titular de las obras y se ha realizado de acuerdo con las prescripciones habituales a la hora de transportar piezas de tan significado interés. Previamente a su traslado se han diseñado unos embalajes especiales a medida, con materiales adecuados para controlar las condiciones ambientales y minimizar el riesgo de vibraciones durante su transporte.

Para ello se ha contado con la colaboración de empresas especializadas en el transporte de obras de arte que disponen de vehículos especialmente adaptados para ello, traslados que se realizan bajo estrictas condiciones de custodia y seguridad detalladamente planificadas. El resultado de todo este trabajo, realizado habitualmente en las instituciones fuera de la vista del público, es facilitar el disfrute de estos bienes culturales al mayor número posible de público, consiguiendo mantener al tiempo los más altos estándares de protección de un patrimonio irremplazable.

La aportación del Museo a la Semana Santa

La Semana Santa de Valladolid está considerada como una de las más importantes de España. En los años 50 y 60 atrajo a importantes cineastas nacionales y extranjeros, como Orson Welles o José Val del Omar.

Cada año, el Museo Nacional de Escultura cede sus instalaciones y personal para el montaje de los pasos, gestiona la documentación del préstamo para hacer posible su salida como si se tratara de una exposición temporal, restaura las piezas para adecuarlas al uso procesional y vela por su conservación durante su tránsito por las calles. El valor artístico e histórico de las obras explica la necesidad de asegurar que su utilización sea compatible con la prolongación de su vida como parte integrante del edificio de la historia del arte.

El Museo no sólo aporta la parte más tangible de este acontecimiento con sus colecciones de escultura, sino que también responde al interés de los miles de fieles y turistas que visitan la ciudad con horarios ampliados y la gratuidad en la entrada.

Concretamente, el jueves 13 y viernes 14, el Museo abre sus puertas de 10 a 14 h y de 16 a 22 h. El sábado 15, lo hará de 10 a 14 h y de 16 a 19.30 h y el domingo 16, de 10 a 14 h. La entrada será gratuita todas las tardes y el domingo.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad