Compartir

Carmen Sánchez García, fallecida en Madrid el pasado 14 de julio a los 86 años de edad, había dispuesto en su testamento legar al Museo del Prado, de cuya Fundación de Amigos era miembro desde el año 2003, una casa en Toledo y 800.000 euros “para la adquisición y restauración de cuadros, específicamente”.

Según consta en los archivos de la Fundación Amigos del Museo del Prado, la donante era licenciada en Historia y una Amiga especialmente activa y participativa, ya que asistió a 25 cursos dentro de su programa de actividades. El Museo ha podido saber que, además de directora y profesora, fue fundadora del madrileño Colegio Nervión en 1973.

Los bienes han sido adjudicados ya al Museo del Prado, que desconocía haber sido designado heredero de los mismos y desea hacer público a través de un comunicado su emocionado agradecimiento a doña Carmen Sánchez por tan excepcional muestra de apoyo al cumplimiento de sus fines.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.