Compartir

MunchÚltimos días para visitar la retrospectiva del artista noruego que cerrará sus puertas en poco más de una semana. Amor, muerte, enfermedad, soledad, melancolía…, obsesiones existenciales y estados de ánimo convertidos en arquetipos universales en la obra de uno de los grandes del arte moderno, que hemos podido disfrutar en el Museo durante más de tres meses y que aún pueden verse todos los días de la semana hasta el domingo 17 de enero incluido, con horario ampliado los sábados hasta las 21 horas y apertura excepcional los lunes de 10 a 19 h.

El Museo Thyssen-Bornemisza exhibe en sus salas Edvard Munch. Arquetipos, la primera exposición del pintor noruego en Madrid desde 1984. La muestra reúne una selección de ochenta obras que examina la larga y prolífica carrera del pintor y muestra su capacidad de sintetizar las obsesiones del hombre contemporáneo.

Comisariada por Paloma Alarcó y Jon-Ove Steinaug, el recorrido de la exposición reúne un amplio catálogo de arquetipos emocionales a través de los cuales Munch nos revela diferentes obsesiones existenciales como amor, deseo, celos, ansiedad o muerte; o estados anímicos como melancolía, pasión o sumisión.

Cada una de las secciones se configuran alrededor de estos arquetipos a través de la representación de la figura humana en diversos escenarios – como la costa, la habitación de la enferma, la habitación verde, el bosque, la noche o el estudio del artista-, combinando obras tempranas y versiones tardías, pinturas y obra gráfica, para subrayar la circularidad temática y existencia de la obra de Munch.

Hasta el domingo 17 de enero

Deja un comentario