Compartir

Mangalica 2Los representantes de la ganadería de cerdos ibéricos y de mangalica intercambiaron opiniones con periodistas especializados en turismo y gastronomía en una conferencia dedicada a la conservación de las razas tradicionales en el Casino de Madrid. En el marco del Mes de Hungría, que se celebra durante el presente mes de abril, la Embajada de Hungría en España, con la colaboración del Ministerio de Agricultura, la Oficina Nacional de Turismo y de la Asociación Nacional de Criadores de Mangalica de Hungría, ofreció una conferencia profesional y degustación de productos en el emblemático Casino de Madrid.

El seminario titulado “El mangalica y el ibérico -proponiendo una alianza por la conservación de las razas tradicionales-”, fue inaugurado por parte húngara por la Embajadora, Enikő Győri, y por el Vicesecretario de Estado de Economía Agraria, Zsolt Feldman, y por parte española por Cristina Clemente Martínez, Subdirectora General de Control y Laboratorios Alimentarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Posteriormente, los representantes españoles y húngaros del sector de la cría de cerdo tradicional, entre ellos el Presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Mangalica, Péter Tóth, y el Investigador Titular en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, Antonio González Bulnes, explicaron el origen de las razas mangalica e ibérico debatiendo, a la vez con el público allí presente, los desafíos de la crianza tradicional en un mundo globalizado.

foto2Los participantes concluyeron que estas formas tradicionales de cría, de las cuales se elaboran productos que representan la cumbre de la gastronomía, se deben conservar y proteger debidamente, para cuyo fin también hace falta una cooperación y una conciliación de intereses más estrecha en el escenario europeo y mundial.

Tras la conferencia tuvo lugar una presentación y degustación de productos, donde las delicias de nueve criadores de cerdos mangalica aseguraron el disfrute culinario. La elección de la fecha de la jornada profesional coincidió con la visita a España de los criadores húngaros para estudiar la cría de la raza del cerdo ibérico (especialmente los que se conservan en régimen extensivo y se alimentan con bellota) y los procesos de elaboración del jamón ibérico conocido y reconocido mundialmente.

Previo a la conferencia profesional, el Mes de Hungría fue inaugurado con una presentación general sobre Hungría (“Hungría se presenta”), ofrecida por la embajada hungara.

Dos razas parecidas, pero muy distintas

foto1Desde hace más de 100 años se mantienen y crían en España la raza porcina ibérica y en Hungría la del mangalica con el método tradicional. Ambas razas porcinas proporcionan el material ideal del jamón curado, cuya elaboración en España tiene igualmente una tradición centenaria.

En Hungría en la curación del jamón no se ha desarrollado una tecnología avanzada como en España. Sin embargo, en la elaboración del chorizo y del salami, los hungaros presentan delicias culinarias de una calidad importante.

Como consecuencia de todo ello, la presentación de las dos especies, de los métodos de su crianza y la promoción de los productos elaborados con esta materia prima puede ser beneficiosa para ambas partes. Los productos no compiten entre sí ya que en el caso del cerdo mangalica estamos hablando de un total solo de 30.000 animales, mientras que en España en función de las calidades se puede contar por cientos de miles e incluso más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here