Compartir

1En este nuevo artículo de Consejos del experto os animamos a invertir en espejos y cornucopias de la segunda mitad del siglo XVIII de nuestro país. Este periodo fue una época de gran esplendor que acoge estilos artísticos tan diversos que corresponden con los gustos de un público variado y podemos encontrar fantásticas piezas a precios increíbles para todas economías.

Los espejos y cornucopias son un básico que no debe faltar en ningún hogar ya sea por coleccionismo o por mera decoración. Antes de comprar estas piezas, es muy importante verificar su autenticidad puesto que, como siempre os decimos, nos podemos encontrar ante una pieza de estilo y no de época. A su vez, es importante verificar las posibles restauraciones que les hayan podido realizar así como ver si el dorado es el original de la época. Si la pieza ha sido redorada posteriormente influirá notablemente en el precio ya que habrá perdido la pátina del tiempo privándole de su encanto y el paso de los siglos. Por otro lado, es fundamental que conserven la luna original.

En el siglo XVIII, los espejos iban normalmente colgados encima de las chimeneas con la finalidad de dar amplitud a la sala y reflejar la luz de las velas. Es importante distinguirlos de las cornucopias. En un momento en que los espejos eran caros, las cornucopias los sustituyeron ya que su luna de menor tamaño abarataba los costes. Tenían uno o varios brazos para soportar velas, las cuales, gracias al reflejo, proporcionaban una gran iluminación sin necesidad de una luna especialmente grande. Los vidrios podían estar grabados según modelos venecianos. Normalmente, un solo espejo iba acompañado de unas cuantas cornucopias. Iban colgadas con cordones de seda y en ocasiones creando ángulo con la pared.

marcos 1A grandes rasgos podemos diferenciar dos grandes grupos de espejos y cornucopias en la segunda mitad del Setecientos: los Rococós, de líneas más curvas y caprichosas, y los Neoclásicos, de líneas más rectas y contenidas, su elección depende del gusto de cada uno. Su precio va acorde con la calidad del trabajo de la talla del marco y su estado de conservación.

Imagen izquierda: espejo español en madera tallada y dorada de hacia 1760, precio 1.600 euros (mercado español).
Imagen central: espejo español en madera tallada y dorada de hacia 1760, precio 1.500 euros (mercado español).
Imagen derecha: espejo español en madera tallada y dorada de hacia 1760, precio 1.000 euros (mercado español).

Estas piezas hace unos años adquirían unos precio entre los 2.200 – 4.000 euros. Actualmente podemos encontrar preciosos espejos Rococós de época en el mercado español con precios sorprendentes que rondan los 800 – 1.600 euros. Es importante recordar que el Rococó nació en Francia hacia 1730 pero que no llegará a nuestro país hasta aproximadamente 1760 durante el reinado de Carlos III. Se trata de un estilo artístico anti-clásico inspirado en la naturaleza. En su decoración destaca la rocalla, las flores, las hojas de acanto y suele predominar la asimetría.

marcos 2Por otro lado, las cornucopias Rococós españolas tienen un precio que ronda los 700 euros hasta alcanzar los 2.200 euros, dependiendo éste de la calidad del trabajo al igual que ocurre con los espejos. Es muy común encontrar piezas de estilo Rococó realizadas a finales del siglo XIX pero hay que tener en cuenta que su precio es muy inferior (350 – 450 euros).

Imagen izquierda: pareja de cornucopias españolas en madera tallada y dorada del tercer cuarto del siglo XVIII, precio 1.000 euros (mercado español).
Imagen central: pareja de cornucopias españolas en madera tallada y dorada del hacia 1750 – 1775, precio 2.200 euros (mercado español).
Imagen derecha: cornucopia española en madera tallada y dorada del tercer cuarto del siglo XVIII, precio 750 euros (mercado español).

marcos 3El otro grupo que vamos a explicar es el de los espejos Neoclásicos, periodo que coincide con el reinado de Carlos IV en nuestro país. Son piezas de finales del siglo XVIII de hacia 1790, más sencillas que las explicadas anteriormente. Su decoración es de aire clásico como por ejemplo perímetros decorados con guillocas y copetes rematados por guirnaldas de hojas, lazos o ánforas. Sus precios son inferiores a los expuestos anteriormente, rondan los 700 y los 1.000 euros.

De todas maneras, es importante destacar que estamos hablando de la media de precios del mercado español pero como sucede en todos los campos del mercado del arte podemos encontrar también piezas de primera línea de precios superiores que pueden superar los 6.000 euros. Pero en líneas generales, como podéis observar, son unos precios realmente bajos para estas preciosas piezas del siglo XVIII y os animamos a todos aquellos que podáis invertir en ellos, a hacerlo, ya que seguro que ante la recuperación que se vislumbra del mercado del arte, su precio subirá notablemente.

Imagen izquierda: espejo Carlos IV en madera tallada y dorada hacia 1790, precio 750 euros (mercado español).
Imagen central: espejo Carlos IV en madera tallada y dorada hacia 1790, precio 800 euros (mercado español).
Imagen derecha: espejo Carlos IV en madera tallada y dorada hacia 1790, precio 1.000 euros (mercado español).

Más información en :

Art Decorum
Telf.: (+34) 626 885 331
Telf.: (+34) 696 185 550
info@artdecorum.es
www.artdecorum.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here