publicidad

La Galería de Marita Segovia sorprende con la obra de Julio Bauzá y Patrizia Lohan

14 enero, 2015 | Por | Categoría: Exposiciones, Galerías | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Marita SegoviaLa galería de Marita Segovia en el centro de Madrid inaugura el año 2015 con una de las mejores exposiciones que se ofrecen en amplio panorama artístico de la capital, dedicado a dos grandes artistas, Julio Bauzá y Patrizia Lohan, que se complementan de forma extraordinaria, la de Bauzá dedicada a las Geometrías cromáticas y la de Lohan al Orden sintético. Ambas exposiciones se pueden ver a partir de su inauguración el jueves 15 de enero.

Las Geometrías cromáticas de Julio Bauzá, situadas entre el arte minimal y el arte concreto, son el resultado de la evolución experimentada por este artista a lo largo de una dilatada y prolija trayectoria, escribe Margarita Ana Vázquez Manassero.

Formado como arquitecto en su Montevideo natal y como arqueólogo en Francia, en 1976 llega a Barcelona y, un año más tarde, se establece de manera definitiva en Ibiza dónde en la actualidad tiene su taller. Su irrupción en el panorama artístico tuvo lugar a comienzos de los ochenta, iniciándose en el ámbito de la escultura en hierro bajo la figura tutelar de Julio González. Sin dejar de lado su interés por la escultura y el tratamiento plástico de los volúmenes, a partir de la década de 1990 comenzó su experimentación en el terreno de la pintura. La evolución de sus realizaciones pictóricas que, en un primer momento se encuadrarían en los presupuestos del Art Brut, acabaría desembocando en un interés por el collage dadaísta en la línea de los trabajos de Kurt Schwitters.

Geometrías Cromáticas 2012 - 07-AYa a comienzos del siglo XXI, las Geometrías cromáticas constituyen la concreción plástica del amplio bagaje artístico de Julio Bauzá. Éstas derivan, por una parte, de sus experiencias previas en el ámbito del collage; tanto del que podría denominarse “collage clásico dadaísta” como de los collages volumétricos caracterizados por la inclusión de pequeños volúmenes en superficie llegando incluso a la introducción de calados en el plano pictórico. Por otra parte, en la base de estas Geometrías cromáticas subyace asimismo el interés de Bauzá por un serialismo encuadrado en los presupuestos del minimal que habría dado como resultado la realización en años precedentes de obras cuyo leit motiv no era otro que los cubos de mármol, insertados sobre el plano pictórico dotándolo de una nueva tridimensionalidad.

Como culminación de estos intereses, las Geometrías cromáticas, cuyo común denominador es la utilización de volúmenes cúbicos de madera, permiten al artista explorar un amplio abanico de posibilidades formales. Así, mediante la introducción de variaciones en la distribución espacial de los pequeños cubos, en el tamaño o cromatismo de los mismos, es posible articular múltiples relaciones dialógicas sobre el plano pictórico convirtiendo cada una de estas obras en un singular microcosmos geométrico. (Ana Vázquez Manassero).

PATRIZIA LOHAN. EL ORDEN SINTÉTICO COMO PARADIGMA EXISTENCIAL

Por su parte, el crítico Ramon Casalé dice de Patrizia Lohan que cuando vemos su obra nos damos cuenta que el arte va más allá de los planteamientos estéticos que a menudo expresan los artistas plásticos. La suya es una obra donde confluyen diversas maneras de entender la pintura, si entendemos la pintura des de una vertiente en que los colores se disponen simplemente encima de una superficie; pero la artista cuando elabora sus creaciones no lo hace pensando si se encuentra delante de una pintura o de una escultura, sino que lo hace creyendo que la pieza que está realizando llegará a ofrecernos un intenso placer contemplativo.

LOHAN 1-40x40Cuando uno observa el trabajo de Lohan no deja de preguntarse cómo puede llegar a obtener estos resultados, o sea, de conseguir representar la pintura desde el apartado tridimensional más que del bidimensional, cuyas propuestas se aproximan a un terreno donde el collage disfruta de un papel prioritario. Pero no sólo es el collage uno de los máximos protagonistas, sino que la aparición de cortes, aperturas o pliegues configuran y dotan, aun más, de contenido textural cada una de sus obras.

En la anterior exposición la crítica Raquel Medina hace mención a la dialéctica de los contrarios, o lo que es lo mismo, a las realidades opuestas. Es obvio que cuando observamos las creaciones de Patrizia Lohan se advierte la búsqueda de la perfección entre el color y la forma, sobre todo si tenemos en cuenta la austeridad cromática y la síntesis formal de su trabajo, más próximo a la abstracción geométrica, de determinados conceptos dadaístas –o del mismo nihilismo de Hume-, caso de Jean Arp o también del informalismo espacialista de Lucio Fontana. Todas estas ideas confluyen en la mayoría de sus obras, principalmente cuando surge la dualidad entre contrarios, o sea, el concepto de lleno o de vacío, de blanco o de negro, o simplemente de lo interno o externo que aparece en cualquiera de las piezas, ya que todas ellas se ven inmersas en estas circunstancias tanto a nivel dual como singular.

Pero hay un aspecto que merece destacarse como es la génesis de una pintura, sobre todo por los materiales que utiliza: encima de la tela blanca y plana, incorpora un material maleable que ella misma manipula, y que cuando está húmedo le permite obtener las formas previstas. Este material, una vez seco y con el modelaje deseado lo coloca encima del fondo blanco a modo de collage. Pero la obra aún no está acabada, ya que en algunas de las piezas se advierte un cierto cromatismo, o sea se observa el rojo, el azul o el verde, pero no en un primer plano, sino detrás mismo del collage –una vez pegado y dejando un espacio abierto-. Los colores están dispuestos de manera muy suave, casi bien imperceptibles al ojo humano, pero que dan luminosidad a la pieza. Lo que determina esta luz no es el propio color, sino la manera como está colocado, debido a que se encuentra detrás, creando un reflejo y por ello lo que observamos es el color reflejado.

Geometrías Cromáticas 2012 - 06El trabajo de Lohan se aproxima más a una idea conceptual que no expresionista, donde el objeto es más un recurso para mostrar sus ideas, que no un elemento matérico en sí mismo. Su contemplación nos obliga a reflexionar sobre diversas maneras de comprender el arte. Es evidente que un cuadro blanco y con solo un elemento añadido –o diversos- en una superficie monocromática, nos evoca a una de las obras más famosas del pintor suprematista ruso Kasimir Malevitx, como es “Blanco sobre blanco”, en que destacaban unas formas abstractas geométricamente puras, o bien de algunos artistas neoplasticistas, caso de Piet Mondrian o Theo Van Doesburg-, cuyas composiciones se podían cortar en ángulo recto, tanto vertical como horizontalmente. Pero a diferencia de ellos, Patrizia Lohan desarrolla su propio ideario, donde la inclusión de aberturas, costes y pliegues, al margen de la idea tridimensional que ocasionan estas aportaciones empíricas, origina dinamismo, ritmo cromático –cuando aplica el color detrás del pliegue-, movimiento, pero sobre todo la idea de espacio vacío que es esencial.

A diferencia de las series anteriores, como por ejemplo “Geometrical games”, en que sobresalen diferentes elementos geométricos: cuadrados, triángulos, círculos o rectángulos, la mayoría de ellos pintados con colores primarios, consiguiendo unos efectos cromáticos bien intensos, dando la idea de que la artista creaba su propio alfabeto, debido al simbolismo de estas figuras abstractas, pero ahora lo que hace es centrarse en buscar el orden dentro del desorden y ello sólo lo consigue sintetizando las formas geométricas, representándolas a manera de rectángulo o de cuadrado, originando que el color y la forma se aproximen a una idea conceptual en lugar de formal.

1Hoy en día es muy importante que cuando estemos delante de una obra de arte pueda transmitirnos la sensación de placer visual, donde la emoción, el sentimiento y la pasión estén presentes; pero si también percibimos serenidad, calma y placidez, aún se agradece más, y esto es precisamente lo que nos ofrece la pintora italo-alemana Patrizia Lohan en sus recientes creaciones que llevan como título Reflexions, invitando al público a pensar y reflexionar, yendo más allá de lo que Hume señalaba como percepciones, donde la “imaginación nos dice que nuestras percepciones parecidas son ininterrumpidas en su existencia y diferentes entre sí”. (Ramon Casalé , Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte).

Galería Marita Segovia
Calle Lagasca 7
28001 Madrid
Spain

HORARIO DE LA GALERÍA:
Lunes a Viernes
Mañanas: de 10:00 – 14:00
Tardes: de 16:30 – 20:30

Sábados
Mañanas de 10:00 – 14:00

Exposición de Julio Bauzá y Patrizia Lohan a partir del 15 de enero de 2015

Email: marita@galeriamaritasegovia.com

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad