Compartir

Foto 1El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha participado en la II Cumbre Iberoamericana de Directores de Policía que se ha celebrado en Bogotá (Colombia). En este encuentro, Ignacio Cosidó ha impulsado la creación de una Red de Expertos Iberoamericanos contra la trata de seres humanos. Un proyecto que ha recibido el respaldo unánime de todos los directores de Policía y que permitirá compartir experiencias, redefinir estrategias de actuación y fomentar la cooperación entre las Policías de los países miembros para hacer frente aún con mayor eficacia a esta nueva forma de esclavitud del siglo XXI.

Esta cumbre policial, a la que han asistido una veintena de altos mandos del centro y sur de América, España, Portugal y Andorra, tiene como objetivo aunar criterios para el desarrollo de potentes instrumentos de cooperación policial en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, la delincuencia transnacional, el tráfico de inmigrantes, la corrupción o el ciberdelito. El director de la Policía española ha destacado que “la cooperación internacional es el arma más poderosa para enfrentarnos a los nuevos desafíos globales de la seguridad y la cooperación policial iberoamericana puede contribuir decisivamente a crear un verdadero espacio iberoamericano de libertad y seguridad”.

En este foro se ha acordado también la creación de una red de expertos en el ámbito de la seguridad ciudadana cuyo objetivo es el intercambio de conocimientos y experiencias y el análisis de nuevas metodologías en esta materia.

Reglamento de Escuela Iberoamericana y plataforma virtual

En este encuentro, se ha aprobado el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Escuela Iberoamericana de Policía, IBERPOL, cuya secretaría permanente se fijó en la Escuela Nacional de Policía de Ávila. El objetivo de esta Escuela Iberoamericana es el fomento de una capacitación continua e integral en material de seguridad, el desarrollo de un equipo de formación de formadores y promover un foro virtual de excelencia para difundir los recursos, técnicas y procedimientos que resulten de interés para los Estados miembros.

Los asistentes a esta cumbre han acordado también celebrar en España, a principios de 2015, la primera reunión del consejo de la Escuela Iberoamericana para aprobar las actividades a desarrollar durante el curso académico.

Además, se ha informado de los avances realizados en la creación de una plataforma para la formación telemática diseñada por expertos de la División de Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional. Ignacio Cosidó ha señalado como una de las principales prioridades para esta Escuela es mejorar la formación en la lucha contra el cibercrimen y la delincuencia económica. El director español ha destacado “el compromiso de España, de de la Policía Nacional, de seguir impulsando una dimensión de la seguridad en el espacio de cooperación Iberoamericano, como un valor esencial para la paz, la libertad, la convivencia, la prosperidad y el bienestar de nuestras sociedades”

Código Ético Iberoamericano

La reunión de directores ha acordado también la elaboración de un Código Ético para las policías iberoamericanas que sirva de referencia común para salvaguardar los principios democráticos, los derechos humanos, la protección de los más vulnerables, el Estado de derecho y la lucha contra toda forma de corrupción. Este Código deberá ser debatido y aprobado en la próxima reunión de los Directores de Policía que se celebrara en Santiago de Chile en 2016.

La Policía Nacional española ha asumido la Secretaria Permanente de estas reuniones de directores de Policía Iberoamericanos para dar continuidad a las iniciativas acordadas en las cumbres policiales bianuales y coordinar los grupos de trabajo y redes de expertos creadas.

La primera Cumbre Iberoamericana de Directores se desarrolló en octubre de 2012 en Cádiz, tras la reunión de ministros de Interior en Valencia, y en ella se acordó avanzar en el desarrollo de instrumentos de cooperación policial, entre ellos la creación de la Escuela Iberoamericana de Policía, a través de la cual se desarrollarán actividades de intercambio de experiencias prácticas y de conocimiento. La Policía Nacional española ha tenido un papel principal en la puesta en funcionamiento de la Escuela IBERPOL y entre sus cometidos destaca la creación de un grupo de expertos en formación policial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here