Compartir

Policiía NacionalAgentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo dedicado a estafar a vendedores y compradores de arte, actuando como intermediarios. Durante el operativo se ha detenido a siete personas -en las provincias de Alicante y Madrid- y se han intervenido cinco obras de arte en la ciudad de Córdoba, que los arrestados pretendían “colocar” por 200.000 euros y que han sido depositadas en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante.

La rápida intervención de los investigadores impidió la consecución de una estafa de 60.000€ por la venta de un supuesto bajorrelieve romano del siglo I, que también ha sido incautado, además de diversos iconos griegos, piezas de marfil, esculturas de bronce, cruces talladas de plata y diez óleos sobre lienzos, entre otras piezas.

La investigación se inició hace aproximadamente dos meses, cuando se conoció un intento de apertura de una cuenta bancaria por parte de dos individuos con múltiples antecedentes policiales por estafas de gran cuantía. Tras realizar una serie de indagaciones, se comprobó que estas dos personas figuraban como administradores de dos empresas de reciente creación, dedicadas a la importación de piedras preciosas desde África, que desde el primer momento se sospechó que actuaban como tapadera de alguna actividad ilícita.

Captadores, depositarios y hasta un tasador

Tras judicializar la investigación, se fueron obteniendo datos sobre el entramado delincuencial investigado, se identificó a más integrantes del mismo y se descubrió la “especialidad” delictiva a la que se dedicaban. Los investigados se hacían pasar por tratantes de obras de arte para cometer estafas. El grupo contaba con falsos especialistas en arte, captadores de clientes, depositarios e incluso un tasador que, a conveniencia de la operación a realizar, inflaba el valor de las obras que se disponían a vender. La operación policial culminó cuando se detectó el traslado en vehículo desde Alicante hasta Madrid, de un supuesto bajo relieve romano del siglo I, donde habían encontrado un comprador que estaba dispuesto a pagar 60.000 euros por la pieza. La vendedora por su parte les había denunciado al percatarse que estaba siendo víctima de una estafa.

Durante el operativo se realizaron siete detenciones -cuatro en Alicante y tres en Fuenlabrada (Madrid)-, y se intervino el bajorrelieve. Posteriormente se localizó en Córdoba un lote de supuestas obras de arte, al que pretendían dar salida por una cantidad que rondaba los 200.000 euros. Estas obras de arte eran supuestamente propiedad de una persona afincada en Alicante, que también iba a ser engañada por este grupo delictivo. Cuando se comprobó que el propietario de las piezas no disponía de documentación alguna sobre el origen o adquisición de las mismas, le fueron intervenidas y depositadas en Museo Arqueológico Provincial de Alicante, a la espera de informe que pueda acreditar su autenticidad y procedencia.

Los investigadores practicaron registros en Alicante (2) y Córdoba (3), donde hallaron dos iconos griegos de plata, una tabla de marfil tallada, cuatro colmillos de marfil tallados, una pareja de emperadores japoneses de marfil, una pareja de minaretes de marfil, dos esculturas de bronce y marfil, dos cruces talladas de plata, tres trípticos de marfil, una virgen tallada de marfil y diez óleos sobre lienzos. Igualmente, se intervino diversa documentación relacionada con las supuestas estafas -contratos, peritajes falsos y actas notariales falsificadas-. La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal –U.D.E.F.- de la Comisaría Provincial de Alicante y el Grupo I de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Comisaría General de Policía Judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here