Compartir

POPEl Gobierno ha decidio otorgar la garantía del Estado a las obras que se exhibirán en la exposición temporal «Mitos del Pop», que tendrá lugar entre el 10 de junio al 14 de septiembre de 2014, por un valor de 267.266.869,33 €. El Estado se compromete a indemnizar por la destrucción, pérdida, sustracción o daño de cualquiera de las 58 obras que figuran en la relación que ha publicado en BOE.

El periodo de cobertura de la Garantía del Estado se inició el pàsado 10 de mayo de 2014 y surtirá efecto desde la entrega de las obras por parte del cedente hasta la devolución de las mismas en su lugar de origen o en otro designado por el cedente, con fecha límite de 30 de septiembre de 2014.

En caso de ampliación de la exposición, la garantía del Estado podrá prorrogarse, a petición de la institución solicitante, previa conformidad expresa de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas. El acuerdo de conformidad expresará el plazo de vigencia de la Garantía y las obras a las que resulta de aplicación la prórroga.

MITOS DEL POP

Museo Thyssen-Bornemisza presenta este verano la exposición Mitos del pop que propone una visión renovada de esta corriente artística desde la perspectiva que nos ofrece el siglo XXI. Con una selección de más de cien obras, que incluyen tanto la experiencia pionera del pop británico como el pop clásico norteamericano y su expansión por Europa, la muestra pretende rastrear las fuentes comunes del pop internacional y realizar una revisión de los mitos que tradicionalmente han definido al movimiento.

El objetivo es mostrar que las míticas imágenes de artistas tan significativos como Warhol, Rauschenberg, Wesselmann, Lichtenstein, Hockney o Hamilton, entre otros muchos, en su engañosa banalidad, esconden un irónico y novedoso código de percepción de la realidad, un código que sigue aún vigente en el arte de nuestros días. La primera exposición dedicada al pop en España en más de veinte años, cuenta con la colaboración de ‘Japan Tobacco International’ (JTI) y reúne obras procedentes de más de cincuenta museos y colecciones particulares de todo el mundo, con préstamos destacados de la National Gallery de Washington, la Tate, el IVAM o la prestigiosa colección Mugrabi de Nueva York, por citar solo algunos.

Más que ninguna otra corriente artística contemporánea, el arte pop capturó de inmediato la imaginación popular. Su aparición a finales de los años 1950 y comienzos de los 60 fue uno de los momentos más liberadores de la historia del arte; y no solo resultó atrayente para el gran público, la radicalidad de su desafío y su vinculación con la cultura underground cautivó también a numerosos círculos intelectuales. Frente a la extenuación que provocaba por entonces el idealismo del movimiento moderno, introspectivo y utópico, el arte pop proponía a las nuevas generaciones todo un excitante mundo secularizado en el que ya no existían límites entre lo artístico y lo profano. Para el pop toda imagen era reciclable, todo objeto era susceptible de convertirse en arte y su verdadero propósito, que el tiempo ha demostrado que lograron, era ofrecer una nueva interpretación de la imagen de la cultura contemporánea.

Imagen:

Ust what is it that makes today’s homes so different, so appealing? (¿Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas?), 1956, reproducida por Richard Hamilton en 1992. Cibrachrome. 26 x 25 cm. Colección particular

R. Lichtenstein. Vicki! I–I Thought I Heard Your Voice!, 1964. Colección Peter und Irene Ludwig)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here