publicidad

Ruta de la Guerra Civil o Frente del Agua

07 abril, 2014 | Por | Categoría: Madrid | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un recorrido histórico, cultural y medioambiental en el Valle Bajo del Lozoya, donde se conservan 25 construcciones militares de ambos bandos de la contienda.

Veinticinco construcciones de muy diferentes tipologías que los dos bandos de la Guerra Civil construyeron con un propósito: dominar el agua que abastecía a Madrid, para así hacerse con el control de la capital. Este hecho, trascendente para el desarrollo de la guerra, hizo que ambos frentes realizasen importantes trabajos de fortificación que les permitiera controlar este recurso natural, construyendo en esta área geográfica una línea defensiva-ofensiva muy extensa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVestigios de enorme valor
Durante los años que duró la contienda este frente estuvo activo y conserva todavía una variada tipología de construcciones: observatorios blindados, fortines tipo blockhaus y cruciformes, paramentos y nidos de ametralladoras, miradores fortificados y trincheras. Son, según explicó Carmen González, viceconsejera de Turismo y Cultura , vestigios de gran importancia tanto para el conocimiento de las edificaciones militares y estrategias de asedio y defensa como del desarrollo histórico de la batalla, por lo que la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura ha incluido la ruta en el Plan de Yacimientos Visitables de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha querido poner en valor este patrimonio arqueológico, que forma parte de la historia de España, y ha recuperado, documentado y señalizado estos hitos, enclavados en un paraje de alto valor medioambiental, en la Sierra de Guadarrama, creando una ruta cultural y natural. Se han invertido 62.000 euros en la recuperación y rehabilitación de los fortines así como en la señalización de la ruta. Se colocarán, en total, 32 señales informativas e indicativas, que partiendo de Paredes de Buitrago, permitirán a los visitantes seguir el camino circular y conocer cada uno de los hitos del recorrido, que discurre por un bello bosque de la Sierra, que cubre lo que durante la Guerra Civil no era más que una colina, conocida como Cerro Pelado.

En la segunda fase del proyecto, que se está realizando en este 2014, se creará una aplicación para teléfonos móviles que facilitará la orientación a los visitantes e incrementará la información de las señalizaciones. Con esta iniciativa, señaló González, se pretende fomentar el turismo de calidad vinculado al disfrute de los valores históricos, patrimoniales y paisajísticos de Puentes Viejas, en los que se han integrado estos vestigios militares, de manera que se pueda ofrecer un patrimonio variado y abierto a multitud de actividades. De hecho la ruta de la Guerra Civil se integra en un conjunto de recorridos existentes en la zona –El Pinar de Casasola; El Picazuelo; Senda del Embalse de El Villar; o el Camino de los Descansaderos, añadiendo elementos históricos y culturales a los valores medioambientales, lúdicos y paisajísticos de este lugar.

La batalla del agua
Una manera práctica de obligar a una gran ciudad a que se rinda es cortarle el suministro de agua. Eso mismo es lo que pretendieron los soldados de Franco durante la Guerra Civil, que trataron de conquistar el pantano de Puentes Viejas, al norte de la capital de España. Pero las milicias republicanas se lo impidieron tras un largo y sangriento combate. De camino al pantano había una colina llamada Cerro Pelado, entre los pueblos de Paredes de Buitrago y Prádena del Rincón.

Los combates por esta colina fueron intensos. Los republicanos sabían que si sus enemigos la tomaban ya estarían casi en el pantano, por eso ofrecieron una resistencia numantina. Y tuvieron éxito. Los franquistas no lograron conquistar el Cerro Pelado, que quedó dividido exactamente por la mitad entre los dos bandos: la cara sur, ocupada por los republicanos, y llamada “Loma Quemada” y la cara norte tomada por el ejército de Franco, conocida como “Loma Verde”. Ambos lados se fortificaron y no trataron de conquistar la zona opuesta durante el resto de la guerra. El Cerro Pelado y todo el sector de Somosierra se convirtió en lo que se llamaría un “frente dormido” hasta el fin del conflicto en 1939.

Precisamente destaca el puesto de mando franquista en la “Loma Verde”; un búnker en perfecto estado, en el que todavía se puede leer sin ninguna dificultad el nombre de la unidad que sostenía el frente en aquel sector: “Las 7ª y 8ª Centurias de Ametralladoras de Falange”. También en la zona republicana se pueden contemplar fortines y nidos de ametralladora en admirable estado de conservación.

Plan de yacimientos visitables
Los yacimientos visitables incluidos hasta ahora en el Plan están distribuidos por toda la región y dan una amplia visión de la Historia de Madrid: desde los restos de animales de hace 14 millones de años que pueden visitarse en la estación de Metro Carpetana, hasta la Calzada romana de Galapagar, pasando por el hábitat carpetano de Miralrío (Rivas- Vaciamadrid), o el castillo medieval de Arroyomolinos.

Los yacimientos visitables son:
1. Necrópolis medieval de Sieteiglesias (Lozoyuela-Navas Sieteiglesias).
2. Necrópolis visigoda de remedios (Colmenar Viejo).
3. Conjunto arqueológico de la Dehesa de la Oliva (Patones).
4. Calzada romana de Galapagar.
5. Hábitat carpetano de Miralrío (Rivas-Vaciamadrid).
6. Ciudad romana de Complutum: Foro, trama urbana y “Casa de los Grifos” (Alcalá de Henares).
7. Yacimiento romano de El Encín (Alcalá de Henares).
8. Casa romana de Hippolytus (Alcalá de Henares).
9. Castillo medieval de Arroyomolinos (1ª fase).
10. Caminería histórica del valle de la Fuenfría (Cercedilla).
11. Iglesia del Buen Suceso, estación de cercanías de Sol (Madrid).
12. Fuente de los Caños del Peral, estación de metro de Ópera (Madrid).
13. Iglesia mudéjar y necrópolis de La Mezquita (Cadalso de los Vidrios). 1ª fase.
14. Antiquarium y Paseo Arqueológico del Palacio Arzobispal. Recinto amurallado de Alcalá de Henares.
15. Yacimiento paleontológico de la Carpetana. Estación de metro de Carpetana (Madrid).
16. Yacimiento paleontológico del Intercambiador de Príncipe Pío (Madrid).
17. Yacimientos de Navalvillar y Navalahija en la Dehesa de Navalvillar (Colmenar Viejo).
18. Fortín de la Guerra Civil. El Blockhaus 13 de Colmenar de Arroyo.
19. Ruta de la Guerra Civil o Frente del Agua (Valle Bajo del Lozoya).

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad