publicidad

“Ochoa, vuelve al Sur”, exposición del pintor de la luz, en Málaga

19 enero, 2014 | Por | Categoría: Actualidad, No sólo arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Ochoa 1El Museo del Patrimonio Municipal de Málaga presenta la exposición del destacado pintor gaditano Enrique Ochoa. Bajo el título “Ochoa vuelve al Sur”, la obra del Pintor de la luz estará colgada en la Salas de la Coracha desde el 23 de enero, día de la inauguración, hasta el 23 de marzo. Enrique Estévez Ochoa,  más conocido por su firma “Enrique Ochoa”, nació el 27 de abril de 1891 en El Puerto de Santa María (Cádiz) y tuvo una infancia difícil junto a su hermana María Felisa.

Con tan sólo 5 años de edad embarca con su familia rumbo a las islas Filipinas, con motivo del alistamiento voluntario de su padre, teniente de Infantería, contra las insurrecciones en ultramar. Ingresa con ocho años en la Academia María Cristina, para la formación de los huérfanos de militares de Toledo, dónde marcado por la obra de El Greco comienza su formación artística. Ya siendo mayor de edad, el joven Ochoa, que había realizado varios cursos como cadete, tiene claro que prefiere los pinceles a las armas y se decide a ser pintor. Enrique Ochoa muere en Palma de Mallorca en 1978 y sus restos mortales son trasladados a su ciudad natal, dónde se le dedica una calle con su nombre.

En 2009, la exposición “Enrique Ochoa (1891-1978), el pintor de la música”, realizada en Aranjuez (Madrid), revisa la obra y la trayectoria de este artista desconocido por el gran público pero clave para la historia del arte español de principios del XX. El comisario de esta muestra, José Francisco Estévez, nieto del autor, destacó la necesidad de recuperar los testimonios de un pintor como Ochoa para “situar al artista y al hombre en un merecido lugar en la historia de nuestra pintura”. Su vida y obra está influenciada por el modernismo, el art decó, el surrealismo, la abstracción y el gestualismo americano.

Ochoa 2Entre toda su producción destaca especialmente su trabajo como ilustrador de más de 2.000 publicaciones. Trabajó para revistas del momento como Blanco y Negro, La Esfera y Nuevo Mundo. El trabajo de Ochoa como ilustrador, según Juan Manuel Bonet, fue de especial importancia en el conjunto de su obra. Las obras completas de Rubén Darío, publicadas en 1917, fueron ilustradas por Ochoa y, en palabras de Bonet, “aunque sólo hubiera realizado esta obra, Ochoa ya tendría garantizado un lugar en la historia del libro”.

El trabajo de Enrique Ochoa es imposible de clasificar en un concepto concreto, hecho que ha dificultado el reconocimiento de este artista total. La evolución de su pintura en el tiempo, influida por los gustos de la época, hace imposible encasillar a un artista pionero en la introducción de nuevas técnicas y tendencias. Sus retratos de mujeres son amables y con una clara influencia de los prerrafaelistas y el simbolismo. “Hay un tipo de mujer Ochoa, como hay un tipo de mujer Julio Romero de Torres, o un tipo de mujer Rafael Penagos”, calificó Bonet.

Durante su estancia en la isla de Mallorca, entre 1940 y 1948, Ochoa crea las “Imágenes internas” reflejo de un mundo onírico y da inicio a su etapa denominada “Plástica Musical”. Sus obras -pinturas y dibujos- se transforman de la figuración a la abstracción. La música y sus acordes son trasladados a la pintura para crear estados anímicos, como en “Strawinsky, pájaro de fuego”  “El ángel rosa en la Pasión de San Mateo de Bach”, “La Catedral sumergida de Debussy” o la “Danza de fuego de Falla”.

Contemporáneo y amigo de Picasso, García Lorca, Alberti, Rubén Darío o Andrés Segovia, asiduo a los círculos intelectuales y las tertulias de Madrid, fue un artista en continua evolución, que se buscó por todos los caminos que el arte le ofreció. Recibió la Medalla Nacional de Pintura, el Premio de la Bienal de Venecia (1936) y el Premio Extraordinario Princesa Sofía (1969).

Tras su fallecimiento se celebraron exposiciones conmemorativas sobre el pintor en el Circulo de Bellas Artes de Madrid (1981) y en la Fundación Barceló (2007) así como la muestra “La sombra de Chopin en Valldemossa” (2008) y  “Enrique Ochoa, el pintor de la música” (2009) en la Obra Social Caja Madrid.

Ochoa vuelve al Sur
Del 24 de enero al 23 de marzo
Salas de la Coracha
Museo del Patrimonio Municipal
Paseo de Reding, 1
Málaga

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad