publicidad

Jardines con arte para este verano

28 julio, 2013 | Por | Categoría: Actualidad, Arquitectura, Estilo de vivir, Noticia destacada, Turismo, Verano | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

jardinsorolla02Con el calor ya instalado en la ciudad, iniciamos una serie de reportajes con las mejores zonas verdes para burlar las altas temperaturas este verano. Parques históricos, jardines de museos y terrazas de lo más cultural que harán las delicias de los más urbanitas. ¡Empezamos!

Jardín del Museo Casa Sorolla
El Museo Casa Sorolla posee uno de los jardines más peculiares de Madrid. La casa del pintor valenciano, convertida en museo nacional en 1932, fue diseñada por el artista y él y su familia la habitaron durante casi veinte años. En su disposición Sorolla intentó separar su zona de trabajo, compuesta por tres estudios encadenados y con acceso directo desde el jardín, parte fundamental de la vivienda.

Distribuido en tres espacios, el jardín que rodea buena parte la construcción es otra creación más del pintor. La vegetación y el agua son los protagonistas de este bello jardín, de clara inspiración andalusí.

Joaquín Sorolla funde en ellos motivos de inspiración italiana y andaluza. Trazó el jardín inspirándose en el Jardín de Troya o del Laberinto de los Reales Alcázares de Sevilla, al que remite directamente la parte inferior de la fachada principal de la Casa Sorolla. La inspiración sevillana se incrementa con la presencia con el banco de azulejos de manufactura moderna de Triana, con el tema del Plus Ultra como tema predominante.

cafedeljardin01Ahora, un siglo después, todos podemos disfrutar de este espacio andaluz en pleno centro de la ciudad. Además, todos los jueves de julio y agosto, la entrada será gratuita a partir de de las 20.00 horas y el museo contará con un horario de apertura extraordinario hasta las 23.30 horas.

El Café del Jardín del Museo del Romanticismo
El Café del Jardín del Museo del Romanticismo es un remanso de paz en el corazón de Madrid. En él puedes desconectar, relajarte o charlar, mientras degustas un excelente café o saboreas tartas caseras. La terraza del café, cuya fuente de época, y vegetación de hoja perenne, da un ambiente acogedor y fresco para los días de primavera y verano.

Inaugurado hace dos años, se trata de un salón de té, en sintonía con la vertiente romántica del museo, con una amplia variedad de cafés y tés, tartas y bollería casera dan la opción perfecta para el desayuno y merienda. También dispone de una carta de ensaladas, tostas de pan payés, mini bocadillos (con pan a elegir entre 4 tipos) y quiches caseras, perfectas para una comida ligera, o picoteo de media tarde, acompañado de vino, cerveza, o incluso, una copita de champagne.

El acceso al Café del Jardín es libre y no es necesario visitar el museo. Este verano estará abierto de 9.30 a 20.30 horas y los domingos, de 10.00 a 15.00 horas.

Inauguración del PArque Europa con todo el equipo de gobierno y algunos embajadoras de los distintos paises.Parque Europa
Torrejón de Ardoz estrena una nueva zona verde en su municipio, una buena alternativa para darse una vuelta por las ciudades más famosas de Europa sin salir de Madrid. Se trata de un homenaje a los países del continente europeo, que cuenta con diecisiete réplicas de famosos monumentos como la Puerta de Brandenburgo, La Sirenita de Copenhague, La Torre Eiffel de París o la Torre de Belém de Lisboa.

Junto a cada una de las reproducciones, se ha instalado un panel explicativo con referencias al monumento original para conocer mejor su historia. Además, cuenta con un fragmento original del Muro de Berlín, cedido por el ayuntamiento de la ciudad.

El Parque Europa, de acceso gratuito, ha supuesto un gran proceso de transformación urbana. Fue levantado en unos terrenos que habían estado ocupado desde hace 40 años por naves abandonadas, infraviviendas y otros espacios marginales, que representaban un importante foco de insalubridad e inseguridad en la ciudad.

Las Terrazas del Museo Thyssen
El Museo Thyssen-Bornemisza es otro de los centros de arte que ofrecen una isla verde este verano en la ciudad. Además de disfrutar de sus colecciones de pintura, el visitante puede escapar del calor madrileño en su jardín del Palacio de Villahermosa, de sus terrazas, y de la oferta gastronómica de sus restaurantes.

thyssenEl jardín del museo está enmarcado por la fachada del palacio y por la del edificio blanco de la ampliación. Precisamente por este parece escalar el césped que crece sobre la cubierta de las terrazas del museo. Un espacio dividido en distintas zonas escalonadas con vistas al jardín y acceso directo desde la calle Zorrilla, que amplían su horario este verano para el visitante.

Además, el centro ofrece El Mirador del Thyssen, un restaurante perfecto para disfrutar de una carta mediterránea clásica. Este espacio está situado en la quinta planta del nuevo edificio, con vistas al Paseo del Prado, y está abierto solo en verano.

El Jardín del Museo del Traje
Moda, jardines espectaculares, gastronomía y música es lo que ofrece el Museo del traje para las noches de verano madrileñas. Todos los jueves de julio y agosto, el centro alargará su horario de apertura para que los madrileños puedan disfrutar de sus colecciones y de sus grandes jardines durante las noches de verano.

Como novedad, el museo participa en el programa “Voces en el Jardín” de los Museos Estatales, con un concierto gratuito de música ligera en sus jardines el miércoles 24 de julio a las 22:00h.

Museo del Traje - Jardín nocheLos que se acerquen hasta el museo podrán disfrutar del excepcional servicio de restauración y cafetería del Café de Oriente en un entorno único, con posibilidad de degustar sus originales menús nocturnos: Traje Clásico, Traje Prêt-a-Porter y Traje de
Alta Costura.

Además, las propuestas del museo para las noches de verano se complementan con una programación destinada a todo tipo de públicos, e incluye visitas guiadas, proyección de películas, y la posibilidad de que los más pequeños de la casa pasen una noche de juegos y misterio en sus salas.

Jardines del Reina Sofía
El Museo Reina Sofía es otro de los grandes museos de la capital que ofrece interesantes espacios al aire libre para pasar los días de verano. El más famoso es el jardín que se encuentra en el patio central del edificio de Sabatino. Se trata de un jardín de 4.500 m², diseñado por el arquitecto Francisco Sabatini en el siglo XVIII, con zonas ajardinadas, fuentes y esculturas de Alexander Calder, Joan Miró y Eduardo Chillida. Un lugar donde desconectar, conversar y deleitarse de espacios arquitectónicos únicos.

historia_museo_jardinAdemás del jardín, el museo cuenta con una espectacular azotea en el nuevo edificio de Nouvel con impresionantes vistas de la ciudad. La panorámica regala al visitante el reflejo de las cubiertas de los edificios y ofrece una inigualable visión sobre Madrid.

En ambos espacios, el museo pone a disposición sendas terrazas con servicio de bebidas para poder tomar algo después de la visita a sus colecciones.

El Bosque Encantado
San Martín de Valdeiglesias, en la sierra de Madrid, ofrece un singular parque temático lleno de magia y fantasía. Pensado para los más pequeños, el Bosque Encantado es un jardín botánico con más de trescientas esculturas realizadas en los setos de gran tamaño realizadas por los mejores artistas de arte topiario de Europa.

Todo tipo de animales, soldados, carrozas, un grupo de música, princesas, duendes y hasta fuentes hechas de arbustos se pueden ver en este singular jardín que hará las delicias de los más pequeños.

El parque, que cuenta con más de medio millar de especies vegetales, ofrece también laberintos, exposiciones de cactus, bonsáis o plantas aromáticas. Además, dentro del propio parque transita un arroyo y en uno de los sus rincones cae una de las pocas cascadas naturales de la sierra oeste de la Comunidad de Madrid, del arroyo de Las Casetas.

bosqueencantado02Jardín Vertical del CaixaForum
Inaugurado en 2008, al mismo tiempo que el centro cultural del que forma parte, el Jardín Vertical del Caixaforum se ha convertido ya en uno de los lugares preferidos por los madrileños.

Ubicado en una de las paredes de la plaza que se construyó donde antes había una gasolinera, está abierto a todos los viandantes por el Paseo del Prado. Patrick Blanc fue el encargado de diseñar este espectacular jardín que cuenta con 24 metros de altura, 460 m² que albergan 15.000 plantes de 250 especies diferentes.

Se trata de la primera fachada vegetal que se construyó en España. Un poderoso muro vegetal que sobrevive sin tierra, que solo necesita agua y nutrientes. La instalación se compone de tres elementos clave: un soporte metálico vertical, una lámina plástica y una capa de fieltro de poliamida. Las raíces de las plantas se insertan entre estas dos capas de la manta y se sujetan mediante grapas.

El suministro de agua y nutrientes minerales se lleva a cabo mediante la instalación de una red de tuberías, con boquillas de goteo, alimentada por una bomba de agua. La forma de riego (automática) se realiza desde la parte superior del soporte estructural y el agua sobrante que escurre por el muro lo recoge una canaleta ubicada en la parte inferior del mismo.

Nueva imagen (1)La Quinta de los Molinos
Uno de los jardines históricos de Madrid menos conocidos es la Quinta de los Molinos, situado en la recta final de la calle de Alcalá. Se trata de un parque de titularidad pública, cuyo origen fue una finca de recreo rústico-urbana con zonas de explotación agrícola y un marcado carácter mediterráneo, que dispone de edificios y arquitecturas declaradas de alto interés.

El parque cuenta con grandes extensiones de arbolado, en el que podemos encontrar olivos, pinos, eucaliptos y, sobre todo, bellos almendros, que florecen en a finales del invierno y ofrecen un fantástico espectáculo.

Los orígenes de La Quinta de los Molinos se remontan a los años veinte del siglo XX. El núcleo originario de la finca fue el entorno del palacete y la zona situada al norte del camino de Trancos o de la Quinta. El resto de la finca es el resultado de varias adquisiciones posteriores. Hacia 1925 se inició la construcción del palacete, posteriormente se edificó la Casa del Reloj.

Todas estas edificaciones que acompañan al parque, incluido la casa palacio, forman un conjunto único de la arquitectura prerracionalista madrileña de principios del siglo XX, sobre todo porque no existe en toda la ciudad un jardín tan extenso y tan bien conservado de aquel periodo.

capricho02Parque del Capricho
El jardín El Capricho de la Alameda de Osuna es uno de los espacios verdes que conforman el patrimonio artístico-natural de Madrid. Se trata de uno de los parques más bellos de la ciudad y, paradójicamente, es todavía un gran desconocido para los madrileños.

Este jardín de 14 hectáreas, ubicado en el distrito de Barajas, nace sobre 1784 cuando los Duques de Osuna, una de las familias más ilustradas y poderosas del momento, adquieren esta finca para dar rienda suelta a sus inquietudes artísticas y para alejarse de la gran ciudad.

Durante la Guerra Civil, lo que había sido un lugar de recreo se convirtió en Cuartel General del Ejército del Centro, de cuya época queda un entramado de búnkers que recorre el jardín. Finalizada la guerra, la finca pasó por manos de varias inmobiliarias hasta que en 1974 el Ayuntamiento de Madrid compró el parque y varios años después comenzase su restauración. Tras varios periodos de abandono, fue recuperado en 1999, trabajo que en 2001 le valió el diploma Europa Nostra.

La excelencia paisajista de El Capricho se manifiesta en tres tipos de jardines clásicos: el parterre o jardín francés, el paisajista inglés y el giardino italiano. Además, cuenta con una particularidad: los caprichos.

Se trata de una serie de edificaciones de carácter efímero y singular que convirtieron al paraje en una especie de parque temático. Para el divertimento y el juego de niños y grandes se levantó un fortín, con foso y cañones incluidos, en el que da comienzo la ría que recorre gran parte del jardín. La Casa de la Vieja, que recuerda el modo de vida de las clases más populares, o la ermita, de aspecto ruinoso y en la que habitó un ermitaño que sorprendía a quienes se perdiesen por el paisaje, son algunos de estos caprichos construidos para familiarizarse con las clases más populares.

Casa Museo Sorolla
Calle General Martínez Campos, 37

Museo del Romanticismo
Calle San Mateo, 13

Parque Europa de Torrejón
De domingo a jueves y festivos, de 10.00 a 24.00 horas
Viernes, sábados y vísperas de festivos, de 10.00 a 02.00 horas

Las Terrazas del Thyssen
Del 4 de junio al 15 de septiembre
Abierta hasta las 02.00 de la madrugada

El Mirador del Thyssen
Abierto del 4 de junio al 14 de septiembre
De martes a sábados, de 20.30 a 01.00 horas

Museo del Traje
Jueves de julio y agosto, hasta las 22.30 horas
Voces en el Jardín. Concierto gratuito el miércoles 24 de julio a las 22.00 horas
Ave. Juan de Herrera, 2

Bar Terraza Jardín Sabatini
Santa Isabel, 52
Todos los días de 12.00 a 21.00 horas
Domingos, de 12.00 a 19.00 horas

Bar Terraza Nouvel
Ronda de Atocha
Todos los días de 12.00 a 19.00 horas
Domingos, de 13.00 a 17.00 horas
Martes, cerrado

El Bosque Encantado
De 10.30 hasta el anochecer
Entrada, 10 euros
Entrada para niños de 3 a 12 años, 6 euros
San Martín de Valdeiglesias

Jardín Vertical
Caixaforum Madrid
Paseo del Prado, 36

Quinta de los Molinos
Calle Alcalá, 541
Abierto todos los días del año, de 6.30 a 22.00 horas

Parque del Capricho
Alameda de Osuna

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad