publicidad

Todo Dalí en la gran apuesta expositiva del Reina Sofía

25 abril, 2013 | Por | Categoría: Actualidad, Centro de Arte, Exposiciones, Fundaciones, Museos, Noticia destacada | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

DALI-Retrato de PicassoTras su paso por el Centro Pompidou de París, la esperada exposición de Dalí llega al Reina Sofía con las obras más célebres del pintor catalán y excepcionales préstamos nunca antes vistos en España. La muestra, que reúne más de 200 piezas, exhibe al artista global y realiza un recorrido por todas las etapas de Dalí.

Manuel Borja-Villel, director del museo madrileño, afirmó que se trata de una exposición “compleja, con algo de irrepetible” y recordó que no se realizaba una retrospectiva de estas dimensiones en España de Dalí desde la década de los 30.

“Dalí es un artista cuya obra es absorbida desde el principio, y que supo entender desde el principio la importancia de los medios y de la publicidad”, explicó Borja-Villel. El director del museo repasó todos los aspectos de la obra del pintor que se reflejan en la muestra: la visión material, el método paranoico-crítico, la idea de fragmentación, la teatralidad y la superación de la visión romántica del arte.

Retrospectiva única
Por su parte, Montse Aguer, una de las comisarias de la muestra, destacó la realidad onírica de Dalí, sus creaciones perturbadoras y enigmáticas y su imaginación desbordante. “Dalí bascula entre el gran respeto por la tradición y por los grandes maestros, y su gran interés por la modernidad y por probar nuevas técnicas y lenguajes”, afirmó Aguer.

La selección de obras que componen la muestra proceden de importantes instituciones y colecciones privadas y de los tres depositarios principales de la obra de Salvador Dalí: la Fundación Gala-Salvador Dalí de Figueres, el Salvador Dalí Museum de St. Petersburg de Florida y el propio Museo Reina Sofía.

dali_logopress04La exposición se estructura en once secciones que contienen, además de pinturas y dibujos, material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y filmaciones de enorme importancia para entender el complejo universo del artista. El período surrealista constituye el núcleo de la muestra y hace especial hincapié en el método paranoico-crítico desarrollado por el artista como mecanismo de transformación y subversión de la realidad.

Piezas nunca vistas en España
Además, el visitante podrá contemplar una treintena de piezas que nunca antes se habían visto en nuestro país. Es el caso de Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano (1931), Bañistas (1928) o Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo (1943).

La muestra arranca con una sección dedicada a las primeras obras de Dalí en la que predominan los elementos que marcaron su infancia, como la familia y el entorno que le rodeó en estos años. También se incluyen algunos de sus autorretratos que nos acercan a la visión que el pintor tuvo de sí mismo en esta época.

La llegada del artista a la Residencia de Estudiantes de Madrid en 1922 y su encuentro con, entre otros, Federico García Lorca y Luis Buñuel, protagonizan un segundo ámbito. En este momento, Dalí se inspira cada vez más en las vanguardias y coquetea con diferentes “ismos”, como el cubismo, el fauvismo o el futurismo. Entre otras obras, se podrá ver el emblemático Retrato de Buñuel (1924) o Academia neocubista (1926).

dali_logopress03Surrealismo
La etapa presurrealista del artista está representada por obras como Asno podrido (1928) o Carne de gallina inaugural (1928). Ya en plena etapa surrealista, Dalí desarrolla su método paranoico-crítico, que centra la tercera sección de la muestra, con la presencia de grandes obras como El Gran Masturbador (1929), La persistencia de la memoria (1931) o El Espectro del Sex-Appeal (1934).

El recorrido continúa con un ámbito dedicado a la relectura que el artista hace de El Ángelus (1857-59) de Jean-François Millet. En palabras del propio Dalí: el Ángelus de Millet se convierte de súbito para mí en la obra pictórica más turbadora, la más enigmática, la más densa, la más rica en pensamientos inconscientes que jamás ha existido.

A partir de 1936 y huyendo de la Guerra Civil española, Dalí y Gala pasan la mayor parte del tiempo en Francia, exceptuando algún viaje a los Estados Unidos e Italia. La experiencia personal del artista se traslada a óleos tan perturbadores como Premonición de la guerra civil (1936) o El rostro de la guerra (1940).

Etapa en Estados Unidos
Más tarde, el inicio de la Segunda Guerra Mundial lleva a Dalí y Gala a exiliarse a los Estados Unidos, donde residen ininterrumpidamente entre 1940 y 1948. El conflicto internacional y la catástrofe nuclear de Hiroshima y Nagasaki transforman profundamente su obra. En este momento empieza su etapa mística y nuclear, con obras como Cabeza rafaelesca estallando (1951) o La máxima velocidad de la Madonna de Rafael (1954).

dali_logopress01El dibujo está presente también en la exposición con una treintena de obras originales que sirvieron para ilustrar su autobiografía La Vida Secreta de Salvador Dalí. El dibujo le sirve al artista no como mera ilustración, sino como herramienta indispensable para seguir narrando sus memorias.

Incursión en el cine
La maestría y el ingenio del Dalí pintor se pondrá también al servicio de un campo que no le es propio: el del mundo del espectáculo. Una vez más, sus ámbitos de creación se expanden hacia la escritura de guiones cinematográficos o el diseño de decorados y vestuario. La muestra proyecta películas como Un perro andaluz (1929), o Recuerda (1945), de Hitchcock.

La exposición finaliza con una sección en la que se aprecia cómo a partir de los años 60 y hasta el final de su carrera, los intereses de Dalí continúan expandiéndose. Su fascinación por la ciencia y las nuevas tecnologías se traduce en la exploración de lenguajes de futuro, como la holografía o la estereoscopía. A la vez, su papel como agitador de masas se refuerza en los happening y performances que concibe y protagoniza. Durante la década de los ochenta, las teorías matemáticas desarrolladas por René Thom darán forma a un nuevo universo que el pintor ya no abandonará, algo de lo que es ejemplo su última obra, Cola de golondrina y violonchelos (1983).

Irene G. Vara

Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas
Del 27 de abril al 2 de septiembre
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
De lunes a sábado y festivos, de 10.00 a 21.00 horas
Viernes, de 10.00 a 23.00 horas
Domingo, de 10.00 a 19.00 horas
Martes, cerrado

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Un comentario a “Todo Dalí en la gran apuesta expositiva del Reina Sofía”

  1. oktapodi dice:

    “Destino” es el cortometraje encargado por Walt Disney a Dalí en 1945. Trabajo inconcluso, que fue retomado en 2003 gracias a los bocetos e instrucciones que había dejado el propio Dalí. Disfrutad de esta maravilla de corto http://bit.ly/ZCXrpF

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad