Compartir

mesopotamia_logopress07El Caixaforum de Madrid invita a los visitantes a realizar un viaje en el tiempo y el espacio en su nueva exposición Antes del Diluvio. Mesopotamia, 3500-2100 a.C., con el objetivo de dar a conocer las últimas investigaciones sobre los pueblos sumerios y para mostrar la enorme influencia de esta primera cultura del Próximo Oriente en nuestra forma de vida actual.

Se trata de la primera muestra que aborda la civilización del Delta del Tigris y el Éufrates desde la Guerra de Irak y se podrán ver importantes préstamos como el Gudea de pie, del Museo del Louvre. “La exposición no ha querido ser solo sobre arqueología, también quiere reflexionar sobre el alcance de esta civilización en el mundo occidental”, explicó Pedro Azara, comisario de la muestra.

Cultura apasionante
La cultura mesopotámica es aún en día menos conocida que otras culturas antiguas como la egipcia o la griega, pero no por ello menos apasionante. Las ciudades, construidas en adobe, yacían, y yacen todavía en ocasiones, sepultadas bajo gruesas capas de aluviones fluviales. Por lo tanto, queda mucho por descubrir y por investigar.

La primera gran arquitectura monumental, la primera planificación territorial, la primera escritura de la historia y la primera contabilidad se originaron en Uruk hacia el año 3500 a. C. El recorrido reúne un conjunto único de 400 piezas procedentes de treinta y dos museos y coleccionistas de todo el mundo relacionadas con los distintos aspectos de la cultura que se desarrolló en las llanuras aluviales del Tigris y el Éufrates en los milenios IV y III a. C.

mesopotamia_logopress03Obras de arte y de artesanía, joyas y objetos rituales, textos y símbolos muestran la forma de entender el mundo y la sociedad en el delta del Tigris y el Éufrates. Las ciudades mesopotámicas ejercieron una gran influencia en el mundo griego y judeocristiano, condicionando de modo decisivo el surgimiento de la civilización europea.

Investigaciones recientes
La muestra se complementa con documentación tal como ejemplares de textos árabes desde el siglo IX y cristianos desde el siglo XVI hasta los años treinta del siglo pasado, de viajeros que recorrieron, a partir del siglo XII, el sur de Mesopotamia.

Las recientes guerras, invasiones y pillajes han devastado unos frágiles yacimientos arqueológicos. Además, el frágil material de construcción habitualmente utilizado (adobe y barro), las filtraciones de agua que desde la antigüedad empapan los edificios y el salitre han dañado aún más cimientos y muros de las edificaciones. Todo ello hace más difícil el acceso a los yacimientos y a la investigación, pero también contribuye a la creación del mito.

Un poco de historia
Hace unos 5.500 años, en lo que hoy es el sur de Iraq, los pueblos mesopotámicos que hablaban sumerio y acadio crearon las primeras ciudades. Con la primera ciudad, Uruk, se creó la primera red de comunicaciones, con sus vías, canales y postas, se desarrollaron jerarquías sociales y la división del trabajo, el capitalismo, un poder fuerte (monárquico o imperial), la escritura, el cálculo, las unidades de medida del tiempo y el espacio, el valor de los bienes y el derecho, manifestaciones culturales a través de las cuales el ser humano se fue desmarcando de la naturaleza, al mismo tiempo que la dominaba.

mesopotamia_logopress01Así, parece claro que la ciudad es una estructura física y social inventada o desarrollada plenamente en el sur de Iraq, ya a mediados del IV milenio a. C., como demuestran los restos de la ciudad «sumeria» o «pre-sumeria» de Uruk.

Las investigaciones realizadas en las últimas décadas indican que, más que un pueblo con unas características étnicas, lingüísticas y culturales propias, en Mesopotamia convivieron tribus de distintas procedencias con lenguas y tradiciones diversas.

Antes del Diluvio. Mesopotamia, 3500-2100 a.C.
Del 27 de marzo al 30 de junio
Caixaforum de Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here