Compartir

1- Lorenzo Tiepolo, MajaLa exposición cerrará sus puertas el próximo domingo 20 de enero.

Una parte de nuestra historia contada a través de obras de arte en el Palacio Real de Madrid.

La exposición gira en torno a la controvertida figura del infante don Luis de Borbón y Farnesio, el hermano menor del rey Carlos III, y está articulada mediante siete apartados, cuyos enunciados exprimen aquellas vicisitudes biográficas del citado infante que, de una manera o de otra, propulsaron su patrocinio artístico, científico y cultural en el contexto histórico de la Ilustración española de la segunda mitad del siglo XVIII.

Quinto hijo varón de Felipe V, la posibilidad de acceso del infante don Luis al trono español era, en principio, tan remota que fue destinado a la carrera eclesiástica, pero un conjunto de impremeditadas circunstancias –la muerte sin descendencia de dos de los cuatro hermanastros y hermanos que le precedían y el hecho de que los hijos de Carlos III no hubiesen nacido ni se educaran en España, como prevenía la Ley Sálica– le colocaron en el ojo del huracán de la sucesión, sobre todo, al renunciar el infante don Luis a los veintisiete años a su flamante destino en la iglesia española y al demostrar que era muy capaz biológicamente de engendrar hijos. Al final sólo se calmó la inquietud de la Corte al respecto al ser obligado a contraer un desigual matrimonio morganático que anulaba sus aspiraciones y derechos.

Goya,LafamiliadelInfanteDonLuisEl primer apartado de la exposición, titulado Conversaciones nocturnas, reúne un conjunto de cuadros pintados con la técnica naturalista del claroscuro y que representan escenas formadas por un grupo de figuras retratadas compartiendo un ámbito común. El principal, La familia del infante don Luis de Borbón, es el que pintó Goya, en 1784, cuando, tras sus esponsales con la joven aragonesa doña María Teresa de Vallabriga, el matrimonio y sus hijos vivían ya en el suntuoso destierro del palacio de Arenas de San Pedro. En dicho cuadro, no sólo están representados los miembros de esta insigne estirpe caída en desgracia, sino algunos de los componentes de esa pequeña corte exiliada.

Este grupo de catorce figuras, sorprendidas en una tertulia nocturna, tiene algo de Conversation Piece, «Escenas de conversación», que es como se llamaban este tipo de escenas familiares cuando se pusieron de moda en el Reino Unido durante el siglo XVIII. En relación con los retratos de grupo holandeses del siglo XVII, en los que se juntaban en un mismo espacio miembros de una coorporación, el nuevo sesgo dado al tema por los británicos fue el de representar el marco íntimo familiar, implicando a los retratados en una anécdota que activamente los unificase, como se observa en el cuadro de Joseph Wright of Derby, algunos de cuyos elementos más característicos influyeron, sin duda, en el de Goya, que lo pudo ver a través de una estampa.

MariaTeresadeVallabrigaacaballo-Goya-ExpoPalacioReal2012-pNo obstante, en La familia del infante don Luis de Borbón sobrevuela el tema del amor, lo que explica la presencia en este apartado, del cuadro Hércules y Ónfala, también de Goya, en el que la recreación de la ridícula servidumbre del mítico forzudo campeón a manos de la perversa reina de Lidia puede interpretarse como una traslación irónica de la suerte padecida por el infante don Luis obligado a sufrir los desplantes de una joven mujer de clase inferior, por cuyo matrimonio morganático pierde sus derechos y ha de vivir en un forzoso apartamiento de la Corte.

Con el capítulo Igual / desigual, se abordan no sólo las cuitas del infante don Luis, que se vio impelido a contraer nupcias desiguales desde todos los ángulos –con una mujer de inferior condición y escandalosamente más joven–, sino también la transformación de la idea de matrimonio desde una concepción «Antiguo Régimen», en la que primaban los intereses sobre los afectos, hasta otra revolucionaria burguesa, donde, dentro de lo que cabe, el sentimiento y el gusto eran lo primordial. El caso del impuesto matrimonio morganático del infante don Luis, con su rico trasfondo de paradojas, es ideal para este asunto, pues trata de alguien que se ve obligado a renunciar a su condición –y, por tanto, es castigado al hacerlo–, poniendo en evidencia todos los vicios institucionales del matrimonio por conveniencia o interés, que entonces empezaba a ser denunciado.

DonLuisdeBorbón-PalacioReal-PatrimonioNacional-ColecSuecaLos dos apartados subsiguientes, los titulados Álbum familiar y Propios y extraños, no nos plantean problemas argumentales, porque el primero consiste en una amplia serie de retratos de los miembros de la familia directa del infante don Luis, los padres y los hijos, en diferentes momentos de sus respectivas vidas, la mayor parte de ellos, por cierto, pintados por Goya, mientras que el segundo acoge a los satélites que, de una manera u otra, gravitaron sobre los primeros.

Entre los primeros, además del infante y doña María Teresa de Vallabriga, están sus hijos, que, con el paso del tiempo, serán el infante-cardenal, la condesa de Chinchón y la duquesa de San Fernando, una vez que fueron reivindicados, ya en época de Carlos IV, entre otras cosas, curiosamente, por otra boda: la que unió, en matrimonio de conveniencia, a la condesa de Chinchón con Godoy. Entre los segundos, están el propio Godoy, la que fue su amante más duradera y, finalmente, su esposa, Pepita Tudó, y el franciscano padre Eleta, confesor de Carlos III y, a lo que parece, quien urdió el acoso y derribo del infante don Luis.

Autorretrato-LuisParet-PatrimonioNacional-PalacioRealLos apartados quinto y sexto de la exposición están dedicados, de forma monográfica y sucesiva, respectivamente a los pintores Luis Paret y Alcázar (1746- 1799) y Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828), pues ambos estuvieron tutelados, cuando más falta les hacía, por el infante don Luis. Al primero, le ayudó para que emprendiera el crucial viaje de formación a Italia y, luego, le nombró su pintor de corte, no retirándole su apoyo ni cuando, por los «escándalos» del libertinaje del infante don Luis, Paret fue implicado en el proceso y exiliado a Puerto Rico. Al segundo, le llamó, durante 1783 y 1784, para que pintase a su recién creada familia, en grupo y a través de una amplia serie de retratos individualizados, conjunto de encargos que ayudaron a aupar a Goya en su indeclinable ascensión artística. Pero destacar monográficamente la obra de estos dos pintores no sólo responde al hecho de haber gozado de la estratégica promoción del infante don Luis: ambos, sin lugar a dudas, junto a Luis Meléndez, son los pintores más importantes de la segunda mitad del siglo XVIII español.

Por último, con el título genérico de El gabinete del infante don Luis, se ha querido constatar cómo el alcance del interés cultural y el mecenazgo de este miembro de la familia real española no se limitó sólo a lo artístico, sino que, muy a la nueva manera de la Ilustración, tocó otros campos de la antropología y las ciencias naturales.

RetratodLuisMaríadeBorbónyVallabrigaestudiandoEn este sentido, este apartado se subdivide en tres secciones: La primera, Tipos populares, donde se recogen cuadros de personajes y escenas populares españolas, la segunda, Cámara de las maravillas, es un típico cajón de sastre de las muy diversas aficiones del infante don Luis, que eran científicas, musicales, arquitectónicas y de artes decorativas; y la tercera, Colección del infante, consistente en una reconstrucción, por fuerza parcial, de lo que fue su magnífica colección de pinturas. Este remate es el broche que cierra brillantemente la memoria de ese refinadísimo mecenas que fue el infante don Luis.

Datos de interés
Goya y el Infante Don Luis: el exilio y el reino
Lugar: Salas de exposiciones temporales del Palacio Real de Madrid
Fechas y horarios: 30 octubre 2012 – 20 enero 2013 Todos los días de 10:00 a 20:00 horas Aviso incidencias horarias…
Entrada 5 €
Entrada reducida exposición: 3€
Tel. 91 454 88 00

Organiza y colabora: Patrimonio Nacional y Fundación Banco Santander
Comisario: Francisco Calvo Serraller. Catedrático de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid. Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.
Comisaria adjunta: Mª. Luisa Martín de Argila. Historiadora del Arte.
Número de obras: 298.

Goya, MariaLuisadeBorbonMás información en:

 

La garantía del Estado de la exposición supera los 200 millones de euros…

Navidad en el Palacio Real con Goya y el Infante Don Luis…

Luis Paret, pintor de corte del Infante Don Luis…

El “borrón” de Doña María Teresa de Vallabriga a caballo, en el Palacio Real de Madrid…

El Infante Don Luis de Borbón y Farnesio. Una historia de novela en el Palacio Real de Madrid…

Goya, el Infante don Luis y la Ilustración en el Palacio Real…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here