Compartir

Las imágenes más antiguas muestran a María acostada, sus largos cabellos destrenzados indican su condición de doncella. Los colores propios son el azul y el rojo o rosa.

La indumentaria de José suele ser judía hasta el siglo XV. Coincidiendo con el antisemitismo y la expulsión de los judíos en España, se le otorga la idea de fidelidad a Jesús y se añaden nuevos elementos a su vestimenta. Las figuras antiguas suelen representarle arrinconado y envejecido, a partir del Concilio de Trento lucirá una figura más joven, rostro agradable, vestidos discretos (amarillo y el marrón o dorado y tonalidades violáceas). La vara es el símbolo de Aarón, hermano de Moisés.

Los ángeles más antiguos suelen representarse en grupos de pie y tocando instrumentos musicales o de rodillas adorando al Niño, generalmente de tamaño inferior al resto de las figuras del Misterio.

Los Magos Melchor, Gaspar y Baltasar representan las edades del hombre y las tres razas conocidas, blanca, amarilla y negra, descendientes de Sem, Cam y Jafet, los hijos de Noé.

La presencia del buey y del burro se debe a una errónea interpretación de Isaías 1, 3 y de Habacuc 3, 2 (versión “Itala”). Figuras que se han consolidado en los belenes tradicionales.

Materiales y estilos
Las figuras pueden ser de dos tipos: en grupo (varios personajes agrupados en forma no divisible) y exentas (figuras independientes).

El material suele ser de barro cocido, pero también las hay de madera tallada (boj, peral, pino, cedro). Rara vez se encuentran de cera (utilizada en Castilla) o cartón, papier maché (utilizado en el gótico).

Figuras de palillo son aquellas que se han modelado, son piezas únicas. En serie son figuras semifabriles, utilizando moldes y pintadas a mano. Figuras de cacharrería, están realizadas con moldes muy antiguos.

La pintura más antigua se realizaba con barnices grasos, actualmente se utiliza anilinas y barnices industriales en algunos casos aplicados con pistola. Y para envejecer se logra gracias a distintas pátinas. Prácticamente todas las figuras que se encuentran en el mercado proceden de Cataluña, Andalucía y sobre todo de Murcia.

Los vestidos sobre las figuras proceden de la influencia napolitana, se suele utilizar el estuco y colas sobre lienzo, sedas lisas, engomadas y pintadas o el papel de seda.

El Belén

San Francisco de Asís en el año 1223 dio origen a los pesebres o nacimientos que actualmente conocemos, popularizando entre los laicos una costumbre que hasta ese momento era del clero, haciéndola extra-litúrgica y popular.

más sobre belenes…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.