publicidad

Los rascacielos más emblemáticos en una exposición sobre arquitectura en CaixaForum

09 octubre, 2012 | Por | Categoría: Actualidad, Arquitectura, Exposiciones, Fundaciones, Noticia destacada | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Torres y rascacielos. De Babel a Dubái, la nueva exposición de CaixaForum, evoca la fascinación natural que inspiran los edificios a gran altura y recorre el afán humano por construir cada vez más alto. Partiendo del mito de la Torre de Babel, la muestra nos acerca al mundo de los rascacielos desde perspectivas muy diversas: la historia y el mito, la ingeniería y los desafíos constructivos, la integración en el paisaje, la sostenibilidad y los retos del futuro.

En total se pueden admirar unas doscientas obras entrefotografías, entrevistas filmadas, grabados, pinturas, dibujos o proyecciones. Además, para esta exposición se han producido ocho nuevas maquetas a escala 1:200 de algunos de los edificios más singulares de la historia de los rascacielos, como el Home Insurance Building de Chicago, el edificio Chrysler de Nueva York, el edificio de la Universidad de Moscú o la torre Burj Khalifa de Dubái.

Icono de la modernidad
El rascacielos es uno de los iconos de la modernidad. La imagen del rascacielos se ha convertido en una respuesta interesante a la escasez de espacio, no solo en las grandes ciudades de Occidente, sino en cualquier parte del mundo. Pero este afán humano por construir cada vez más alto se remonta al mito de la Torre de Babel, desde donde arranca la exposición, y que fue una gran fuente de inspiración para pintores europeos desde el siglo XIII hasta el XIX.

En la Edad Media, las catedrales de la Europa cristiana, los minaretes de Oriente y las atalayas civiles del norte europeo mostrarán esta propensión humana a afrontar desafíos imposibles y vencer las trabas materiales. A partir del siglo XIX, los adelantos de la industria y la confianza aceleraron la experimentación en Occidente. Estados Unidos tomó las riendas y fue en Chicago, alrededor de 1880, donde se erigieron los primeros rascacielos.

Estados Unidos, centro de experimentación
Estados Unidos inspiró los modelos arquitectónicos en todo el mundo y la escena norteamericana concentraría las edificaciones más innovadoras, situándose hasta finales de la década de 1970 a la vanguardia de una flamante modernidad. Sin embargo, a partir de los años noventa se produjo una ruptura que hizo que los rascacielos se propagasen a otras latitudes del planeta.

La exposición se estructura en siete ámbitos que van repasando los grandes hitos históricos de la evolución arquitectónica de los rascacielos. El mito de la Torre de Babel es el punto de partida de la muestra, en que se exponen cuadros y maquetas que demuestran como este mito caló en el Renacimiento.

Llegar al cielo
En segundo ámbito La construcción hacia el cielo: catedrales, torres y minaretes deja patente el deseo del hombre por ascender hacia las esferas celestes, algo que reviste un marcado carácter religioso. A continuación, hay un espacio dedicado a la Torre Eiffel, construcción icónica y fundamental en el nuevo uso constructivo que se dio al hierro.
La primavera de los rascacielos, 1885-1919, traslada el centro de atención a los Estados Unidos, donde se empezó a innovar con nuevos materiales, que permitirían la construcción en altura. La difusión de la electricidad, la invención del ascensor y la sustitución de la mampostería tradicional por viguetas metálicas permitieron aligerar la estructura y aumentar su altura. Chicago será el centro de atención durante esos años con edificios como el Home Insurance Building (42 metros, 1886).

Nueva York, la ciudad de los rascacielos
El sexto ámbito de la muestra, Triunfo de la escena norteamericana y reciprocidad de los intercambios entre Estados Unidos y Europa, 1919-1939, está dedicado a los rascacielos más emblemáticos del mundo, y tiene a la ciudad de Nueva York como gran protagonista. Se pueden ver fotografías y maquetas del Rockefeller Center (1929, 259 metros), el edificio Chrysler (1930, 298 metros) o el Empire State (1930, 381). La armazón metálica y los perfiles de acero prefabricados elevaron estas construcciones a un grado de excelencia inigualado.

A continuación se puede ver como influyeron los Estados Unidos en el resto del mundo, en el espacio La proyección del modelo norteamericano, 1939-1976. Así, en los años cincuenta, en la Unión Soviética, Stalin trastoca la imagen de la modernidad y del progreso estadounidense para ponerla al servicio del ideal comunista. Los inmuebles de viviendas de Moscú ideados por Dimitri Chechulin (1947-1954), con sus 170 metros de altura, y la Universidad de Moscú (1947-1953) de Rudnev y Chernyshev, de 240 metros, son concebidos como una exaltación de la superioridad del comunismo triunfante.

El último tramo de la muestra, La difusión planetaria de los rascacielos, 1973-2013, está dedicado a los grandes rascacielos que se han construido en los últimos años en Oriente Medio. Las Torres Petrona en Kuala Lumpur (1998, 452 metros) o la Burj Khalifa en Dubái (2009, 828 metros) son ejemplos de que la supremacía ha pasado de Estados Unidos a Asia.

Torres y rascacielos. De Babel a Dubái
Del 10 de octubre al 5 de enero
CaixaForum de Madrid
De lunes a domingo, a 10.00 a 20.00horas
Entrada gratuita

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad