Compartir

Un espacio singular y multifuncional será el escenario de la exposición de los artistas Borja Bonafuente, Nicolás Villamizar y Jorge Caamaño.

Qüin Madrid, un lugar donde el arte es mucho más. Ubicado en el corazón del barrio de Salamanca (c/Conde de Aranda, 17). Tras la inauguración del día 13 de septiembre se abrirá al público los días 14 y 15.

Algo está pasando… En algún lugar. De repente, un espacio inusual, cerca de ti. Lo inesperado esperando a ser encontrado…

El próximo 13 de septiembre para prensa y 14 y 15 de septiembre público general, tienes una cita en un lugar sorprendente, donde arte, moda, música, cocktails y alguna sorpresa más, se unen en su fascinación por lo efímero.

Un lugar donde el visitante deja de ser un espectador pasivo y se convierte en sujeto activo. Conoce y debate con los artistas, fantasea en una casa del siglo XIX entre lámparas de araña, balcones, espejos y chimeneas, tómate un cocktail a nuestra salud, compra una obra de arte, descubre QüIN, el nuevo espacio de moda donde conocerás las últimas propuestas de diseño nacional e internacional, escucha a un dj o un concierto…

Jorge Caamaño, Borja Bonafuente y Nicolás Villamizar, comisariados por Alexandra Fernández Díaz y su marca ‘Conquering rooftops’, vestirán con sus obras las paredes de este sugerente lugar que no volverá a estar así mañana…¡Vuela!

Datos de interés:
Del 14 al 15 de septiembre
13 Inaguración
Qüin Madrid (c/Conde de Aranda, 17, Madrid)

2 COMENTARIOS

  1. Muy buena pinta, quizá vaya, pero por favor, amiga redactora: además de que la frase ”Algo que roza lo ilícito, lo subersivo…pero personal y cálido”, es poco estética, demagógica e incluso ridícula, tiene una falta de ortografía como una casa; terrible, de ésas que molestan a los ojos. Si, para colmo, tenemos en cuenta que esta página es una página de y para gente, digamos, cultivada, un pensamiento me azota la cabeza: vamos muy mal. Nadie puede hablar de arte comiéndose una v en la palabra “subversivo”. Menos aún introducirla en una frase espantosa y fuera de contexto. Eso es también es arte, téngalo en cuenta. Y no escriba como si quisiera vender una moto, por favor. Hágalo con pasión, con rigor y honestidad. A cambio, lo que siento por usted me llevará a pedirle su mano. Así que, si le molestó algo de lo que dije, siempre podrá vengarse rechazándome. Suyo, C.

Deja un comentario