Compartir

Con motivo del triunfo de la Selección Española en el Campeonato de Europa de Fútbol, la Real Casa de la Moneda pone a disposición del público, a partir del día 23 de julio, la serie de monedas de colección “Campeones de Europa 2012” para inmortalizar esta gesta deportiva. La serie está formada por una moneda de oro con facial de 200 euros y otra de plata con facial de 10 euros, ambas están acuñadas con calidad “proof”.

Las dos monedas tienen el mismo diseño. El anverso reproduce la efigie de Su Majestad el rey Don Juan Carlos I. En la parte inferior de la moneda, entre dos puntos, figura el año de acuñación, 2012. Rodea los motivos y leyendas una gráfila de perlas.

En el reverso, de izquierda a derecha de la moneda, aparecen dos líneas que representan la estela que deja el lanzamiento de un balón en un partido de fútbol. Sobre ellas, la imagen de un futbolista celebrando un gol. A la derecha, la marca de Ceca y, más a la derecha, la imagen de un balón de fútbol; más arriba, en dos líneas y en mayúsculas, el valor de la moneda 200 EURO. En la parte superior derecha de la moneda, en sentido circular descendente y en mayúsculas, la leyenda CAMPEONES DE EUROPA.

Estas monedas pueden adquirirse de forma individual o en colección con la moneda de oro y la de plata. El precio la colección es la suma de los precios individuales de las dos piezas.

Las monedas de colección La nobleza del metal que las soporta unida al minucioso trabajo del grabador y a un cuidado proceso de fabricación, que combina las más modernas tecnologías con procedimientos artesanales, convierten a estas monedas en pequeñas obras de arte. Además su reducida tirada les confiere el valor de la exclusividad.

Estas monedas, con las que la Real Casa de la Moneda ha adquirido un notable prestigio internacional e importantes premios, son también un magnífico soporte para la difusión de eventos y efemérides, a la vez que perpetúan su recuerdo en el tiempo, pues atesoradas por los coleccionistas se transmiten a través de generaciones convirtiéndose en un testimonio histórico de su época.

El acabado “proof” La característica principal de las monedas “proof” es el contraste entre las imágenes mateadas y el fondo en espejo. Este efecto se consigue con un acabado especial de los cuños, que deja mate la imagen y la superficie totalmente pulida, y la utilización de cospeles o discos de moneda sin acuñar con la superficie completamente lisa.

La acuñación se lleva a cabo en prensas de gran precisión que pueden golpear varias veces el cospel para que la imagen del cuño quede perfectamente expresada. La alimentación de estas prensas es manual para evitar que los cospeles se deterioren al golpearse. Después de cada acuñación se limpian los troqueles y se sustituyen como máximo cada dos mil estampaciones. Para no dejar manchas ni huellas, los operarios utilizan guantes en los diferentes procesos de manipulado, que se realizan con máximo cuidado. En este tipo de acuñación “proof”, el rendimiento es de 900 monedas al día mientras que en el caso de la moneda circulante es de 750 monedas por minuto”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here