publicidad

Eduardo Arroyo reinterpreta el Cordero Místico de los hermanos Van Eyck para el Museo del Prado

04 julio, 2012 | Por | Categoría: Exposiciones, Museos, Noticia destacada | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

El pintor madrileño Eduardo Arroyo ha presentado en el Museo del Prado su particular visión del Cordero Místico, obra clave del arte occidental realizada por los hermanos Van Eyck. El artista ha realizado más de una veintena de dibujos en blanco y negro que representan todas las tablas del políptico de Gante, donde realiza una reflexión sobre el mundo contemporáneo.

“Este trabajo es un encargo a mí mismo”, explicó el propio pintor durante la presentación de este singular proyecto, que recrea la visión personal de un artista sobre la obra de otro autor. Conservado en la catedral de San Bavón en Gante, el Cordero Místico, de Hubert y Jan van Eyck, está considerado uno de los iconos del arte europeo.

Se trata de un nuevo acercamiento al arte clásico de la mano de un maestro contemporáneo. En palabras del propio Eduardo Arroyo, “ejercicios desesperados para intentar la conquista cotidiana del lenguaje pictórico”.

Dibujos con personajes contemporáneos
En total, la exposición, que está comisariada por José Manuel Matilla, exhibe 21 dibujos a lápiz sobre papel vegetal y al mismo tamaño que el original, que recrean los veintiún paneles que componen el famoso retablo. Además, se completa con 30 dibujos y materiales preparatorios que sirvieron de punto de partida y de estudios preparatorios a Eduardo Arroyo para acometer este trabajo, donde “he querido hablar del mundo que me ha tocado vivir”, explica.

Los personajes del Cordero Místico de Gante, se convierten en la obra de Arroyo en protagonistas contemporáneos de nuestra sociedad: Adán y Eva se visten como hombres y mujeres actuales; la Virgen y San Juan leen a Joyce y Stendhal; a su alrededor, los coros evangélicos se transforman en golden girls en “homenaje a todos aquellos que les ponen música a nuestros cuadros”; Caín utiliza un revólver para matar a Abel; el escenario flamenco se traslada a la Puerta de Alcalá y a la Plaza de Castilla de Madrid; los donantes se convierten en Ciudadano Kane y su “esposa” Peggy Guggenheim, y detrás de ellos, el artista coloca la sigla del dólar como emblema de la riqueza y la mitología protestante del dinero.

Los donantes: Ciudadano Kane y Peggy Guggenheim
Entre Kane y Peggy, están los santos juanes que el artista transforma en Van Gogh y Oscar Wilde; y los jueces y caballeros que se dirigen a adorar al Cordero en la parte baja del retablo se modernizan transformándose en dictadores (Mobutu, Pinochet, Pol Pot, Franco, Castro), mientras los eremitas y peregrinos de Van Eyck se convierten en emigrantes y exiliados a los que Arroyo siempre ha recordado: Sigmund Freud, Albert Einstein o Walter Benjamin.

“La religión es un tema delicado”, afirma Arroyo. “Lo he tratado sin burla, ni provocación, ni sacrilegio”, añade el artista, que asegura que “los grandes amantes de la mística son los laicos y ateos”.

La mosca
Pero el más relevante de los cambios que marca el Cordero de Arroyo se produce en la tabla inferior central ya que sustituye el cordero, colocado por Van Eyck como salvación y fuente de vida, por un tejido poblado de moscas, asociado inevitablemente a la muerte, modificando así el mensaje de la obra y aportando a la obra una de sus señas de identidad: la mosca. “Me he pasado toda la vida buscando moscas en los museos”, admite el pintor, que asegura que se trata de “pintar lo que no se ve”.

La exposición se completa con una pantalla interactiva en la que el visitante puede comparar la obra original con la realizada por Arroyo. A través de las nuevas tecnologías, el espectador puede descubrir, como si de un juego se tratara, la iconografía contemporánea del pintor.

Irene G. Vara

Eduardo Arroyo. El cordero Místico
Del 4 de julio al 30 de septiembre
Museo Nacional del Prado
Edificio Jerónimos, sala D

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad