Compartir

Arqueta. Taller de Limoges (?) Silos (?). Finales del siglo XII.

Alma de madera recubierta de cobre dorado y esmaltes en champlevé.

Abadía benedictina. Santo Domingo de Silos (Burgos).

Los relicarios constituyen una de las creaciones más genuinas y originales del arte medieval. Ricos estuches fabricados en todo tipo de formas y materiales, preciosos y semipreciosos, para exaltar mediante el simbolismo de sus piedras engastadas y el brillo de sus colores el poder taumatúrgico y mediador de la reliquia que se alojaba en su interior; de ahí la devoción y protección que les prestaron todo tipo de gentes e instituciones, desde reyes y caballeros a las personas de más humilde condición, desde las más ricas catedrales y monasterios a las modestas iglesias, todos, cada uno en la medida de sus posibilidades, acabaron haciendo de ellos el epicentro de su colección o de su tesoro.

La iconografía de esta arqueta de Silos quizá haga referencia a dos de las fiestas mayores del año litúrgico, la Pasión y la Ascensión, ya que están representadas la Crucifixión y la Maiestas Domini dentro de una mandorla que está siendo elevada por dos ángeles. A cada lado de estas representaciones, una pareja de santos bajo arquerías y sobre ellas fragmentos de una urbe amurallada que debe aludir a la Jerusalén celestial.

Datos de interés
Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos)
Hasta el 4 de noviembre de 2012
Horarios:
Lunes: permanecerá cerrada.
Martes, miércoles, jueves y viernes: de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas.
Sábados, domingos y festivos: de 10 a 20 horas, ininterrumpidamente.
La admisión de público terminará 45 minutos antes del cierre.
Precio de la entrada: 3 €
Visita guiada (grupo máximo de 20 personas):50 €
Duración de la visita guiada: 50 minutos aprox.
No se admiten guías de grupos a no ser los oficiales de la exposición.
Será necesaria reserva previa
Información y reserva para grupos:
E-mail: expo@lasedades.es

Más información http://www.revistadearte.com/2012/05/22/monacatus-la-vida-consagrada-en-la-iglesia-catolica/

Deja un comentario