Compartir

El Palacio Real de Madrid acoge una excepcional exposición dedicada al arte ligatorio, que reúne creaciones singulares del mundo de la encuadernación pertenecientes a las colecciones reales. Grandes Encuadernaciones en las Bibliotecas Reales (siglo XV-Siglo XXI), como se titula la muestra, ofrece un recorrido único a través de obras de arte de incalculable valor que demuestran el desarrollo artístico de manuscritos, impresos, encuadernaciones y otros objetos de lujo.

Los Reyes españoles han sido a lo largo de la historia grandes coleccionistas de arte. Y los libros no podían ser menos en esta vocación de mecenazgo de la monarquía española. De esta pasión por los libros han quedado importantísimos testimonios de sus librerías personales, así como otros objetos de lujo relacionados con este arte.

Bibliotecas de palacios y monasterios
La exposición que ahora se presenta se centra en una de las artes que rodea el mundo de la edición: la encuadernación o arte ligatorio, que tiene una relevancia singular en la historia de las grandes bibliotecas. En total, se podrán ver más de 450 piezas procedentes de la Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid. A las que se suman fondos del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, el Real Sitio de Aranjuez o los Monasterios de las Huelgas en Burgos, y las Descalzas y La Encarnación en Madrid.

La organización de la muestra, que está comisariada por la directora de la Real Biblioteca, María Luisa López-Vidriero, ha sido muy cuidada y el resultado obtenido sorprenderá al visitante. Se ha optado por un recorrido no cronológico, que rompe con el modelo tradicional y permite una visión sincrónica de la selección de fondos reunida.

“Queremos que se entienda la función que tenía la encuadernación dentro de la Corte”, explicó López-Vidriero en la presentación de la exposición, donde también aseguró que las colecciones reales están llenas de tesoros. La comisaria destacó que todos los libros que se pueden admirar pertenecen a bibliotecas en uso.

Montaje sorprendente
Además, el arquitecto Manuel Blanco ha sido el encargado del diseño y montaje de la exposición, que exhibe los ejemplares de una manera muy novedosa, ya que se pueden ver los libros 360 grados. La comisaria reconoció el esfuerzo realizado por el interiorista y afirmó que la expresión visual de la muestra la hacen única. “La exposición enseña el libro como no había visto antes: flotan en el aire”, apuntó.

La gran novedad del recorrido es que por primera vez se estudia la encuadernación como un elemento más del lenguaje de la Corte y como un elemento identificativo de la persona o la institución que custodia el libro. De ahí que, frente a los montajes que utilizan las salas de manera inerte, el Palacio Real es aquí un elemento fundamental del recorrido. La muestra se completa con tapices, muebles o relojes que proporcionan la contextualización adecuada a los diferentes estilos de encuadernación.

Ejes de la exposición
La exposición se organiza en torno a tres ejes: Procedencias, Funciones y Técnicas decorativas, y se inicia con un audiovisual proyectado en las cuatro paredes de la sala, en el que el visitante se sumerge en la Real Biblioteca del palacio de una manera muy novedosa.

En la primera sala de la muestra se trata el origen de la Real Biblioteca y la procedencia de sus libros y fondos. Conocida en el pasado también como Real Particular o de Cámara, esta colección sirvió como biblioteca privada a los reyes de la Casa de Borbón desde la llegada al trono de España de Felipe V. Los fondos que se pueden ver en este apartado provienen de tres fuentes: los libros de la propia Familia Real, ejemplos de las bibliotecas de los eruditos Hurtado de Mendoza, Nicolás Azara y Giambattista Bodoni y, por último, los procedentes de la nobleza.

En un segundo apartado, se pueden ver las “Homologaciones”, es decir, el uso del lenguaje decorativo como hilo conductor y su coincidencia en todo tipo de objetos presentes en la vida de la corte: sillas, exlibris, relojes o atriles. Admirar estos objetos reunidos permite entender los diferentes estilos y su concordancia, además de la coherencia estilística y la profundidad de la colección real.

Espiritualidad y ceremonias
“Retiros espirituales”, en la tercera sala, recoge los fondos procedentes de los monasterios de fundación real. Aquí se pueden ver, por ejemplos, libros que pertenecieron a la princesa Juana de Castilla, la Reina Margarita de Austria o la Reina Leonor. En la sala siguiente, y bajo el sobrenombre de “Ceremonias”, se muestran las funciones que los libros desempeñaban en la vida y los rituales de la Corte, magníficos testigos del protocolo real de cada época.

El “Lujo” es el protagonista de la quinta sala, que muestra las encuadernaciones realizadas en prestigiosos talleres. La siguiente sala está dedicada al “Candor” o la sencillez de la encuadernación en pergamino. En el séptimo apartado, podemos ver algunos de los hierros decorativos que servían para decorar y marcar las cubiertas. En la sala octava (“Serial vs. Único”) vemos una original representación para contemplar las publicaciones anuales, en concreto las guías de forasteros y los estados militares que se guardan en la Colección Real.

La penúltima sala, “Cortes”, muestra los cortes de los libros, dorados, labrados o miniados, gracias a una sorprende presentación artística. La muestra se cierra con una sala dedicada a la “Hegemonía”, donde se muestran los fondos clasificados por reinados y donde se puede apreciar cómo la encuadernación se asociaba con sus propietarios. Con objeto de dejar testimonio del trabajo artesanal de encuadernación artística actual en España, se incluye en el apartado del Rey Juan Carlos I la colección completa de los Premios Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Encuadernación de lujo
La encuadernación es el conjunto de pliegos cosidos y sólidamente fijados por cartones de la cubierta al cuerpo de la obra. En sentido estricto, la encuadernación manual es la única que puede ser calificada como tal, dado que su versión industrial es el encartonado. Estos trabajos de encuadernación, considerados un arte, cada vez son menos frecuentes y en la actualidad se reservan casi exclusivamente para obras de lujo.

Este arte nació en el siglo IV, en los últimos años del Imperio Romano, y se ha desarrollado hasta nuestros días. Ahora, y gracias a esta muestra, se puede ver por primera vez una selección del extraordinario tesoro de encuadernaciones conservado en las colecciones reales.

Actualmente, Patrimonio Nacional es la Institución que tiene a su cargo los palacios, monasterios, conventos, bosques y jardines que la Corona cedió al Estado. Entre sus funciones está la de conservar y preservar los diferentes los diferentes objetos y piezas de arte, como tapices, armas, armaduras, cuadros, relojes, porcelanas y mobiliario, que componen las Colecciones Reales.

Irene G. Vara

Grandes Encuadernaciones en las Bibliotecas Reales (siglo XV-Siglo XXI)
Del 25 de abril al 2 de septiembre
Palacio Real de Madrid
Salas de Exposiciones
De lunes a domingos, de 10.00 a 20.00 horas
Entrada: 5 euros
Calle Bailén, s/n
Organizado por Patrimonio Nacional
Comisaria: María Luisa López-Vidriero
Número de obras: 457

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here