Compartir

Los dieciséis lienzos, restaurados por el Instituto del Patrimonio Cultural de España,  son obra de Francisco Bayeu y Mariano Salvador Maella

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), ha concluido la restauración de los bocetos de las pinturas murales del claustro bajo de la catedral de Toledo. Se trata de 16 lienzos sobre la vida y milagros de santos toledanos, obra de Francisco Bayeu y Mariano Salvador Maella, dos de los más importantes representantes de la pintura española neoclásica.

La decoración del claustro bajo de la catedral de Toledo (siglo XIV) fue realizada al unísono por Bayeu y Maella en 1783, pero no fue la única empresa que acometieron juntos. Éstos artistas fueron nombrados directores de pinturas de la Real Fábrica de Tapices y se les encomendó la restauración y conservación de las pinturas de los Reales Sitios.

La intervención del IPCE ha consolidado la capa pictórica, que era el deterioro más importante que sufría la pintura. También se ha realizado la limpieza del reverso de los cuadros, corregido las deformaciones de los lienzos, se  han reforzado las zonas debilitadas con fibras de lino y se han colocado nuevos bastidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here