publicidad

El equipo A-Cero en el IVAM

13 febrero, 2012 | Por | Categoría: Actualidad, Arquitectura | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La exposición “Vivir en la Arquitectura. A-Cero Joaquín Torres y Rafael Llamazares”, es una retrospectiva que se centra en la puesta en escena de un espectacular espacio interior que simula una vivienda, y que se complementa con la exhibición de fotografías, planos y maquetas del conjunto de la obra de A-cero, así como mobiliario diseñado por el propio estudio y un vídeo creativo que se ha producido para la ocasión. El título de la exposición Vivir en la arquitectura hace referencia a la  contribución de A-cero a la creación de viviendas y a su decidida apuesta por el lenguaje arquitectónico.

El equipo de arquitectura conocido como A-cero. Está formado por Rafael Llamazares (León, 1970) y Joaquín Torres (Barcelona, 1970). Se conocieron en La Coruña, estudiando en la Escuela de Arquitectura de esta capital gallega. En 1996, fundaron el estudio A-cero al concluir sus estudios. En su formación estudiaron con interés a los clásicos, Le Corbusier, Mies van der Rohe, y a su vez se interesaron por la arquitectura minimalista de John Pawson o por la obra de arquitectos españoles como Ignacio Vicens y José Antonio Ramos.

Inicialmente y ante la escasez de encargos organizan clases de dibujo y llegan a tener más de cien alumnos. Diseñan su propio estudio  y acometen un pequeño proyecto, el restaurante Casa Pilar, que les proporciona un éxito inmediato pues les hizo conocer a Amancio Ortega (Inditex), quien les encarga su propia casa, y el diseño de la cadena de tiendas Often.

A-cero se encuentra con un encargo muy importante. Juan Torres, ingeniero gallego padre de Joaquín, encargarle a su hijo una nueva vivienda de gran dimensiones.  constituye formalmente por un gran eje o prisma rectangular tumbado, al que se incorporan otros dos prismas casi cuadrados, un cilindro y diversos aleros y salientes, incluyendo dos muros que circundan un amplio jardín y lo resitúan como un espacio interior más gracias a las impresionantes secuencias de ventanales de cristal que horadan prácticamente todas las zonas bajas de la casa hasta el mismo suelo, de tal modo que los salones interiores parecen suspendidos en continuidad sobre el exterior.

A partir de aquí la monumentalidad de las viviendas de A-cero quedará marcada como un sello personal del estudio, al igual que la libertad en el planteamiento de las estructuras o la distribución heterodoxa de los espacios domésticos

Otro gran encargo que contribuirá a la consolidación del estudio les llegó del promotor Luis García Cereceda el proyecto de La Finca de Somosaguas en gran superficie, para el que proponen una arquitectura de dimensiones grandiosas que mantiene el espíritu de la modernidad con formas osadas y vanguardistas. En La Finca se creó un parcelario exclusivo para la construcción de unas 180 grandes casas, pero junto a su perímetro nacería un parque empresarial, urbanizaciones unifamiliares compactas, hoteles, zonas comerciales y deportivas. En apenas una década, el proyecto ha quedado prácticamente completado. A-cero diseñaría casi todas las viviendas, las grandes casas personalizadas y las unifamiliares en serie.

Las viviendas que realiza el estudio A-Cero resultan singulares por más que mantengan una cierta serialidad al establecer un especial diálogo entre escultura y arquitectura que ha contribuido, en los últimos diez años, a consolidar el estilo de la marca A-cero. Tanto Torres como Llamazares opinan que en arquitectura tan importante es la función como la forma. Las formas surgidas del estudio A-cero se inspiran directamente en el universo formal de la gran escultura contemporánea. A-cero recrea arquitectónicamente geometrías claramente inspiradas en el brutalismo de Chillida, en los vacíos de Oteiza, en las grandes planchas del norteamericano Richard Serra… transforman y densifican los gestos minimalistas de Donald Judd… en una larga evolución, durante un periodo relativamente corto de tiempo, que les lleva del purismo de Le Corbusier –, de modo muy visible en la vivienda de García Cereceda en la República Dominicana – a los últimos escorzos curvilíneos y claramente objetuales que siguen la estela de maestros tan actuales como Zaha Hadid.

Las curvas y angulaciones extremas caracterizan los trabajos más recientes de A-cero, tanto en las estructuras arquitectónicas como en el desarrollo de múltiples programas de interiorismo y de diseño de mobiliario. Un trabajo que se contempla de un modo rotundo en el espectacular montaje que el estudio ha diseñado para esta exposición.

A-cero ha creado también singulares proyectos residenciales y emblemáticas edificaciones de viviendas. Construcciones unifamiliares agrupadas como las de la Finca, en Baqueira (2006), Sotogrande (2005), las pareadas de Ibiza (2004) además de otras muchas en proyecto. Pero también han proyectado y construido edificios de apartamentos, horizontales como en la Coruña (2005), bloques aislados formando todo un complejo en la carretera de Madrid a Toledo, o entre medianeras como es el caso de la singular y pequeña construcción en la Coruña (San Isidoro, 2003) donde el orden de los huecos de las ventanas se aprovechan para conseguir potentes efectos lumínicos.

Su dedicación mayoritaria a los proyectos residenciales no ha limitado, sin embargo, su campo creativo. Como muchos estudios inquietos, A-cero ha participado con ideas singulares en diversos concursos, algunos de especial relevancia y de ámbito internacional. Es ahí donde se vislumbran los gestos de su arquitectura futura, cada vez más sinuosa y preocupada por los materiales, el medio ambiente y la luz. Proyectos como los cuatro rascacielos Isis o la estilizada Wavetower, ambas en Dubai.

A-cero ha proyectado pero también construido una importante diversidad de edificios de carácter público y singular. Desde campos de golf y hoteles como el Playa Real de Ibiza al balneario de Ponte Caldelas (2007) que parece moverse como un múltiple cubo de Rubik, edificios de oficinas y comerciales, equipamientos culturales, renovaciones de fachadas o edificaciones industriales que van desde una refinería a las bodegas Cal Cedoni (en Tarragona, 2004). Así como el contundente edificio administrativo de la Universidad de la Coruña (1998).

Y del mismo modo que ha venido ocurriendo con su arquitectura, la faceta como creadores de interiores les   ha  llevado de un modo natural hacia el diseño mismo del mobiliario, hasta el punto de contar ya con una tienda propia dedicada a los productos de esta vertiente industrial, A-cero In, y colaborar con importantes firmas como Porcelanosa o la joven Vondom. De facebook a los prefabricados. A-cero propone un programa empresarial muy actual, que pasa por la internacionalización de su estudio (en Dubai, Ho-Chi-Minh, Beirut, Moscú, Bombay o Santiago de Chile). Junto a Javier García Monsalve han desarrollado una de las facetas más progresivos de la arquitectura contemporánea, la construcción prefabricada. A través de su filial A-cero Tech, componen casas-piloto con fachadas ligeras en diversos materiales (desde vidrio tintado a madera tratada o fibrocemento) Este ambicioso proyecto, pretende ampliar su creación a módulos prefabricados también para colegios o centros de salud.

Desde un estilo casi purista, de rasgos muy geométricos, la arquitectura de Torres y Llamazares ha ido evolucionando hacia las curvas y las sinuosidades, hasta el punto de situarse en estos momentos en la primera línea creativa de la arquitectura española. A ello no ha sido ajeno su trabajo como diseñadores industriales y como creadores de extraordinarios y llamativos espacios interiores, casi futuristas, lo que les ha valido la confianza de importantes grupos empresariales como Porcelanosa –para la que diseñan productos y han renovado el propio showroom de la firma de Villarreal, Vondom –para la que han creado una línea de mobiliario–, o Citroën –con un diseño personalizado en sus vehículos.

Datos de interés
Vivir en la Arquitectura. A-Cero Joaquín Torres y Rafael Llamazares
10 febrero – 10 junio de 2012
IVAM. c/ Guillem de Castro, 118 – Valencia 46003
Horario:Lunes y martes 10:00 – 17:00 h /Miércoles – domingo 10:00 – 20:00 h
Teléfono:+34 96 386 30 00
Web: www.ivam.es
Entrada: General: 2.00 €
Estudiantes / Carnet Joven: 1,00 €
Jubilados / pensionistas: Entrada libre
Grupos culturales / cívicos (previa cita): Entrada libre
Otros grupos, la entrada es de 1,05 € por persona
Minusválidos / discapacitados: Entrada libre
Domingos: entrada libre
Cómo llegar Autobuses Urbanos:  5 (otros cercanos: 8, 28, 29, 79, 80, 81 y 95) /Metro: líneas 4 y 1

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad