publicidad

Los latidos de más de 1.300 personas se almacenarán en la isla deshabitada de Teshima (Japón)

12 septiembre, 2011 | Por | Categoría: Actualidad, Exposiciones, Museos, No sólo arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Los archivos del corazón en Es Baluard

Desde que se instaló en Es Baluard a finales de julio, la obra en proceso Les archives du coeur ha contado por el momento con la participación de más de 1.300 personas, que han depositado sus latidos de corazón para que sean almacenados para siempre en la isla deshabitada de Teshima (Japón). Los 1.300 latidos registrados en las Baleares se suman a los más de 47.000 con que contaba la obra antes de su instalación en Es Baluard. Es la primera vez que se expone en España esta obra de Christian Boltanski, actual representante de Francia en la Bienal de Venecia.

Les archives du coeur (los archivos del corazón) fue incorporada a Es Baluard gracias a la colaboración de la Kewenig Gallery y con motivo de la exposición “Christian Boltanski. Signatures” que puede visitarse en el museo hasta el 25 de septiembre. La obra invita a los visitantes a grabar sus latidos de corazón y que éstos pasen a ser archivados y expuestos permanentemente en Teshima, una isla japonesa deshabitada que forma parte de Benesse Art Site Naoshima. Las grabaciones se están llevando a cabo en una cabina con el apoyo de un asistente de Es Baluard. Además, por 3 euros, los participantes que lo desean pueden llevarse un CD con el archivo de sonido.

Es la primera vez que Les archives de coeur se expone en España. Recientemente, se ha exhibido en Maison Rouge (París, 2008), Magasin 3 (Estocolmo, 2008), In Situ (Berlín, 2008-2009), Monumenta-Grand Palais (París, 2010), Musée d’Art Contemporain du Val-de-Marne (Vitry-sur-Seine, 2010), Serpentine Gallery (Londres, 2010), Kunstmuseum Liechtenstein (Liechtenstein, 2009), MONA (Tasmania, 2010), Hangar Bicocca (Milán, 2010) y Center for Contemporary Art Ujazdowski Castle (Varsovia, 2010-2011), entre otros.

La obra en proceso guarda relación con Signatures, en tanto que en ambas los latidos tienen un papel crucial. En la instalación ubicada en el Aljub (el antiguo aljibe de Es Baluard, ahora convertido en sala expositiva), éstos se escuchan con una secuencia rítmica que emula los martillazos con que los obreros marcaron en el siglo XVII los sillares del Aljub y el baluarte de Sant Pere: el tema principal de la instalación. Tal y como declaró el artista durante la rueda de prensa de presentación de Signatures, los latidos “son el sonido del martillo sobre la piedra y representan a los seres humanos y su trabajo”. De igual manera, el registro de latidos en Les archives du coeur supone la continuación de su examen de elementos como la muerte, la memoria, la desaparición y la pérdida: coleccionando pruebas de la existencia humana éstas quedan inmortalizadas.

Christian Boltanski
Hijo de madre cristiana y padre judío, Christian Boltanski (París, 1944) ha centrado buena parte de su obra en aquello que es indisociable de sus orígenes. El Holocausto, la memoria y la muerte son algunos de los temas a los que remite su obra – que abarca fotografía, escultura, cine y sobre todo instalaciones. Actualmente, el artista representa a Francia en la Bienal de Venecia 2011. Entre sus obras, destacan el proyecto Personnes (2010) para el Grand Palais de París y sus intervenciones en Documenta (1972, 1977, 1987) y la Bienal de Venecia (1980, 1993, 1995, 2011). Entre los numerosos reconocimientos que ha recibido, destacan el Kaiser Ring (2001), el Praemium Imperiale de la Japan Art Association (2007), y el premio “Créateurs sans frontiers” de artes visuales (2007).

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , ,

publicidad  publicidad  

Un comentario a “Los latidos de más de 1.300 personas se almacenarán en la isla deshabitada de Teshima (Japón)”

  1. juan moya arderíus dice:

    desde luego que cada cual puede hacer lo que quiera sin molestar al prógimo, pero particularmente me parece una solemne majadería- una butade, como dirían los vecinos del norte- y de tantas majaderías subvencionadas semejantes, estamos en la situación en la que nos encontramos ¿porqué no almacenar el aire que respiramos ahora, o los gases corporales, o…..? una pariente mía, ya fallecida, nos decía que el mundo se acabaría por loco !que razón va a tener!

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad