Compartir
Claude Bussac y Alberto Anaut durante la presentación de resultados
Claude Bussac y Alberto Anaut durante la presentación de resultados

A cuatro días de que finalice la 14 edición de PhotoEspaña, el festival más importante de fotografía y artes visuales de nuestro país, los organizadores del certamen han hecho balance general y han presentado unos resultados positivos, a pesar de la crisis.

El presidente, Alberto Anaut, y la directora de PhotoEspaña 2011, Claude Bussac destacaron un aumento del 10% en las visitas. Un dato bueno un año especialmente duro, en el que el presupuesto del festival se ha visto reducido en un 12%. “Se han notado la bajas de algunos patrocinadores, pero también hemos conseguido la colaboración de nuevas entidades como el CaixaForum, Loewe o el Museo Arqueológico”, destacó Bussac.

Por su parte, Anaut resaltó el “enorme esfuerzo para preservar los valores de PhotoEspaña”. Y con respecto a la próxima edición, aseguró que, aunque creen que de nuevo será un año difícil, “esperamos que vuelva a superar esta prueba de fuego, igual que estos pasados años”. “A pesar de las catorce ediciones de PhotoEspaña, siempre da miedo decir que un festival está consolidado, porque hay que seguir trabajando”, opinó.

En total, el festival ha recibido 778.000 visitas, un 10% más que en la anterior edición. Y se han presentado 66 exposiciones, trece de ellas producidas específicamente para esta edición, en las que han participado 370 fotógrafos y artistas visuales de 55 nacionalidades diferentes. La exposición Mundo Obrero, del Museo Reina Sofía; la de Ron Galella, en el Círculo de Bellas Artes, y Un Mundo Flotante, en el CaixaForum, han sido las muestran más visitadas este año.

Amplia oferta educativa
Más de 5.000 personas han participado en los talleres de fotografía, clases magistrales, visitantes guiadas, talleres infantiles, conferencias y mesas redondas organizadas por festival. Además, la oferta educativa de PhotoEspaña se ha ampliado con talleres intergeneracionales y programas educativos en los que han participado más de 1.000 personas.

Este año Photoespaña ha prestado especial atención al público y a los creados buscando nuevos espacios de conexión. Así, se han puesto en marcha nuevos programas educativos y talleres intergeneracionales y se han utilizado nuevas herramientas de comunicación, como las redes sociales. Hay que destacar también, la creación por parte del comisario general, Gerardo Mosquera, de una programación muy participativa en la que han tenido cabida lenguajes como el videoarte y las nuevas tecnologías aplicadas a las artes visuales.

Pero la fotografía no echa el cierre hasta el año que viene. A partir de octubre, Trasatlántica, el foro que promueve el encuentro profesional y las redes de trabajo en el ámbito de la fotografía y las artes visuales en Iberoamérica, tomará el testigo. Tras el éxito de ediciones previas, se abren las convocatorias para las actividades que se prolongarán hasta diciembre, y que este año incluirán un encuentro de críticos e investigadores en Valparaíso (Chile), visionados de porfolios en República Dominicana y Bolivia, un seminario profesional en Miami y un certamen de comisariado on line.

Irene G. Vara

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here