publicidad

Formas de ver y contar el mundo en la Feria del Libro

30 mayo, 2011 | Por | Categoría: Actualidad, Bibliotecas, Feria del Libro, Ferias | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La Feria del libro ha iniciado su ciclo de encuentros entre científicos y alumnos de institutos, organizado por la Feria del Libro de Madrid y patrocinado por la Fundación Jorge Juan, con Manuel Rabadán, especialista en Medicina de la Educación Física y del Deporte, del Consejo Superior de Deportes. Los más pequeños han podido disfrutar de una sesión de cuentacuentos con Begoña Oro esta mañana en el Pabellón Infantil A Alemania se va por aquí, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, por su parte, ha presidido la presentación del libro Fotoperiodistas de guerra españoles, publicado por la editorial Turner y el Ministerio de Defensa. La feria ha cerrado sus actividades culturales del día con el encuentro con el escritor alemán Clemens Meyer, que ha recordado su atípica trayectoria hasta convertirse en escritor de éxito.

Un año más la Fundación Jorge Juan y la Feria del Libro de Madrid acercan la ciencia a los jóvenes a través de encuentros diarios entre destacados científicos y alumnos de institutos de la Comunidad de Madrid. Hoy, el médico y jefe del Servicio de Fisiología del Ejercicio del Consejo Superior de Deportes de Madrid, Manuel Rabadán, ha explicado a los alumnos del IES La Estrella la valoración funcional del deportista, que consiste en medir el buen funcionamiento del cuerpo humano en el momento del esfuerzo. El científico ha subrayado la complejidad de los músculos, los tejidos más abundantes del cuerpo humano y ha recordado que una de las principales causas de enfermedades cardiovasculares, además del tabaco y del colesterol, es el sedentarismo. Rabadán ha concluido su charla destacando el hecho de que además de reducir el riesgo de diabetes, obesidad y cardiopatías, el deporte ayuda a mejorar la condición mental, tanto a deportistas ocasionales como a  profesionales.

Los lectores más jóvenes han podido encontrarse esta mañana con Begoña Oro, reciente Premio Gran Angular de la Fundación SM, en el Pabellón Infantil y Juvenil A Alemania se va por aquí. Los más pequeños han podido disfrutar de una sesión de cuentacuentos y espectáculos en torno a la obra ganadora, Pomelo y limón, una novela sobre el peso de las palabras para describir nuestra vida cotidiana.

También durante esta mañana, se ha presentado en el Pabellón Carmen Martín Gaite el libro Fotoperiodistas de guerra españoles, publicado por la editorial Turner y el Ministerio de Defensa. En el acto, presidido por la ministra de Defensa Carme Chacón, la periodista y editora Rosa María Calaf y los escritores de este volumen, Rafael Moreno y Alfonso Bauluz, han querido destacar la importancia de la labor de estos fotógrafos para entender los porqués de las guerras y presentar a los protagonistas y víctimas de estos conflictos. “El fotoperiodismo de guerra no autoriza ninguna falsedad y trata de captar un momento único desde las primeras líneas de combates”, ha declarado Rafael Moreno, que ha subrayado el compromiso de estos profesionales al servicio de la verdad a pesar de los sacrificios personales que eso pueda suponer. La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha descrito el fotoperiodismo de guerra como un “antídoto contra la desmemoria de la sociedad; un testimonio, una denuncia pero también una mano tendida hacia las víctimas”.

Por la tarde, en el Pabellón Fundación Círculo de Lectores, Clemens Meyer, uno de los nuevos valores de las letras germanas, ha presentado su última obra publicada en castellano, La ciudad, las luces (Editorial Menoscuarto), acompañado del crítico literario y traductor madrileño Ernesto Calabuig. En este libro, premiado por la Feria del Libro de Leipzig, Meyer habla de nostalgia, soledad y de la decisión de salir adelante en la vida. Los 15 relatos que componen el libro retratan varios personajes que comparten un mismo territorio en un momento clave de la historia alemana: la caída del muro de Berlín visto desde la ex-RDA. En esta charla, Meyer ha destacado que su infancia transcurrió en un barrio obrero de “costumbres duras” y su experiencia laboral en la construcción, por ejemplo, le ayudaron a crear un universo literario rico que trata de plasmar en cada uno de sus libros. “El vocabulario callejero, los diálogos rápidos y su estilo directo, casi austero, son las marcas de fábrica de esta joven promesa de la literatura alemana”, declaró su traductor Ernesto Calabuig.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , ,

publicidad  publicidad  

3 comentarios a “Formas de ver y contar el mundo en la Feria del Libro”

  1. Ame dice:

    Estas noticias si son dignas de celebrarse, en el df se promueve mucho la lectura entre niños y adultos y siempre hay actividades que la fomentan. http://www.librosylecturas.info/mas-libros-mejor-mexico.html

    • maria teresa dice:

      1 junio 2011 a las 13:51

      Es maravilloso que la feria del libro de Madrid cumpla 70 años.Tantas casetas con sus anaqueles repletos de libros,deseosos de que alguien los compre,los lea y pase un buen rato con su lectura.Pero no les parece que falta algo en la feria,piensen,librerias,publico,grandes editoriales………
      Ahí quería yo llegar a las editoriales,las que son independientes donde estan?,yo les contesto la pregunta,no han podido asumir el coste de tener una casetilla,a ellos les cobran por el alquiler mucho,pero mucho más que a las grandes editoriales.
      Está visto que en este pais España,el que apuesta por un escritor que empieza,molesta,o como dice mi veterinario,”son como moscas cojoneras”.
      Yo he pensado una solucion muy digna y sencilla para las editoriales paqueñas o independientes que no se pueden permitir el dispendio del alquiler requerido por tener casetilla y toldo en la feria del libro.
      los escritores que empiezan,solo necesitan una mesita y una silla tipo playa, un cartel pequeño con el logo de su editorial y su nombre.La caja con los libros la pueden tener a su lado sobre el suelo.Claro que para protegerse del sol o de la lluvia,fieles compañeras de la feria del libro madrileña,necesitan una sombrilla que pueden compartir varios escritores.AL cerrar la feria por la noche,recogen su kit de firmador de libros,y evitan el coste del vigilante nocturno.En la mañana mesita,silla,sombrilla,pluma estilografica para trabajar y a darse a conocer a los amantes de la lectura.Solo necesitan un metro cuadrado por porsona,imagino que el precio podria ser asequible.Ademas los podrian reunir en un espacio comun,y denominarles los de las sombrillas son noveles,conozcanles merecen la pena,hay premios planeta que en sus comienzos,quienes les ayudaron fueron estas pequeñas editoriales,que hoy no pueden estar donde se merecen por derecho y por trabajo.
      si esta idea les parece buena pongala en practica,nunca es tarde,los libros son cultura y la cultura es de todos y para todos.yo no les cobrare derechos de autor por esta parrafada,pero si les dare las gracias si la ponen en practica
      Maria Teresa Abedul y Yagüez

  2. maria teresa dice:

    Es maravilloso que la feria del libro de Madrid cumpla 70 años.Tantas casetas con sus anaqueles repletos de libros,deseosos de que alguien los compre,los lea y pase un buen rato con su lectura.Pero no les parece que falta algo en la feria,piensen,librerias,publico,grandes editoriales………
    Ahí quería yo llegar a las editoriales,las que son independientes donde estan?,yo les contesto la pregunta,no han podido asumir el coste de tener una casetilla,a ellos les cobran por el alquiler mucho,pero mucho más que a las grandes editoriales.
    Está visto que en este pais España,el que apuesta por un escritor que empieza,molesta,o como dice mi veterinario,”son como moscas cojoneras”.
    Yo he pensado una solucion muy digna y sencilla para las editoriales paqueñas o independientes que no se pueden permitir el dispendio del alquiler requerido por tener casetilla y toldo en la feria del libro.
    los escritores que empiezan,solo necesitan una mesita y una silla tipo playa, un cartel pequeño con el logo de su editorial y su nombre.La caja con los libros la pueden tener a su lado sobre el suelo.Claro que para protegerse del sol o de la lluvia,fieles compañeras de la feria del libro madrileña,necesitan una sombrilla que pueden compartir varios escritores.AL cerrar la feria por la noche,recogen su kit de firmador de libros,y evitan el coste del vigilante nocturno.En la mañana mesita,silla,sombrilla,pluma estilografica para trabajar y a darse a conocer a los amantes de la lectura.Solo necesitan un metro cuadrado por porsona,imagino que el precio podria ser asequible.Ademas los podrian reunir en un espacio comun,y denominarles los de las sombrillas son noveles,conozcanles merecen la pena,hay premios planeta que en sus comienzos,quienes les ayudaron fueron estas pequeñas editoriales,que hoy no pueden estar donde se merecen por derecho y por trabajo.
    si esta idea les parece buena pongala en practica,nunca es tarde,los libros son cultura y la cultura es de todos y para todos.yo no les cobrare derechos de autor por esta parrafada,pero si les dare las gracias si la ponen en practica
    Maria Teresa Abedul y Yagüez

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad