Compartir
Antiguo edificio del diario "Izvestia", fotografiado por Richard Pare
Antiguo edificio del diario "Izvestia", fotografiado por Richard Pare

El CaixaForum de Madrid descubre en su nueva exposición uno de los periodos más excepcionales de la historia de la arquitectura y las artes visuales. Construir la Revolución. Arte y arquitectura en Rusia, 1915-1935 nos acerca a la obra de artistas del movimiento constructivista, arquitectos rusos y europeos que participaron en un proyecto colectivo para crear una nueva sociedad sobre la base de las ideas socialistas.

Un recorrido por más de 200 piezas, entre maquetas, obras plásticas y fotografías, que repasan un movimiento que nació para cubrir las necesidades constructivas de un nuevo estado y que caracterizó los primeros años del arte soviético. Modelo para los arquitectos del movimiento moderno, la arquitectura soviética se basa en una idea de funcionalidad, según explicó la comisaria de la muestra, MaryAnne Stevens, directora de Asuntos Académicos de la Royal Academy of Arts de Londres.

Estado actual de algunos edificios
Los trabajos de arquitectos como Konstatín Mélnikov, Moisei Guínzburg, Valdimir Tatlin, Iliá Gólosov, Le Corbusier o Erick Mendelsohn, y de artistas como Liubov Popova o Alexandr Ródchenko están presentes en esta exposición, que se completa con un conjunto de fotografías contemporáneas de algunos de los edificios más significativos. Y que reflexiona también sobre qué ha quedado de todo aquello casi un siglo después.

La exposición muestra más de 200 piezas

“Es un arte antinaturalista, que se basa en formas geométricas puras”, explicó Stevens, que definió este movimiento como un “arte radical” con un “mensaje experimental que transmitir”. La comisaria manifestó que la muestra abarca todo un movimiento, no solo de arquitectura, y que supone una “innovación radical dentro de las artes visuales”.

Así, podemos contemplar un arte muy característico del socialismo ruso, en el que el estilo arquitectónico no debía estar sometido a los dictados imperiales y burgueses del pasado. Edificios sostenidos por pilotis o pilares, sin ornamentación, con ventanas horizontales y cubiertas planas.

Viviendas, fábricas, mausoleos
Vemos edificios administrativos, industriales, viviendas, de educación, salud y ocio. Algunos tan representativos como la sede central de la Unión Central de Cooperativas de Consumo, la colosal central hidroeléctrica DneproGES en Ucrania, la colonia obrera Traktornaya ulitsa en San Petersburgo, el club de trabajadores Rusakov o el Mausoleo de Lenin.

Cámara funeraria en el Mausoleo de Lenin

Construir la Revolución se divide en tres apartados. En primer lugar, encontramos una colección de fotografías de los años 20 y 30, que reúne los archivos de la antigua Academia Soviética de Arquitectura. En segundo lugar, muestra dibujos, maquetas y pinturas de artistas y arquitectos. Por último, la exposición incluye un conjunto de imágenes del fotógrafo británico Richard Pare, realizadas entres 1992 y 2010, y que supone un exhaustivo trabajo de documentación de los edificios más significativos de este primer periodo revolucionario, tal y como se encontraban tras la caída del Muro de Berlín.

La muestra, organizada en colaboración con la Royal Academy of Arts de Londres y la Colección Costakis del SMCA de Tesalónica, forma parte de la Sección oficial de PhotoEspaña 2011, así como de los actos del Año Dual 2011 de España en Rusia y de Rusia en España.

Irene G. Vara

Construir la Revolución. Arte y arquitectura en Rusia, 1915-1935
Del 25 de mayo al 18 de septiembre
CaixaForum Madrid
Paseo del Prado, 36
De lunes a domingo, de 10.00 a 20.00 horas
Entrada gratuita

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here