Compartir

Proximidad, distancia, lo íntimo, lo ajeno y el papel del espectador son algunas de las claves de la exposición “Distancias cortas / Close distance”, en la que conviven vídeo y pintura, performance y escultura, movimiento y estatismo. Dualidad que también hallamos en el encuentro entre una ejecución impecable, un punto de  vista –el del autor– algo distante, el del «hombre invisible» en palabras del comisario, y la inquietud que experimentamos como público al tomar parte en estas escenas íntimas que existen en tanto que las presenciamos.

Esta exposición, que podrá verse del 3 de abril al 5 de junio en La Casa Encendida de Obra Social Caja Madrid, trata de ser una narración sobre el deseo en la obra del artista. La selección, en gran parte inédita en España, de obras que ahora presentamos, se ha reunido para mostrar diferentes aspectos del trabajo del autor y de la forma en que éste se relaciona con el espectador. La muestra, especialmente pensada para los espacios de La Casa Encendida, ha sido comisariada por Adrian Searle, escritor y crítico, responsable de la sección de arte en el periódico británico The Guardian. Así describe Searle la exposición Distancias cortas: “Dualidades —y quizá dialéctica— entre intimidad y distancia, ausencia y presencia, cosas dichas y por decir, ambigüedades de una u otra clase e imágenes muy fuertes conforman el modus operando de la exposición. (…) Los espacios y las salas de La Casa Encendida son idóneos para lo que podríamos considerar varias exposiciones separadas de la obra de un solo artista. Distintas atmósferas, distintos tipos de confrontación: ir de la oscuridad a la luz, de lo cinematográfico a lo físico, de la imagen al objeto, y vuelta a empezar; y, sobre todo, lo próximo y lo distante, lo íntimo y lo ajeno”.

Adrian Searle en el catálogo de Distancias Cortas
“(…) Con el paso de los años, he visto muchas de sus exposiciones [de Julião Sarmento], de algunas he escrito la crítica, y siempre he acabado no sólo releyendo sus obras, también viéndolas de manera distinta cada vez que me topaba con ellas. Las dificultades siempre eran las mismas: la resistencia de su trabajo a la interpretación y asimilación fácil; su violencia implícita; sus repeticiones y recurrencias a los mismos temas; sus dramas psicosexuales. Todas esas mujeres tanto enteras como fragmentadas. Y el lugar que ocupa lo autobiográfico en su arte, dirigiendo lo que hace y lo que vemos. Es el hombre invisible”. (…) “Las dificultades persisten, incluso cuando dice, si le preguntamos, hasta qué punto es autobiográfica su obra: ‘Por supuesto que es autobiográfica. La he hecho yo’. Y añade más tarde: ‘Miento”.

Sobre la performance “Cometa”
“En esta performance continua, que podrá verse en la terraza de La Casa Encendida, dos bailarines esperan en el interior de una sala construida especialmente para la ocasión. La puerta está cerrada. Cada vez que entra alguien, la mujer se levanta y pone un disco. Baila sola hasta que se le acerca su pareja. Entonces bailan juntos, con el visitante como testigo. La sala está pintada de verde y, según Sarmento, busca recrear un burdel suramericano. La pareja baila siempre el mismo blues, compuesto e interpretado para Cometa por el músico portugués Paulo Furtado, The Legendary Tigerman. El título hace referencia a las fugaces reapariciones de un cometa en su órbita por el sistema solar. Para Sarmento, esta obra es una ‘violación de la intimidad”.

Datos de interés:
“Distancias Cortas. Julião Sarmento”
Fechas: Del 3 de abril al 5 de junio
La Casa Encendida Ronda de valencia, 2, Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here