Compartir

Acaba de inaugurarse en el Museo Lázaro Galdiano una exposición de textiles titulada Entre Aracne y Proserpina que presenta una selección de tejidos libros y azulejos en cuya decoración se representan granadas en las decoraciones textiles desde el siglo XIV al XIX.

La exposición presenta estas decoraciones relacionándolas con el mito de Proserpina, cuyo atributo iconográfico es el fruto del granado aludiendo a la idea de la renovación de las estaciones y los ciclos vitales.

Su presencia es frecuente en todas las culturas mediterráneas desde la antigüedad. Así, en la heráldica se asocia a la perdurabilidad de las dinastías y las casas nobiliarias mientras en la emblemática religiosa alude a la anunciada resurrección del hombre y a la propia Iglesia.

En la exposición puede apreciarse la evolución de este motivo decorativo a lo largo de la historia, que encuentra su momento de máximo esplendor entre los siglos XV y XVI en los terciopelos y brocados de las suntuosas vestiduras eclesiásticas y nobiliarias.

Las telas expuestas están hechas con seda e hilos metálicos de oro y plata que les dan un efecto de gran belleza y suntuosidad.

Se exponen también algunos libros que permiten apreciar la difusión de este motivo a través de las estampas de los emblemas morales.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here