Compartir

Dos cortometrajes subvencionados por la Comunidad de Madrid han entrado en la carrera por los Óscar 2011: El vendedor del año, dirigido por Coté Soler y producido por Carlos Medina, y Porque hay cosas que nunca se olvidan, dirigido y producido por Lucas Figueroa.

Ambas cintas fueron producidas con el apoyo económico de la Comunidad de Madrid y El vendedor del año, además, forma parte del programa ‘Madrid en Corto 2010’ del Gobierno regional, a través del cual está siendo promocionada por eventos cinematográficos internacionales.

Ambos cortos han ganado multitud de premios, entre los que se encuentran el festival de Montreal, en el caso del film de Medina/Soler, y el de Bermudas, en el caso de Figueroa, dos reconocimientos que han supuesto su preselección para la próxima edición de los Óscar.

Si pasan la criba final de la Academia de Hollywood, prevista para finales de año, competirán en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción en la 83ª edición de los Oscar, galardones que se entregarán el 27 de febrero de 2011.

La Comunidad de Madrid ha concedido hace unos días 400.000 euros en ayudas a la producción de cortometrajes, que serán distribuidos a más de 45 proyectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here