Compartir

Las Cajas de Ahorros invirtieron el año pasado 1.776 millones de euros en Obra Social, una cifra que es un 13,7 por ciento inferior a la registrada en 2008 y que supuso el récord histórico, con más de 2.000 millones de euros. El área que más desciende es Patrimonio Histórico Artístico y Natural, con un 30,2 por ciento; aunque en mucha mayor proporción en el caso de Patrimonio Histórico (-41%) que en el de Medioambiente Natural (-19,8%). En lo que se refiere a centros, actividades y beneficiarios, las cifras se mantienen en términos similares, especialmente en lo relación con los centros, cuya cifra se incrementó, incluso, en un 1,53 por ciento, pese a la disminución de los recursos invertidos. A 31 de diciembre pasado, el número de centros de la Obra Social se situaba en 4.968. Las actividades, por su parte, se situaron en 199.724, con un descenso del 0,9 por ciento. Los beneficiarios de la Obra Social en 2009 se situaron por encima de los 162 millones de usuarios.

El esquema de prioridades de la Obra Social se ha mantenido en el último ejercicio, con la Asistencia Social y Sanitaria como área preferente, con el 41 por ciento del total. En concreto, las Cajas invirtieron en este apartado en 2009 un total de 725,66 millones de euros, con un descenso del 7,1 por ciento, muy por debajo de la media del conjunto de la Obra Social. Por el contrario, el capítulo de Cultura y Tiempo Libre sigue perdiendo peso relativo en la inversión de Obra Social, de la que ahora representa aproximadamente un tercio, cuando al comienzo de la década suponía prácticamente la mitad. En 2009, las Cajas invirtieron en el Área de Cultura y Tiempo Libre 588,74 millones de euros, un 19,3 por ciento menos que un año antes.

Junto con Asistencia Social y Sanitaria, el área que ha retrocedido menos que la media ha sido Educación e Investigación; en concreto, este capítulo ha gestionado un seis por ciento menos de recursos que en el año pasado, circunstancia que le permite elevar ligeramente su peso relativo sobre el total de la Obra Social. El total de recursos invertidos en esta área en 2009 se elevó a 307,22 millones de euros. En este sentido, ha sido significativa la evolución del epígrafe de Investigación, que es el que menos desciende, con lo que se confirma también la apuesta de la Obra Social por este apartado.

Estas cifras dan a entender que la Obra Social ha mantenido su fuerte presencia, pese a contar con menos recursos económicos, e indica también la capacidad de adaptación de las Cajas a entornos cambiantes y difíciles. En la actualización anual del estudio del impacto de la Obra Social en la creación de riqueza y empleo, se ha determinado que en el año 2009 la contribución al PIB de la Obra Social de las Cajas ascendió a 1.425 millones de euros, casi un euro por euro invertido (descontado el gasto que se efectúa fuera de España); mientras que el efecto de dinamismo económico propiciado por la inversión social de las Cajas se aproximó a los 3.000 millones de euros.

En el aspecto de creación de empleo, los 1.776 millones de euros de la Obra Social en 2009 permitieron el mantenimiento o la creación de 33.594 puestos de trabajo, de los que 3.637 correspondieron al empleo directo de la Obra Social; 17.061, al empleo indirecto contratado; y 12.896, al empleo inducido. Para invertir en 2010, las Cajas han hecho una dotación con cargo al beneficio del año pasado de 1.108 millones de euros, lo que representa casi un 27 por ciento del beneficio neto de las entidades matrices, porcentaje que se sitúa por encima de la media de los últimos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here