Compartir

Durante los días 5 y 6 de Marzo tiene lugar en  Barcelona una Conferencia Internacional sobre el sector de la exhibición independiente y los retos de la digitalización, organizada conjuntamente por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y la Comisión Europea, en el marco de la Presidencia Española de la Unión Europea.

La reunión, que tiene lugar en el World Trade Center de Barcelona, será inaugurada a primera hora del viernes 5 de marzo por la subsecretaria del Ministerio de Cultura, Mercedes del Palacio, y  por la directora general de Educación, Formación, Cultura y Juventud de la Comisión Europea, Odile Quintin.

La Conferencia, organizada con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat de Cataluña,  reunirá durante dos días a los principales representantes de los sectores de la distribución y la exhibición cinematográfica de España y de Europa; a las máximas autoridades cinematográficas de todos los Estados de la Unión europea; a los responsables de política audiovisual de las distintas Comunidades Autónomas; a representantes de diversas organizaciones internacionales vinculadas al sector cinematográfico, así como a expertos venidos desde Los Ángeles y desde distintas capitales de europeas.

Impacto de la digitalización
La digitalización supone la transición del cine proyectado en copias de películas de 35mm a la exhibición digital, parte de la cual se realizará en 3-D. Un cambio que, unido progresivamente a la distribución de las películas vía satélite, supondrá una auténtica revolución en el modelo actual de distribución y exhibición de películas.

El objetivo de  la Conferencia de Barcelona es informar y debatir acerca del serio impacto que este cambio radical va a tener para la diversidad cultural en la programación de las salas, y para la existencia misma de muchas  de las independientes. Un impacto que puede ser positivo o negativo, dependiendo de la forma como se desarrolle esa transición hacia el cine digital. Según recientes estimaciones de la Comisión Europea, si el cambio a la exhibición digital se produce sin apoyo público puede obligar al cierre de cerca de 3000 salas de cine en Europa en los próximos años.

Deja un comentario