publicidad

Mariano Fortuny, diseños de lujo y buen gusto en el Museo del Traje

28 enero, 2010 | Por | Categoría: Actualidad, Estilo de vivir, Exposiciones, Moda, Museos | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

INSPIRACIONES
Mariano Fortuny y Madrazo
11 de febrero – 27 de junio de 2010

El Ministerio de Cultura presenta esta exposición, que forma parte del programa de actividades organizado con motivo de la Presidencia Española de la Unión Europea, y que rinde homenaje a uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX.

La muestra reúne un total de 130 piezas, entre las que se mezclan cuadros, grabados, fotografías, piezas textiles y sobre todo las magníficas creaciones de diseño de moda pertenecientes a las colecciones del Museo del Traje, del Museo Fortuny de Venecia y de la Fundación Giorgio Cini de Venecia, así como de varias colecciones particulares.

La exposición se completa con piezas provenientes del Museo del Prado, del Museo Arqueológico Nacional, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la Calcografía Nacional y de la Biblioteca Nacional, que ilustran las inspiraciones y obras de arte de una de las mentes más creativas de su tiempo: Mariano Fortuny y Madrazo.

La exposición pretende hacer llegar al público la figura de este fecundo y exquisito artista, cuya extensa producción creativa abarca campos tan diversos como la pintura, el grabado, la escenografía, la luminotecnia, la fotografía, el diseño textil y la moda.

Hijo del gran pintor Mariano Fortuny Marsal y de Cecilia de Madrazo, su nombre aún se confunde con el de su famoso padre y, aunque nacido en Granada, el que viviese prácticamente toda su vida en Venecia ha hecho que algunos lo consideren un artista veneciano, cuando lo cierto es que él siempre se sintió un pintor español, tal y como orgullosamente proclama en el título de unas notas autobiográficas.

Con frecuencia, como ha escrito Mª del Mar Nicolás Martínez en la revista Indumenta, a Mariano Fortuny se le adjudica el calificativo de “mago”, en un intento vano, pero al menos poético, de atribuirle poderes maravillosos a la hora de crear sus singulares obras, en particular por lo que se refiere a la obtención de colores para sus pinturas y para el tintado de las telas -que él mismo preparaba siguiendo secretos procedimiento de fabricación extraídos de antiguos recetarios-, y también por lo que atañe a sus magistrales métodos para la estampación de terciopelos, sedas y algodones, con los que además simulaba habilidosamente diversos tipos de tejidos antiguos así como posibles irregularidades y defectos en ellos, en el afán de hacer ‘no falsos viejos sino reediciones, interpretaciones o traducciones de tejidos y vestidos de otras épocas, reconstruidos sobre fragmentos antiguos pero de una manera totalmente nueva y original’.

Sin embargo, no hay nada de magia en el arte de Fortuny, salvo la que se desprende de la belleza de sus creaciones, y sí mucho de trabajo, ingenio, talento y conocimiento profundo de la naturaleza. Educado desde su más tierna infancia en un ambiente refinado y erudito, especialmente propicio al fomento y desarrollo de todas y cada una de sus tempranas inquietudes intelectuales, Mariano Fortuny fue un artista-artesano adscrito al contexto histórico del periodo Fin de Siglo y, por ello, culturalmente ecléctico y en constante transformación, supo con gran esfuerzo, y no sin dolorosas renuncias personales, fusionar en su obra de manera admirable valores estilísticos asimilados del pasado con novedosos procedimientos técnicos y tradicionales métodos artesanales, en el anhelo último de alcanzar a través del arte la belleza en todos los órdenes de las cosas, un sentimiento esteticista que habría de penetrar profundamente en su espíritu y que terminó convirtiéndose en el motivo fundamental de su existencia.

Por todo ello, la exposición busca rendir un explícito homenaje a este gran artista español, a su excepcional capacidad creativa y a sus inagotables fuentes de inspiración, buscadas y encontradas en diferentes culturas y estéticas artísticas.

La exposición
La adquisición en el año 2003, por parte del entonces Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de 88 piezas de vestir y 144 fragmentos de telas estampadas originales de Mariano Fortuny y Madrazo, incluidas dentro de un conjunto de 470 obras textiles procedentes de la antigua colección Fortuny-Madrazo, todas ellas destinadas a formar parte de los fondos del Museo del Traje, además de constituir una importante contribución al aumento del acervo histórico-artístico de nuestro país, ha venido a paliar, en cierto modo, el desconocimiento de esta figura del panorama artístico del siglo XX.

Ámbitos creativos
Heredero por vía materna de una de las más grandes e influyentes dinastías de artistas españoles del siglo XIX -la de los Madrazo-, Mariano Fortuny y Madrazo desde muy joven asumiría su condición de tal, dedicándose a la pintura bajo la protectora y, a veces, asfixiante tutela familiar, en la que destacó como pintor simbolista en una serie de obras de tema wagneriano impregnadas del entusiasmo que siempre tuvo hacia la música y la figura del gran compositor alemán.

Por otra parte, al igual que otros pintores de su generación, su extraordinaria pasión por la luz le impulsaría a estudiar luminotecnia, patentando, en 1901, un procedimiento de iluminación escénica por luz indirecta al que dio el nombre de “Sistema Fortuny”, completado casi dos años más tarde, en 1903, con un aparato escenográfico, la “cúpula Fortuny”, verdaderamente revolucionario para la puesta en escena teatral del siglo XX.

Sin olvidar su faceta como fotógrafo, más que interesante por lo que se refiere a las series que hizo de fotografías de moda y de vistas panorámicas de la ciudad de Venecia.

De su trabajo como diseñador merecen destacarse las preciosas lámparas en metal y seda que produjo para decorar con ellas salones y museos, y que hoy son consideradas verdaderos hitos en la historia del diseño.

Pero, sobre todo, es de resaltar su quehacer artístico con relación a la estampación de tejidos y creación de vestidos y complementos, actividades con las que fascinó a la sociedad de su época, rendida ante las riquezas de las telas y la imperecedera elegancia de sus trajes.

Diversas razones son las que hicieron que Fortuny se interesara por el diseño textil, pero entre ellas se encuentra como principal el profundo conocimiento que tenía del medio y que había adquirido estudiando la colección de tejidos antiguos que poseía su madre.

En estrecha relación con la actividad creativa anterior hay que situar la irrupción de Fortuny en el mundo de la moda, favorecida, en cierto modo, por el clima imperante en la sociedad europea de la ‘Belle Époque’, que aspiraba a dar a través del arte del vestir una imagen de exquisitez propia de su
privilegiada condición de clase.

La belleza de sus diseños reside en una elegante simplicidad, un corte perfecto, la calidad superior de los materiales, y la riqueza y sensualidad de los colores.
Todos estos elementos, perfectamente integrados, hacen de los vestidos de Fortuny, una obra de arte.

Sus diseños fueron celebrados por escritores como Marcel Proust, Gabriele D’Annunzio o L.P. Hartley. Isadora Duncan, Eleonora Duse, Lilliam Gish o Peggy Guggenheim portaron sus vestidos. Orson Welles realizó el vestuario para su Otelo basándose en los diseños de Fortuny. Su trabajo ha influido en las creaciones de diseñadores como Mary McFadden, Issey Miyake, Hubert de Givenchy o Karl Lagerfeld, quienes le han rendido encendidos homenajes en sus colecciones, y sus piezas originales siguen siendo atesoradas por los coleccionistas actuales.

Montaje
La exposición, que busca acercarnos al ideal estético de Mariano Fortuny y Madrazo, recoge las piezas más importantes de sus creaciones en el diseño de moda y en la estampación de tejidos, muchos de ellos inspirados en tejidos antiguos, y que fueron creados para ser utilizados en escenografía, en la decoración de interiores o para elaborar con ellos trajes de época o nuevos diseños de moda.

La exposición pone de manifiesto sus variados referentes estéticos, que van desde exquisitos diseños inspirados en el arte chino y japonés hasta suntuosas piezas estampadas cuya bellísima factura rinde homenaje a su pasión por el Renacimiento veneciano. Podemos encontrar sus bellos diseños de inspiración griega, de influencia grecorromana y copta, o diseños enriquecidos por influencia del arte persa moderno, del arte hispano-musulmán, o que toman como fuente de inspiración el arte del África negra y el de los tejidos de la América precolombina.

Áreas
El desarrollo expositivo agrupa las creaciones de Mariano Fortuny y Madrazo teniendo en cuenta el propio diseño, así como la inspiración en el origen de cada una de las piezas, estableciéndose áreas expositivas con fronteras tenuemente difuminadas, donde se puede viajar visualmente desde el extraordinario plisado del delphos o la sutileza del knossos, hasta la poderosa estructura de los trajes Eleanora, pasando por sus capas burnous, las túnicas, los jubones o abrigos diseñados para montajes teatrales como Otelo, o acercándonos a sus famosas estampaciones en telas, o a su magnífico material fotográfico.

Diseño expositivo
El diseño expositivo busca recrear la riqueza del mundo Fortuny, donde los vestidos nunca eran piezas aisladas, sino siempre protegidas por las más bellas telas que les servían de escenario. Erraríamos si sólo se considerara la belleza innegable de sus diseños, pues el verdadero valor de estas obras reside en su capacidad para transmitir sentimientos estéticos placenteros, lo cual es propio del objeto artístico, junto con sensaciones físicas gratas a los sentidos, cumpliendo de este modo con su función de objeto útil y agradable al usuario, síntesis perfecta de lo que deben considerarse valores inherentes de una obra de arte en su categoría.

Ámbitos expositivos y piezas
Por ello el recorrido expositivo cuenta con piezas que nos acerquen a la propia estética de Mariano Fortuny, a sus fuentes de inspiración, a los canales artísticos que forjaron su proceso creativo, recogiendo sus más importantes creaciones en diseño de moda y textil provenientes del Museo del Traje, del Museo Fortuny, de la Fundación Giorgio Cini y de colecciones particulares.

La entrada rinde un homenaje a este gran artista español recreando la atmósfera del cuadro Los hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés, pintado por su padre Mariano Fortuny Marsal, y que se recuerda como aglutinador de la inspiración vital del artista y manifestación de su esteticismo y excelsa creatividad.

knossos y delphos

En un primer ámbito se exponen dos de las creaciones más famosas de Fortuny: el knossos, un chal confeccionado en gasa de seda que se adorna con motivos extraídos fundamentalmente del repertorio decorativo de la cerámica cretense y el delphos, una delicada y elegantísima túnica, según un procedimiento exclusivo de Fortuny, que recrea el chitón jónico. De estructura muy sencilla, sólo se adorna con unas pequeñas cuentas de vidrio de Murano, creadas ex profeso para estos modelos y, a veces, con unas cintas de seda con esgrafiado en oro y plata que hace la función de cinturón. Ambos modelos toman como fuente de inspiración la estatuaria griega, aunque verdaderamente estas prendas son las que se encuentran en la pintura academicista y esteticista finisecular, con abundantes obras de temática ambientadas en el mundo grecoromano.

Los knossos y delphos que se exponen van acompañados de grandes piezas de cerámica de estilo naturalista, de ‘Tanagras’ provenientes del Museo Arqueológico Nacional, así como de un relieve de ‘Ménade’ proveniente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Burnous, djellabah y túnicas

Un segundo ámbito recoge sus mejores modelos de inspiración orientalista, dentro de los cuales se encuentran los burnous, capas provistas de capuchón de varios picos similares a los abrigos de los moriscos españoles; las abas, túnicas largas y sin mangas parecidas a las aljubas moriscas; los djellabah, vestidos largos, con mangas tipo kimono, de origen norteafricano; y las túnicas inspiradas en prototipos orientales.

Esté ámbito se completa con una serie de cuadros y bajorrelieves del propio Mariano Fortuny y Madrazo provenientes del Museo Fortuny de Venecia, así como con una serie de grabados del artista de las colecciones de la Calcografía y la Biblioteca Nacional, y de la colección de Mme. Liselotte Höhs.

Hábitos litúrgicos

Un tercer ámbito recoge los hábitos litúrgicos diseñados por Mariano Fortuny y Madrazo, donde destaca una pieza clave como es el paño fúnebre de la casa de Lerma y la casulla que le acompaña, ambas piezas provenientes del Museo Fortuny de Venecia, que se muestran con una serie de dalmáticas, casullas, estolas y manípulos de la propia colección del Museo del Traje.

Gown y tabardos

Un cuarto ámbito recoge los modelos de inspiración medieval y renacentista. Dentro de los cuales se encuentran los giornes, los abrigos o gown y, sobre todo, los tabardos, cuya recreación más interesante por parte de Fortuny sería un modelo denominado ‘Eleonora’, en honor a la famosa actriz italiana Eleonora Duse, amiga y ocasional colaboradora de Fortuny en alguna de sus empresas teatrales. También se exponen una serie de vestidos diseñados por el propio Mariano Fortuny especialmente para esta artista y proveniente de la Fundación Giorgio Cini.

La ambientación se completa con fotografías, álbumes y piezas personales que hacen referencia a su creatividad en el campo de la fotografía artística. Cabe destacar sus fotografías panorámicas de Venecia que, como las piezas anteriores, pertenecen a la colección del Museo Fortuny de Venecia.

Deseños para el teatro

El quinto ámbito hace referencia a las relaciones de Fortuny y el teatro, exponiendo en esta sección algunos de los vestidos y trajes diseñados por Fortuny para representaciones teatrales, como, por ejemplo, para Otelo que se represento en el cortile del Palacio Ducal de Venecia.

Este ambiente se completa con una serie de fotografías realizadas por Fortuny sobre su propia obra en este campo, por lo demás, de gran interés, y con algunos de sus bocetos realizados para numerosas representaciones teatrales y operísticas.

Los diseños familiares

Un sexto ámbito recoge el proceso de la creación artística en el diseño textil, exponiéndose algunos ejemplos de la magnífica colección de tejidos antiguos que poseía su madre, Cecilia de Madrazo, algunos de los cuales hoy se custodian en el Museo del Traje.

Se completa este espacio con algunos tejidos diseñados por el propio Fortuny que se exponen juntos con aquellos otros que le sirvieron de modelos, y que transmiten admirablemente el concepto del diseño de Fortuny, de un virtuosismo técnico en el que se aúna oficio, disciplina y especialidad y que cautiva tanto por su alarde técnico como por su refinamiento, elegancia y sensualidad. Estas piezas forman parte de la colección del Museo del Traje.

También tienen cabida en este espacio las diversas matrices que utilizó para las estampaciones, de madera, papel o los “katagami”, así como una pequeña colección de sus collages de tela; todo lo cual se conserva, en su mayor parte en el Museo Fortuny de Venecia.

El ambiente se completa con un autorretrato de Fortuny, así como de alguna de sus lámparas, ejemplo también magnífico de su inagotable creatividad.

La caja de los tesoros

La salida del espacio expositivo se culmina mostrando un impresionante delphos de la colección del Museo del Traje, y la caja donde se guardaban enrolladas estas piezas, considerados por muchos auténticas obras de arte, y que tan magníficamente describió L.P. Hartley en su libro Eustace and Hilda:

” … Fortuny, estaba escrito en letra de imprenta sobre la caja. Eustace desató el lazo y levantó la tapa. Lo que descubrió bajo el papel de seda liso le provocó un escalofrío de placer; totalmente enrollado y retorcido sobre él mismo, dispuesto para ser sacado, el vestido azul y plata de Hilda. Los pliegues densos, tan unidos los unos con los otros como los surcos de un campo labrado, le parecieron más oscuros de lo que había imaginado. Sabiendo que nunca sería capaz de desplegarlo, se contentó con deslizar sus dedos entre las ranuras y las aristas del plisado en que sintió la resistencia de lo que había estado tan apretado. Sin embargo ¡qué poderosa expansión la de estos pliegues, que posibilidades insospechadas de movimiento para Hilda, para la nueva Hilda!. … En este vestido podría danzar, podría volar… “.

Datos de interés:
Museo del Traje. CIPE
Avda. Juan de Herrera, 2
28040 MADRID
http://museodeltraje.mcu.es
Horario:
De martes a sábado, de 9:30 a 19:00 horas.
Domingo y festivos, de 10:00 a 15:00 horas.
Lunes: cerrado
Cómo llegar:
Autobuses:
⋅ 46, 82, 83, 132, 133, G.
Metro:
⋅ Moncloa (Líneas 3 y 6)
⋅ Ciudad Universitaria (Línea 6)
Entrada gratuita a las exposiciones temporales

Organizan: Ministerio de Cultura. Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes y Museo del Traje. CIPE
Comisario: Eloy Martínez de la Pera Celada
Coordinación: Elena Cortés Gómez. Guillermo González Martín. S. G.
Promoción de las Bellas Artes. Ministerio de Cultura
Diseño y dirección de montaje: SINTÍTULO PROYECTOS, S.L.
Montaje: PROESCEN, S.L. SIT TRANSPORTES INTERNACIONALES
Diseño gráfico: Víctor Rodríguez, FLUXOP, S.L.
Arquitecto: Francisco Bocanegra
Sede: Museo del Traje. CIPE

Catálogo
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General de Publicaciones,
Información y Documentación.
Ministerio de Cultura
NIPO: 551-10-006-X
ISBN: 978-84-8181-428-6
Imprime: Punto Verde.
Diseño Gráfico: Tres Tipos Gráficas.
Traducción de textos: ASTI, S.L.
Fotografía:
⋅ Munio Rodil Ares
⋅ Joaquín Cortés Noriega
⋅ Archivo Fotográfico Biblioteca Nacional. Madrid
⋅ Archivo Fotográfico Fundación Giorgio-Cini
⋅ Archivo Fotográfico Museo Fortuny-Venecia
El catálogo de la exposición busca redescubrir a este artista acercándonos a los diferentes ámbitos de su actividad creativa y a los variados referentes estéticos que pueblan su particular universo artístico, tal y como queda recogido en el texto de Eloy Martínez de la Pera Celada, comisario de la muestra. María del Mar Nicolás nos retrata su trayectoria vital y profesional, acercándonos a un personaje capaz de plasmar sus vivencias personales, y sus encuentros artísticos, en todas y cada una de sus diseños. Francisco Javier Pérez Rojas se adentra en el estudio de su obra pictórica, como heredero del potencial creativo de varios grandes del siglo XIX. Lucina Llorente recalca en su texto el indudable interés técnico de este artista, que hizo de sus creaciones piezas únicas, artesanales, cuya singularidad estética y rara perfección técnica ha sido siempre subrayada por cuantos han conocido y estudiado su obra. El conservador Claudio Franzini nos presenta al Fortuny fotógrafo, desarrollando un texto que explicita la inmensa curiosidad vital y la magnífica plasmación de la misma en las instantáneas fotográficas con un valor esencial para la historia de la fotografía del siglo XX.

Actividades
Mesas redondas en torno a Fortuny:
Coincidiendo con la inauguración de la exposición temporal Inspiraciones.
Mariano Fortuny y Madrazo, se celebrarán dos mesas redondas en torno a la figura y el legado artístico de este excepcional artista.

⋅ Organiza: Ministerio de Cultura, S. G. de Promoción de las Bellas Artes
⋅ Dirección: Jorge Lozano Hernández
⋅ Días: jueves 11 y 18 de febrero
⋅ Hora: 19:00 h
⋅ Lugar: salón de actos del Museo del Traje. CIPE
Asistencia libre y gratuita hasta completar aforo
Jorge Lozano Hernández es semiólogo y catedrático de Teoría General de la Información en la UCM. Director del grupo de Investigación Estudios de Semiótica de la Cultura de la Fundación Instituto Universitario Ortega y Gasset además de profesor de Semiótica de la Moda en la Universidad de Venecia, y autor de introducción, selección y notas a J. Lotman y Escuela de Tartu. Semiótica de la Cultura. Es asimismo autor de El Discurso Histórico, con prólogo de Umberto Eco.

Jueves, 11 de febrero: Mariano Fortuny: alquimista y traductor
Moderador: Jorge Lozano Hernández
Participantes:
⋅ Daniela Ferreti, directora del Museo Fortuny de Venecia
⋅ Eloy Martínez de la Pera, comisario de la exposición
⋅ Guillermo de Osma, autor de la monografía The life and work of Mariano
Fortuny.
Esta mesa redonda abordará la figura de Mariano Fortuny y Madrazo, pintor, grabador, escenógrafo, editor, inventor de nuevas técnicas de iluminación, diseñador y fotógrafo; actividades que le hicieron adoptar el sobrenombre de Alquimista o Mago de Venecia, o convertirse en referencia en la obra de Proust y D’Annunzio, entre otros. Amén de su obvia importancia cultural, se tratará su obra desde una perspectiva de traducción, en tanto en cuanto fue capaz de trasladar a la misma, elementos procedentes de otros sistemas de signos. Como prueba, la lámpara Fortuny, que traduce el escudo sarraceno, el delphos, inspirado en el chiton jónico que lleva el Auriga de Delphos, así como numerosos tejidos con motivos orientales, vestidos basados en la Venecia renacentista, etc.
Jueves, 18 de febrero: Fortuny: el pliegue
Moderador: Jorge Lozano Hernández
Participantes:
⋅ Giulia Ceriani, profesora de Comunicación Publicitaria en la Universidad de Siena
⋅ Pedro Moreno, figurinista y escenógrafo
Recientemente ha cumplido un siglo el famosísimo modelo delphos (1909), una túnica de seda inspirada en la vestimenta jónica, que en su día llevaron Lillian Gisch, Peggy Guggenheim, Isadora Duncan y un largo etcétera. Tal modelo ha permitido en los fashion studies destacar la importancia del pliegue, un concepto que más allá de su funcionalidad en un vestido ha ocupado un espacio teórico (Gilles Deleuze; El pliegue, 1981). En esta mesa redonda se abordará este concepto, que no sólo aparece en sus vestidos sino que es una técnica propia del grabador.

Cine de moda: la época de Fortuny:
En este ciclo veremos dos obras que tienen como objetivo mostrar la moda en la época de Fortuny a través del cine, partiendo del hecho de que su modelo delphos se comercializa a partir de 1920. A los asistentes se les entregará un dossier con información sobre la película, la época en la que se desarrolla, y sus contextos, al igual que las piezas relacionadas presentes en la exposición permanente del Museo y en la Exposición Temporal. Durante este trimestre, las películas proyectadas serán las siguientes:
16 de febrero: Sangre y arena (1922)
Protagonizada por Rodolfo Valentino
⋅ Pases: 12:00 y 18:30 horas
17 de marzo: El señorito primavera (1921)
Protagonizada por Gloria Swanson
⋅ Pases: 12:00 y 18:30 horas
Asistencia libre y gratuita hasta completar aforo

Visitas temáticas para grupos formados
Miércoles y viernes: a las 12:00 / jueves a las 17:00 horas
Grupos de 15 a 25 personas
Asistencia gratuita previa inscripción
Visitas especializadas individuales
Inspiraciones. Mariano Fortuny
Sábados a las 12:00 horas, previa inscripción a partir 2 de febrero.
Inspiraciones. Mariano Fortuny (tejidos)
Fechas únicas: 12 de marzo y 16 de abril a las 17:30 horas
Asistencia gratuita previa inscripción, a partir del 2 de febrero, en el teléfono 915 504 700. Ext.: 4741

Talleres en torno a la exposición
Actividades dirigidas al público infantil y familiar
Sábados y domingos de 11:30 y 13:30 a partir de abril.
Participación gratuita previa inscripción
Jornadas sobre la conservación y restauración de la obra
textil de Mariano Fortuny

⋅ Organizan: Museo del Traje en colaboración con el Grupo Español del
International Institute for Conservation (IIC)
⋅ Días: jueves 6 y viernes 7 de mayo
⋅ Lugar: salón de actos del Museo del Traje. CIPE
Previa matriculación
Reservas e información:
difusion.reservas.mt@mcu.es y en el teléfono 91 550 47 00 ext. 4741
Más información sobre las actividades:
difusion.mt@mcu.es y en el telefono 91 550 47 08

Imágenes:
1- Autorretrato Mariano Fortuny y Madrazo. Temple sobre lienzo pegado a tabla.Museo Nacional del Prado

2- Estudio para delphos rosa. Mariano Fortuny y Madrazo. 1932. Temple sobre cartón. Legado Henriette Fortuny, 1956. Museo Fortuny

3- Burnous en terciopelo de seda color verde,con decoración estarcida en plateado. Mariano Fortuny y Madrazo. 1921. Museo del Traje. CIPE

4- Casulla, manípulo y estola en terciopelo de seda color verde con decoración estarcida en plateado. Mariano Fortuny y Madrazo. 1930 – 1940. Museo del Traje. CIPE

5- Gown, abrigo largo en terciopelo de seda color burdeos con decoración polícroma estampada en beis, azul, verde y dorado. Mariano Fortuny y Madrazo. 1934. Museo del Traje. CIPE

6-Retrato de Henriette ante un espejo, 1930. Mariano Fortuny y Madrazo. 1930. Temple sobre cartón. Legado Henriette Fortuny, 1956. Museo Fortuny

7- Crátera de columnas 360-340 a.C. Apulia, Magna Grecia. Pintor de Ginebra 2754. Cerámica. Técnica de figuras rojas. Museo Arqueológico Nacional

8- Delphos negro de manga larga. 1920. Delphos en satén negro plisado. Colección particular

9- Delphos color ámbar de manga larga, 1920. Delphos en satén plisado color ámbar. Colección particular. Knossos en tafetán de seda rosa salmón con decoración estarcida realizada con Katagami, 1906. Museo del Traje. CIPE

10- Tanagra. Siglos IV-III a.C. Cerámica. Museo Arqueológico Nacional

11- Relieve de una ménade danzante, 1955. Vaciado en yeso. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

12- Casulla confeccionada en sarga de algodón con decoración estarcida en color plateado. 1935-1940. Museo del Traje. CIPE

13- Abrigo corto rojo, 1930. Abrigo en terciopelo liso de seda color granate con decoración estarcida en dorado y plateado. Colección Particular. Falda en tafetán de seda plisada color gris. 1910-1920. Museo del Traje. CIPE

14- Aba en terciopelo cortado de seda verde agua y dorado. 1910-1915. Museo del Traje. CIPE

15- Vestido-túnica en tafetán de seda azul con decoración estarcida dorada. 1920-1930. Museo del Traje. CIPE

16- Diseño textil realizado en sarga de algodón color beis, con decoración estarcida en azul. 1919-1949. Museo del Traje. CIPE. En terciopelo liso de seda color beis, la decoración destaca en un tono verde más oscuro. 1911-1916. Museo del Traje. CIPE. Diseño textil en sarga de algodón. 1916-1949. Museo del Traje. CIPE

17- Diseño textil en sarga de lino con fondo azul sometido a una aplicación de productos blanqueantes. 1910-1915. Museo del Traje. CIPE. Cortina en gasa de algodón
1911-1916. Museo del Traje. CIPE. Cortina en gasa de algodón. 1911-1916. Museo del Traje. CIPE

18- Henriette, mujer del artista. Sin fecha, hacia 1920. Mariano Fortuny y Madrazo. Aguafuerte, punta seca y ruleta eléctrica. Biblioteca Nacional de España

19- Lámpara de mesa. 1928. Mariano Fortuny y Madrazo. Metal y baquelita. Legado Henriette Fortuny, 1956. Museo Fortuny

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad