publicidad

El librero de Varsovia

12 julio, 2009 | Por | Categoría: Libros | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

OBrien, Michael - El librero de Varsovia

La buhardilla del Génesis

Andrés Merino Thomas

El olfato editorial de Alex Rosal, que nos ofreció en el sello Libros Libres la versión en español de “El padre Elías” una de las obras más inquietantes e incisivas del novelista canadiense Michael D. O’Brien, sigue proporcionando a los lectores interesantes retos que no se quedan en meras propuestas intelectuales. La publicación de la segunda parte de aquél best seller no es sólo –y también- un apasionante relato, sino una reflexión en voz alta sobre la dignidad del ser humano. “El librero de Varsovia”, ambientado en la tragedia humana y espiritual de la Segunda Guerra mundial, retrocede en realidad varias décadas en la vida de David-Elías Schäfer, cuando huye del gueto de la capital polaca. Pero no se centra tanto en la figura de un joven judío observante, sino en la del librero descreído de turbio pasado que accidentalmente le acoge en el pequeño establecimiento que regenta y consigue ocultarle en una buhardilla, manteniendo con él una extraña relación en la que las conservaciones sobre la vida, el bien, el mal, la religión, la guerra y sus propios recuerdos conforman un texto de una factura verdaderamente asombrosa.

Nos encontramos, verdaderamente, ante una novela nada convencional. Sólo en la forma, asistimos a un formidable despliegue de recursos metafóricos. Símbolos por doquier, una sucesión de alegorías que implica un envidiable conocimiento no sólo del idioma sino de culturas y costumbres, lo que nos lleva al fondo del relato: El contraste entre la cultura cristiana y hebrea motiva inicial sorpresa, pero enseguida proporciona una sensación de juego limpio, de equilibrio, aunque la primera sea presentada desde la pretensión de búsqueda de la verdad del librero solitario y la segunda desde la de la inocencia y de cumplimiento de preceptos del joven judío, fugitivo y desconcertado. Y junto a todo ello, un canto a la cultura eslava, centrada en la introducción de la pequeña pieza teatral que el librero escribe como entretenimiento y salida a sus inquietudes, protagonizada por monjes ortodoxos que decoran templos.

Que Pawel Tarnowski mantenga abierta una tienda de libros en la Varsovia ocupada por los nazis es ya un desafío. Lo son todos los diálogos y reflexiones. Es el librero el auténtico protagonista. El lector descubrirá en su pasado y su presente sus miserias y sus heroísmos. Su tragedia. El fuego que le quema. En realidad, desde sus paseos de infancia por el parque, o su huída a París en los alegres años de entreguerras, o su refugio construido por anaqueles de libros, heredado de su tío, Pawel no ha hecho sino lo que hacemos todos cada día: vivir. Unas veces, haciendo frente a los problemas. Otras, intentando huir. Todo ser humano recibe siempre la visita de un joven Schäfer. La cuestión es cómo se le recibe, si se está dispuesto a entablar conversación o a asumir los retos y exigencias que plantea su presencia. Una vez abierto, este libro no puede dejar de leerse.

“El librero de Varsovia”
Michael D. O’Brien
Madrid, Libros Libres, 527 pág.
ISBN: 978-84-96088-79-5

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , ,

publicidad  publicidad  

2 comentarios a “El librero de Varsovia”

  1. Alberta dice:

    Gracias por el comentario de esta obra: aunque hace justicia al autor y a su editor, me temo que la obra resulta algo difícil.

  2. Ana Cristina dice:

    Es cierto, es difícil. Pero es preciosa. De las que va al fondo del corazón y de la cabeza.

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad