publicidad

“Magdalena penitente” de Georges de La Tour, primera “Obra invitada” del Prado (vídeo)

27 abril, 2009 | Por | Categoría: Obra escogida | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

la-tour-magdalena-penitente-07El Museo del Prado inaugura el programa “La obra invitada” con una pintura del Louvre, la Magdalena penitente de Georges de La Tour

El presidente de la República Francesa, Nicolás Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, acompañados por los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, visitan la obra con la que el Museo del Prado inaugura el programa “La obra invitada”, una de las pinturas más poéticas y bellas del misterioso maestro lorenés Georges de La Tour que se conserva en el Museo del Louvre. El recorrido incluye también la visita a la primera sala temática que el Museo dedica expresamente a los primeros Borbones como parte de su actual proyecto de reordenación y ampliación de colecciones. Tanto la exposición temporal de la obra del Louvre, que permanecerá dos meses en el Prado, como la nueva instalación de los retratos borbónicos en la sala en la que anteriormente se exponían el 2 y el 3 de mayo de Goya, cuentan con el patrocinio de la Fundación AXA.

La primera “obra invitada” permanecerá expuesta en el Museo hasta el próximo 28 de junio, en la sala 5, junto a los dos cuadros del pintor que conserva el Prado, Ciego tocando la Zanfonía y el recientemente descubierto San Jerónimo leyendo. A través del programa “La obra invitada”, el Museo del Prado inaugura un nuevo modelo de exposición que pretende acercar a sus visitantes obras notables de otros museos con el doble objetivo de enriquecer la visita y establecer un término de comparación que permita reflexionar sobre las propias pinturas del Prado.

La obra elegida para inaugurar el programa, “Magdalena penitente” de Georges de La Tour, presenta a la Magdalena, símbolo de la redención a través del arrepentimiento, en un escenario nocturno, iluminado por una vela que crea violentos contrastes en los instrumentos de su meditación: los libros sagrados, la cruz y la calavera, emblema de la muerte, objetos que conforman una de las más bellas naturalezas muertas de su autor. La Tour muestra a la santa con aspecto delicado, lejos de sus rústicos campesinos, soldados o músicos callejeros, todos ellos de aspecto plebeyo y ajenos a la quietud espiritual de esta pintura.

pic_2516Georges de La Tour, originario de la región de Lorena, nada se sabe de su primera formación o si estuvo o no en Italia, etapa imprescindible en la formación de un artista de la época. En su pintura se aprecia, por conocimiento directo o indirecto, la influencia de  Caravaggio, tanto en el tratamiento realista de personajes humildes, como en el uso de la luz. Pudo adquirir dicho conocimiento en un viaje a Roma que no ha sido documentado, a través del contacto con caravaggistas holandeses como Hendrick Terbrugghen o de otros franceses que realizaron dicho viaje. En 1639 se trasladó a París alcanzando el título de pintor de Luis XIII. Su muerte provocó su progresivo olvido y la frecuente confusión con pinturas de autores españoles, como  Zurbarán o  Velázquez.

Ciego tocando la Zanfonía de Georges de La Tour muestra a un viejo músico ciego ambulante tañendo la zanfonía, tema que repite con variantes en diversas ocasiones. El pintor, activo en Lorena (en el este de Francia) e influido por la pintura caravaggiesca, se deleita en la recreación de detalles como el lazo que adorna el instrumento, las arrugas del rostro del anciano o sus cabellos. (Adquisición Fondos Legado Villaescusa, 1992)

san-jeronimo-leyendo-una-carta-georges-de-la-tourSan Jerónimo Leyendo una carta de Georges de La Tour. Poco son los datos biográficos conocidos de este pintor, pero se adivina qeu gozó en vida de una alta estima. La presencia de sus obras en las colecciones del rey de Francia o en la del Cardenal Richelieu, apuntan en esa dirección. Sus pinturas fueron muchas veces confundidas con las de autores españoles como Maino, Zurbarán o Velázquez. La Tour muestra a un San Jerónimo más intelectual que penitente, concentrado en la lectura de una carta. Describe detenidamente los detalles anatómicos y los efectos de la luz.

Junto a estas obras también se puede ver otra obra de Caravaggio (1571-1610) “David vencedor de Goliat”. David abatió al gigante filisteo, Goliat, con su honda y después le corto la cabeza (ISamuel, 17). Figura culminante en la pintura europea, Caravaggio, nacido en Lombardía, llega a Roma en 1592, viajando después a Nápoles, Malta y Sicilia. Su obra evolucionará hacia una visión de violenta iluminación y dramatismo.

Con motivo de la exposición de esta obra en el Prado, el próximo 28 de mayo a las 19.00 h., en el auditorio, tendrá lugar una conferencia extraordinaria sobre la obra que será impartida por José Milicua, Catedrático Emérito de la Universidad de Barcelona y Patrono del Museo del Prado.

Colaboración entre el Museo del Prado y el Museo del Louvre
Los directores del Museo del Louvre, Henri Loyrette, y del Museo del Prado, Miguel Zugaza, acompañados por Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservación del Prado, anticiparon esta mañana algunos de los detalles del nuevo período de fecunda colaboración que abre precisamente ahora entre ambas instituciones, no solo con la presentación de la primera pintura participante en el programa “La obra invitada”, procedente del Louvre y que adquiere una especial relevancia en el contexto de la colección del Museo del Prado, sino también otros futuros proyectos de investigación y exposición que se concretarán en la co-organización de tres exposiciones temporales durante los próximos años.

En 2010, “Turner y los Maestros” presentará en el Grand Palais de París y en el Museo del Prado una extraordinaria selección de pinturas de este gran pintor romántico junto a aquellos artistas que le inspiraron. La siguiente exposición realizada en colaboración entre los dos museos será “El Paisaje Clasicista en Roma”, que se celebrará en 2011, también en París y en Madrid, mostrando el desarrollo del paisaje en Roma desde finales del siglo XVI hasta mediados del XVII con pinturas de artistas como Paul Brill, Annibale Carracci, Claudio de Lorena o Poussin. Por último, “El último Rafael”, centrada en la actividad de Rafael al servicio de los Papas Julio II y León X, se presentará en el Museo del Prado y el Museo del Louvre en 2012.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad