publicidad

Poemas en prosa

24 noviembre, 2008 | Por | Categoría: Libros | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

¿Era Picasso un dictador?

Andrés Merino

En el ecuador de su vida Picasso se puso a escribir. 1935. Una mala época, con problemas afectivos –se había separado de su primera mujer, Olga- y dudas sobre su futuro creativo. Durante dos años se dedicó con intensidad a la poesía. Dejó escritos más de trescientos poemas. Y, por cierto, tres obras de teatro. De hecho, que sepamos, siguió escribiendo durante casi cinco lustros. En español y en francés, los idiomas de sus dos patrias humanas e intelectuales.

Pablo Picasso no consintió en someterse a reglas sintácticas. La lectura de su obra puede ser todo menos superficial. Porque escribió como pintó, evitando deliberadamente que nadie pudiese opinar de un solo vistazo al contemplar –o leer- sus creaciones. Que haya pocos estudios de su obra escrita no evita el debate. ¿Era Picasso un dictador estético? Es lo que a literatura se refiere… quizá si. Quizá no. El malagueño exige un formidable esfuerzo de concentración. Desafiantes renuncias a conjunciones e interjecciones exigen el arduo trabajo de la lectura más pausada. Impone una poesía de ordeno y mando. Una poesía difícil.

Es indudable que su camino escrito fue en gran parte paralelo al de su arte. Iba experimentando. Si en sus lienzos lo hacía con materiales y formas, sobre el papel las palabras articulaban un universo expresivo y estético también único. Un universo donde también cabía la precipitación. No revisaba sus textos. ¿Para qué? Había expresado sus sentimientos y bastaba. Somos sus lectores los que debemos someternos a unas normas desconocidas. O más bien anti-normas. Un desafío constante a lo ordenado. Sólo un genio como el autor de Las señoritas de Avignon puede permitirse no puntuar. Abusar del léxico y componer una desconcertante poesía en prosa sin ocasión para la respiración, sin tregua, desbordada y precipitadamente.

En su excelente prefacio al poemario, Androula Michaël propone que Picasso se entrega a un proceso de experimentación, del que puede ser buena prueba su afición a los juegos del palabras, a los senderos que se bifurcan o a la acumulación. No es peyorativo, este libro inquietante es una muestra clara de que el pintor y poeta decidió someter al mundo a sus reglas estéticas. O precisamente a la ausencia de ellas. Leer esta poesía en prosa es arrancar a jirones la métrica tradicional. Es descender, es renunciar a comprender. Puede argüirse que se escribió como un sublime experimento de virtuosismo escrito. Pero también como una quiebra deliberada del más exiguo esquema clásico de composición… Picasso vuelve a sorprendernos. La edición de sus poemas le confirma como fuente inagotable de debate. También literario.

“Poemas en prosa”

Pablo Picasso

Barcelona, Plataforma Editorial, 176 pág.

ISBN: 978-84-96981-28-7

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Un comentario a “Poemas en prosa”

  1. Gonzalo Cuesta Fernández dice:

    Picasso “genio”!. Desconocemos muchos la obra poética de Pablo Picasso, pero después de leer el
    análisis que Andrés Merino hace sobre una obra literaria “anarquica” (?), miscelánea y casi deformada
    como sus cuadros, pero llena de colorido y expresividad, no cabe duda que leeremos, estudiaremos y
    disfrutaremos con con los POEMAS EN PROSA de Pablo Picasso.
    Saludos. Gonzalo Cuesta.

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad