publicidad

La embarcación «Port Blau» declarada BIC

16 agosto, 2008 | Por | Categoría: Actualidad, No sólo arte, Patrimonio | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Diseñada para la pesca, se especializó en la captura de langosta. También se utilizó como transporte de contrabando en la época del estraperlo.

Propiedad de la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Mallorca

El «Port Blau» es una embarcación menor tradicional mallorquina, del tipo laúd, construida de acuerdo con los métodos habituales entre los carpinteros de ribera de Mallorca de los años cuarenta del siglo xx. Con apenas 9,69 metros de eslora (48 palmos) y 3,05 metros de manga y con un puntal de 1,30 metros, esta embarcación ha obtenido la declaración de Bien de Interés Cultural propuesta por el Consejo de Mallorca en la sesión ordinaria del Pleno que tuvo lugar el día 11 de julio de 2008.

Port Blau, oficialmente, data del año 1948, si bien sus medidas y líneas hacen pensar que es de una cronología anterior. Fue diseñada por un carpintero de ribera del Puerto de Pollensa que, aunque no ha podido ser identificado con seguridad, podría ser el maestro Biel Blanco, en la década de los años 40 del pasado siglo XX.

El «Port Blau» se construyó originariamente para la pesca pero también fue utilizado como embarcación de transporte de contrabando, en la época del estraperlo. Parece ser que el laúd fue confiscado o requisado por las autoridades al menos en dos ocasiones, y cada vez fue subastado, cambiando sucesivamente de nombre. Todavía queda pendiente una tarea de investigación, tanto de las posibles fuentes orales como de la documentación administrativa, para intentar averiguar más datos sobre esta etapa.

Durante la década de los años cincuenta del siglo XX ya se dedicaba a la extracción pesquera con base en el Puerto de Pollensa, desde donde fue trasladado a Palma. Entre 1963 y 1993, fue usado como barca de pesca profesional, concretamente para la pesca de la langosta. Actualmente es propiedad de la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Mallorca, entidad a la cual fue cedido para fines culturales y con el objetivo de evitar su desguace, dado que estaba incluido dentro de un programa de ayudas de la Unión Europea.

Se trata de una embarcación de madera del tipo laúd, de pequeña eslora, de poco tonelaje, originalmente diseñada para la pesca y el cabotaje. Aunque presenta unas características claramente adaptadas a la navegación a vela, su diseño parece corresponderse con el periodo de transición que supuso la progresiva motorización de las embarcaciones. A pesar de todo, conserva intactas sus líneas de la navegación a vela. Por otra parte, también se conserva su última motorización, siendo bastante interesante ya que se trata de un motor Bolinder de ochenta CV, de los años sesenta.

A pesar de su larga vida en el mar, el «Port Blau» ha mantenido las características formales y los registros propios de las embarcaciones tradicionales de Mallorca.

En la actualidad, se encuentra depositado en los talleres de carpinteros de ribera del Departamento de Medio Ambiente y Naturaleza del Consell de Mallorca, en virtud de un convenio de colaboración entre el Consell de Mallorca y la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Mallorca, actual propietaria de la embarcación, a la espera de una próxima restauración.

El destino que pretende darle la Asociación de Amigos del Museo Marítimo después de su recuperación será cultural y público, relacionado con la recuperación de las líneas de la navegación a vela y la enseñanza de marina tradicional.

Otras embarcaciones BIC

L’Alzina recientemente restaurada. Es un llaüt, una embarcación tradicional mallorquina, construida siguiendo los patrones habituales de los mestres d’aixa de Mallorca de los años 40. Concretamente fue construida en 1945 en Cala Rajada por el mestre d’aixa Miquel Rosselló Tarrassa. En lo que se refiere a sus medidas, tiene 42 palmos de eslora, es decir, 8’45 m y 2’80 m de manga. Su matrícula es 7-PM-1-1017-9. L’Alzina, actualmente, es propiedad de los Amigos del Museo Marítimo de Mallorca que colabora con el Club Náutico de s’Arenal con la intención de convertirla en un referente para todos aquellos que quieren disfrutar de la navegación con una embarcación tradicional con vela latina. Los anteriores propietarios fueron Maties Salvà Ros, Lluc Tomàs Ros, Antoni Catany Ponsetí.

Fue construida para la pesca pero también se ha utilizado como embarcación de transporte de contrabando, en tiempos de estraperlo, y después fue restaurada en los años 90 para destinarla al recreo. Una vez restaurada, participó en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 como representante de la marina tradicional de Mallorca. También ha participado en las regatas y encuentros de vela latina celebrados en Mallorca en los últimos años. Esta embarcación, a pesar de los cambios, se ha mantenido con las características formales y los registros originarios de las embarcaciones tradicionales de Mallorca. Por esto ha sido declarada Bien de Interés Cultural por el Consell de Mallorca el 2008.

La restauración de l’Alzina ha estado a  cargo de los talleres de mestre d’aixa del departamento de Medio Ambiente y Naturaleza del Consell de Mallorca gracias a un convenio de colaboración firmado entre la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Mallorca y el departamento de Medio Ambiente y Naturaleza del Consell de Mallorca. La restauración integral se dio por acabada en 2007, y sirvió, como objetivo principal, para el aprendizaje del oficio de mestre d’aixa en la promoción formada en el taller de Mestres d’aixa del Consell de Mallorca llevada a cabo entre 2005 y 2007.

El taller de Mestres d’aixa del Consell de Mallorca, bajo la dirección del mestre Jaume Cifre y la coordinación del técnico de Patrimonio Marítimo del departamento de Medio Ambiente Joan M. Pons, durante 2008, ha continuado la tarea ya comenzada, y ha montado un nuevo motor, eje, palés y otros elementos mecánicos, y también se han acabado las tareas del interior de la embarcación para que se puedan iniciar las actividades culturales y deportivas a las que se ha de destinar.

“Hispania” construída por encargo del rey Alfonso XIII

El pasado 2007 el Consell de Mallorca y la Real Fundación de Barcos de Época firmaron un convenio de colaboración para llevar a cabo la restauración y rehabilitación de la embarcación “Hispania”. Con una aportación de 120.000 euros por parte del Consell para  2007 y otros 120.000 euros que se aportaron en 2006 para la restauración de esta embarcación. Este convenio se incluía dentro del programa Mallorca y Mar que tiene como objetivos tanto la conservación, estudio y divulgación del trabajo de maestros d’aixa de Mallorca, así como la conservación y restauración de embarcaciones de madera.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad