publicidad

Marijke van Warmerdam expone su nuevo vídeo Trembling

17 abril, 2008 | Por | Categoría: Exposiciones, Galerías | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Desde el 16 de abril al 17 de mayo

Trembling (Temblando) en La Fábrica Galería

El vídeo muestra un ramo de petunias blancas que se mueve arrítmicamente impidiendo fijar la atención en una flor en particular. Completan la exposición cinco imágenes de gran formato con las que la artista centra la mirada del espectador en detalles poco observados

Van Warderman, que ha participado en la Bienal de Venecia y la Documenta X de Kassel, muestra en su obra momentos simples cargados de matices, que los hace extrañamente mágicos

El trabajo de Marijke van Warmerdam (Holanda, 1959) incluye fotografías, esculturas y películas, formando un consistente cuerpo de trabajo. Internacionalmente conocida por sus films cortos, Marijke ha participado en ferias como Art Basel, donde ha exihibido los trabajos Dream (2007) y Met losse handen (2005) en la sección Art Unlimmited.

Temblando, el título de su exposición en La Fábrica Galería, hace referencia a su nuevo film Trembling (2008), que se presenta por primera vez en esta exposición. En el film vemos un ramo de petunias blancas moviéndose arrítmicamente mientras el fondo gris pasa detrás. El peso de la parte alta de las petunias, que tienen forma de cuerno, crea un ritmo especial. Las flores en movimiento, situadas contra un fondo gris, crean dos planos y es difícil fijar la atención en una flor en particular ya que cualquier intento se frustra inmediatamente.

Van Warderman trabaja habitualmente con el concepto de la anticipación, moviéndose en un mundo dual y dibujando movimientos de un lugar a otro, lo que crea dibujos en el tiempo. En sus obras, cada imagen parece muy real y concreta. La artista especula con imágenes obvias y refleja lugares que no están ahí, en lo real. Con un personal toque ligero combina una aproximación aparentemente naïf al acto de ver, con estrategias como cambios de escala dramáticos, repeticiones rítmicas y yuxtaposiciones sorprendentes que obligan a mirar con los ojos bien abiertos. Todas ellas recogen momentos simples aunque cargados de un matiz que los hace extrañamente mágicos.

La artista holandesa utiliza proyectores de cine en loop en los que retrata situaciones aparentemente leves. Además, hay una cierta teatralidad o puesta en escena, al dejar todo el aparato cinematográfico visible, adquiriendo así una dimensión escultórica. También existe un interés por retratar situaciones pendientes de un hilo, en tensión o, como ella misma declara, “mágicas”. Mucho de ello viene de su manera de trabajar, en la que en palabras de la artista le “gusta poner todas las cartas sobre la mesa”. “La imagen, el título, el material: me encanta verlo todo sin adornos. Esto implica que en principio nada necesita permanecer oculto. Un proyector puede emitir ruido mientras hace su trabajo; puede volver al espectador a la realidad de vuelta de la imagen, pero también debería funcionar –espero- en la dirección inversa, que el espectador se encuentre sumergido en la imagen. Realmente no considero que la imagen y el sonido del proyector sean opuestos; los veo como un todo, como una obra espacial. Y así es como lo trato cuando instalo una película.”

Sobre las fotografías
Completan la muestra un conjunto de cinco fotografías. En Soon, Now y Coming up Soon (2002) vemos imágenes de flores de magnolias en diferentes estados: los capullos sin abrir, las flores completamente florecidas y la caída de los pétalos. Una hoja de papel blanco crea un marco dentro del marco de la foto. Este corte que aísla la imagen enfatiza la imagen. Van Warmerdam no cambia el objeto en sí mismo, es su intervención la que realza la experiencia visual y centra nuestra mirada en detalles que nos son más que familiares pero por ello poco observados. En Stand-in una mujer sujeta en alto una fotografía en un paisaje. La fotografía desaparece dentro de un entorno bañado por el sol en unas zonas, y sombrío en otras, mientras la mujer detrás del plano fotográfico crea un contraste sorprendente entre la fotografía y el paisaje.

Upside Down muestra un espejo en un paisaje con dos cisnes. El espejo refleja la imagen del cisne invertida, como hace el reflejo del cisne en el agua. Una nueva imagen del cisne se crea en dos reflejos diferentes. Es posible extraer el trabajo de su marco de madera y darle la vuelta con lo cual la imagen aparece del revés.

La autora
Marijke von Warmerdam pertenece a una generación de artistas que logró centrar la atención del mundo del arte a mediados de los años noventa. En 1995, junto a Marlene Dumas y Maria Rooseen expuso en el pabellón holandés de la Bienal de Venecia. En ese mismo año participó en la Bienal de Kwanju y, en 1997, en la Documenta X. El SMAK de Gante o la Ikon Gallery de Birmingham le han dedicado exposiciones individuales.

Imágenes:
Soon, 2002. 120x178cm. Edición 5/5
Now, 2002. 120x178cm. Edición 5/5

Coming up soon, 2002. 120×178 cm. Edición 5/5

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad