publicidad

Historiadores analizan "La Guerra de la Independencia. La construcción del Imaginario"

27 febrero, 2008 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
Entre el 26 de febrero y el 13 de marzo
Fundación Juan March

Coordinado por Ricardo García Cárcel, un grupo de historiadores españoles y franceses se acerca con nuevos ojos desprejuiciados a unos acontecimientos ocurridos hace 200 años y mitificados por el franquismo

Coordinado por el historiador Ricardo García Cárcel, catedrático de Historia Moderna de la Universidad Autónoma de Barcelona, a partir del martes 26 de febrero, a las 19,30 horas (con entrada libre, hasta completar el aforo) tiene lugar en Madrid, en la sede de la Fundación Juan March, un ciclo de seis conferencias con el título de “La Guerra de la Independencia. La Construcción del Imaginario”

En este ciclo, un grupo de historiadores españoles y un hispanista francés se propone revisar unos hechos históricos, poco considerados por los partidarios de la reciente memoria histórica y que, a juicio del coordinador, debe deslindarse de la mitificación que la guerra contra Napoleón sufrió en la propia memoria histórica construida por el franquismo. Este ciclo pretende, pues, ver con otros ojos unos acontecimientos ocurridos hace 200 años.

26 de Febrero:
Ricardo García Cárcel (coordinador)
Los mitos y la historia de España

28 de Febrero:
Gerard Dufour
Daoíz, Velarde y el Dos de mayo

4 de Marzo:
H. O’Donnell
Los sitios y el ejército español

6 de Marzo:
Antonio Moliner
El mito de la guerrilla: El Empecinado y el cura Merino

11 de Marzo:
Manuel Moreno Alonso
José I y los afrancesados

13 de Marzo:
Ricardo García Cárcel
El sueño de la nación indomable

Ricardo García Cárcel
La Memoria de 1808

Vivimos tiempos de memoria histórica corta en que el pasado solo parece haber empezado en 1931 y la última guerra civil monopoliza toda la atención intelectual y sentimental, como si fuera el primer conflicto cainita que han librado en el ruedo ibérico las dos Españas. En este contexto, me temo que 1808, es visto por los actuales administradores de la memoria colectiva, no solo como un referente histórico lejano en el tiempo, sino como un producto de la propia memoria histórica construida en el franquismo. Y como tal, despreciable. Efectivamente, los españoles de mi generación, los nacidos en la larga postguerra, recibimos, en nuestra infancia, un auténtico aluvión de imágenes épicas de la guerra de la Independencia, entendida ésta como eslabón decisivo, de una larga cadena de manifestaciones de la identidad española, caracterizada por la capacidad de resistencia a invasores foráneos, cadena que empezaría en Numancia y Sagunto. El mito de la España indomable de 1808, que se opone a la dominación del déspota foráneo, tuvo enorme arraigo en el franquismo.

La glorificación épica de la guerra de la Independencia por el franquismo es incuestionable. Pero de aquellos rancios mitos franquistas hemos pasado, en los últimos años, al deconstruccionismo postmoderno que ha fabricado sus propios artefactos conceptuales al margen de la realidad histórica. Y, desde luego, en lo que se refiere a 1808 se ha aplicado un revisionismo laminador, que, a caballo de la presión de los nacionalismos periféricos, los nacionalismos sin Estado, ha acabado por considerar como pura invención el propio concepto de guerra de la Independencia o guerra nacional. Según esta historiografía, el discurso nacional de la guerra nunca existió o fue simple explosión emocional reaccionaria y xenófoba.
El discurso nacional de la guerra de 1808 como guerra de la Independencia, no es una invención -concepto hoy tópico de tan repetido- del franquismo. Es un producto generado por los conservadores y los liberales ya desde el mismo año 1808. Son muchos los textos que desde esa fecha, hicieron gala de una conciencia nacional de beligerante independencia frente al invasor. En esa conciencia, hubo no pocos resabios xenófobos y reaccionarios, pero también, insisto, ya desde 1808, dos años antes de las Cortes de Cádiz, se definen los sueños revolucionarios liberales que van a fructificar en el nacionalismo cívico de las Cortes.

En 1936 los republicanos que defienden Madrid vincularán su ¡No pasarán! a la memoria heroica de los sitios de Zaragoza y Gerona. Manuel Azaña, en su discurso del Ayuntamiento de Valencia, el 21 de enero de 1937 decía: “La guerra de la Independencia -hacia la cual me vuelvo muchas veces siempre que hablo de esta guerra- cobijó y amparó el nacimiento de un movimiento político español, el primero en el que la nación española tomaba conciencia de su propio ser y empezaba a aletear con independencia política”.

Por tanto, hay que enterrar una imagen de la guerra de la Independencia como producto exclusivo del franquismo y afrontar la memoria de 1808, sin inhibiciones ni lastres ideológicos. La asignatura pendiente de nuestra cultura colectiva es el desacomplejamiento del nacionalismo español, del nacionalismo de Estado, de la España de los ciudadanos, que se nutre, ciertamente de la épica imperial, de los grandes héroes, de las viejas glorias políticas o culturales, pero también de los sufrimientos de los perdedores de las lágrimas de los derrotados, de las angustias de los arbitristas, buscadores de pócimas mágicas para solucionar los males de la patria.

España merece un centenario de 1808, con memoria abierta y plural, sin reducciones sectarias, que sea capaz de evocar la guerra (con sus victorias y sus miserias) y al mismo tiempo, explorar los caminos que conducen del levantamiento de 1808 a la revolución de 1812. La revolución que fue y la que no pudo ser. La España real y la imaginaria. Sin prejuicios ni complejos.

Ricardo García Cárcel es catedrático de Historia Moderna de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha escrito más de una veintena de libros y es un profundo conocedor de la sociedad española de los Siglos de Oro. Gérard Dufour es rector honorario y profesor emérito de la Universidad de Provenza. La mayor parte de su labor investigadora se ha centrado en la Guerra de Independencia. Hugo O´Donnell es abogado, comandante de Marina (r) y miembro de la Real Academia de la Historia. Antonio Molinar es profesor titular de la Universidad Autónoma de Madrid. Manuel Moreno Alonso es profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla. Los cinco autores han publicado trabajos sobre la Guerra de la Independencia y biografías sobre algunos de sus participantes franceses o españoles.

Datos de interés:
Castelló, 77 – 28006 MADRID

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad