publicidad

Los ilustradores gráficos reclaman un modelo de contrato que garantice las condiciones reconocidas en la Ley de Propiedad Intelectual

10 diciembre, 2007 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
El gremio profesional de la ilustración gráfica española denuncia el incumplimiento de sus derechos de autor por parte de la industria


FORGES: “Los buenos clientes que tenemos los ilustradores se pueden contar con los dedos de una oreja”

Los datos obtenidos en el “Estudio sobre la participación económica de la ilustración gráfica en España” revelan abusos en la contratación de profesionales de la ilustración y la discriminación frente a otros sectores autorales.

Este lunes, 10 de diciembre, en Madrid, se han reunido en el Círculo de Bellas Artes, la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (FADIP), la Fundación Arte y Derecho y artistas de reconocido prestigio para presentar a la opinión pública los datos obtenidos en el ESTUDIO SOBRE LA PARTICIPACION ECONÓMICA DE LA ILUSTRACIÓN GRÁFICA EN ESPAÑA elaborado desde FADIP y financiado por el Ministerio de Cultura y la Fundación Arte y Derecho, que ha puesto de manifiesto la precaria situación en la que se encuentra este sector profesional que no pueden vivir de su trabajo, junto con una significativa falta de respeto a sus derechos de autor.

Representantes de la ilustración han denunciado el “secreto a voces” más difundido dentro de la profesión: El valor económico retribuido de la ilustración no se corresponde con el servicio y los beneficios que genera a la industria, ya sean éstos monetarios o de repercusión y prestigio social.

Antonio Fraguas, Forges, dibujante y miembro destacado de este sector profesional ha reconocido que “de entre los clientes con los que tratamos la mayor parte de los ilustradores, los buenos se pueden contar con los dedos de una oreja”. Horacio Altuna, presidente de APIC (Asociación de Profesionales de la Ilustración de Cataluña) y destacado ilustrador, a la pregunta formulada de que si esta “cómica” situación, en la que se encuentra el sector, daría para una viñeta afirmó que “daría para más de una, sin embargo no me la publicarían”. Por su parte, Forges, bromeó “a mi el tema también me daría para más de una viñeta. Seguro que me la publicaban, sin embargo, sé que no me la pagarían”. Del mismo modo, Miguel Teso, presidente de FADIP, aseguró que la situación que atraviesa el sector de la ilustración en España “no se quedará aquí”, sino que se ha trasladado al ámbito europeo “para dar constancia, una vez, en qué lugar de Europa está el Estado español” y ya se ha comunicado al Foro Europeo de Ilustradores, compuesto por asociaciones profesionales de 19 paises.

La Ley de Propiedad Intelectual española reconoce la obra de ilustración como una obra de autor con todos los derechos y garantías recogidos en la Ley. De esta forma, la Ley reconoce el “Principio de Proporcionalidad” para calcular la remuneración que corresponde al ilustrador y que consiste en una participación económica en los beneficios que su trabajo genere en el mercado. Sin embargo, nos enfrentamos a una negación sistemática de dichas condiciones en los contratos que provoca una seria descompensación entre los ingresos que obtiene el ilustrador y el margen de beneficio de quiénes les contratan. Incluso, en otras ocasiones, se les niega la formalización de un contrato por escrito o se aplican tarifas estancadas o en retroceso desde principios de los años 80. Todo ello, provoca una situación de degradación profesional y progresivo empobrecimiento del colectivo.

La ilustración queda de facto excluida del rango de ocupaciones que aseguran un nivel mínimo de ingresos (por debajo de los 500 euros mensuales para el 48% de los profesionales) y sin embargo, se constata un crecimiento constante de la industria y de sus ingresos.

El propósito de la campaña de divulgación y dinamización profesional de la ilustración gráfica, de la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (FADIP) y sus entidades miembros, es defender, de forma colectiva, los derechos de los/las profesionales de la ilustración, para lo cual resulta imprescindible que las dos partes que confluyen en el proceso de edición, autores y editores, acuerden un marco contractual vinculante, es decir, un modelo de contrato que garantice las condiciones reconocidas en la Ley de Propiedad Intelectual.

La presentación de las conclusiones del estudio han estado presididas por Miguel Angel Teso, Presidente de FADIP, Antonio Fraguas (FORGES), dibujante y miembro destacado de este sector profesional, Horacio Altuna (Presidente de APIC) y Javier Gutiérrez Vicén, Director General de la Fundación Arte y Derecho. También estuvieron presentes los representantes de las Asociaciones de Ilustradores Profesionales del Estado Español, profesionales de solvencia y reconocido prestigio en su campo artístico, Manel Cráneo (Presidente de AGPI), Danimaiz (Presidente de APIE), Gerardo Trives (Presidente de APIM) y Cristina Durán (Presidenta de APIV), así como las personas responsables de la coordinación de esta campaña: Carmen Castro (Gerente de FADIP) y Susana Fernández (Secretaria técnica de FADIP).

Fotos: 1- De izquierda a derecha: Miguel Teso, presidente de FADIP (Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales); Horacio Altuna, presidente de APIC (Asociación de Profesionales de la Ilustración de Cataluña); Javier Gutierrez (Director General de la Fundación Arte y Derecho), y Antonio Fraguas (Forges, ilustrador y miembro destacado de este sector profesional).
2 -Directivos de FADIP y representantes de la Fundación Arte y Derecho

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad