publicidad

Centro de Investigación Diego Velázquez para divulgar la obra del pintor sevillano.

21 noviembre, 2007 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
El Centro de Investigación Diego Velázquez cuenta, desde el pasado 16 de octubre de 2007, con una Comisión de Seguimiento que se encargará de tutelar y respaldar las iniciativas culturales que se promuevan desde el Centro. La Comisión, cuya presidencia de honor comparten Alfredo Sánchez Monteseirín, alcalde de Sevilla, y Anabel Morillo León, directora general de la Fundación Focus-Abengoa, nace del convenio firmado entre la Fundación y el Consistorio hispalense, tras la adquisición del lienzo “Santa Rufina”, de Velázquez.

La delegada Provincial de la Consejería de Cultura en Sevilla, Isabel Montaño; la directora técnica, Paz Sánchez, y el gerente, Alberto Mula, han sido nombrados miembros de la Comisión junto con el vicepresidente de la Fundación Focus-Abengoa, Juan Antonio Carrillo Salcedo, y el catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Sevilla, Antonio Miguel Bernal.

Con sede en el Hospital de los Venerables.
El Centro de Investigación Diego Velázquez, que se ubicará en el Hospital de los Venerables, sede de la Fundación Focus-Abengoa, tiene como objetivo divulgar el estudio de la obra del pintor sevillano, además de analizar los antecedentes de su trayectoria profesional en la capital hispalense. El Centro de Investigación nace con un firme propósito: inculcar entre los sevillanos los valores patrimoniales de uno de los períodos con más efervescencia artística en Sevilla.

En el transcurso de la primera sesión de la Comisión, la directora general de la Fundación Focus-Abengoa, Anabel Morillo, presentó el proyecto cultural, artístico y científico del Centro de Investigación Diego Velázquez. Las líneas de actuación han estado marcadas por los asesores científicos del proyecto: Alfonso E. Pérez Sánchez, Director Honorario del Museo del Prado, y el profesor de la Universidad de Alcalá, Benito Navarrete.

En primer lugar, la Santa Rufina de Velázquez (ver subasta) y se integrará en su sede definitiva en los primeros días de diciembre en El Centro de Investigación Diego Velázquez.
Durante estos días la obra del maestro se muestra en una muestra en una exposición temporal de forma gratuita en un contexto íntimo En la sede de la Fundación. ( Lunes a Viernes: 10:00–13:30/17:00– 19:30 Sábados: 10:00 a 13:30).

Otra línea de actuación inmediata del Centro de Investigación consiste en el préstamo de dos de las obras que mayormente se relacionan con la Santa Rufina: “La Sibila” y “La Infanta Doña María, Reina de Hungría” de Velázquez, que conformarán junto a “La Imposición de la Casulla” y otros dos lienzos del pintor de museos extranjeros que están en trámite de préstamo, la exposición temporal “En torno a Santa Rufina: Velázquez de lo íntimo a lo cortesano”. Esta muestra contará con la colaboración de Carmen Garrido, Jefa del Gabinete Técnico del Museo del Prado, que plasmará sus conclusiones técnicas sobre la obra de Velázquez y de Peter Cherry, así como de los asesores científicos del proyecto. Esta exposición, que está prevista celebrarse para la primera semana de marzo del 2008, coincidirá también con la celebración del Simposio Internacional “En torno a la Santa Rufina”, al que también estarán invitados expertos la obra de Velázquez tanto de carácter nacional como internacional.

El Simposio se centrará en cinco aspectos concretos:
-Los debates en torno a Santa Rufina para que los principales expertos expongan sus tesis sobre la obra con argumentaciones sólidas y contrastadas.
-Cuestiones técnicas sobre la restauración del lienzo y contraste con los análisis radiográficos y de pigmentos de obras de Velázquez.
-El ideario femenino en la obra de Velázquez.
-La Iconografía de la Santa Rufina en el contexto de la pintura española.
-La Historia intrínseca de la obra y el paso por las diferentes colecciones a lo largo del tiempo.

La cuarta fase, que está prevista celebrarse para el próximo mes de mayo, será la presentación de la exposición permanente del Centro de Investigación. A través de esta exposición se pretende explicar pormenorizadamente la trayectoria profesional de Velázquez en Sevilla, que tiene su culminación cuando se asienta en la corte obteniendo el titulo de pintor del rey y desarrolla el lienzo de “Santa Rufina”. Esta actividad invita a reconstruir la memoria histórica de la ciudad de Sevilla, el ambiente que rodea al pintor, sus amigos, la conformación de su cultura y los avances que se ofrecen en esta ciudad. Para ello son fundamentales las obras que han aportado el Ayuntamiento de Sevilla, la colaboración que ha prestado al respecto el Arzobispado hispalense, así como otras entidades, que irán depositando importantes colecciones privadas de obras de gran relevancia.

En este sentido y como consecuencia del convenio firmado, el Ayuntamiento hispalense cederá al Centro de Investigación “La Imposición de la Casulla a San Ildefonso” -obra de Velázquez que guarda estrecha relación en sus tipos femeninos con la Santa Rufina- y una anónima “Vista de la ciudad de Sevilla”, que ayuda a entender la evolución urbana de la ciudad hispalense y que encuentra su sentido al compararla con otras vistas de la ciudad conservadas en la colección de estampas de la Fundación Focus-Abengoa. Además de estas dos obras, el Ayuntamiento aportará al Centro una “Inmaculada” de Zurbarán; el retrato de Juan Martínez Montañés, de Varela, y “Fray Pedro de Oña”, también de Zurbarán.

El proyecto expositivo girará por tanto en torno a la importancia que tiene el naturalismo en la conformación de la personalidad de Velázquez, para lo que será de gran importancia la presencia de obras de culto de otros artistas coetáneos que dieron el salto al naturalismo en el campo escultórico, así como otros lienzos de gran prestigio, entre los que se encuentran, Cavarozzi, Maino, Roelas y Herrera el Viejo, referentes indiscutibles para la conformación de la personalidad de Velázquez.

Un hito importante en esta contextualización de los referentes del pintor sevillano, así como en la recuperación del patrimonio escultórico, será la restauración en el propio taller de la Fundación Focus-Abengoa de dos de las esculturas de Martínez Montañés pertenecientes al Arzobispado en el conjunto de Santa Clara: “La Inmaculada” y el “San Juan Bautista”, que están realizadas justo en el momento en el que Velázquez abandona la ciudad 1622-23, y que se vinculan formalmente con obras de otro de los maestros del incipiente naturalismo Francisco de Herrera el Viejo, de quien se expondrá una importante “Inmaculada con San Joaquín y Santa Ana”.

El segundo punto en el que se apoya el Centro de Investigación será en los consecuentes del arte de Velázquez, cuyo eco se atisba en las obras de un Murillo joven, pintor que comienza a trabajar en la ciudad tomando como punto de partida los avances de Velázquez, Herrera y Zurbarán, artistas presentes también en el discurso expositivo.

En este contexto el Centro contará con un importante valor añadido relacionado, una vez más, con el rescate de una de las obras más sugestivas y magnéticas del artista recientemente identificada y publicada por Benito Navarrete en la revista científica “Goya”, nº 295-296, 2003. Se trata de la “Santa Catalina” de Murillo, anteriormente atribuida a Cano, procedente de la Iglesia de Santa Catalina de Sevilla, expoliada por el Mariscal Soult -estuvo inventariada entre las pinturas incautadas por el gobierno intruso en la ciudad de Sevilla en 1810 y pasó a la importante colección de Sir William Stirling-Maxwell- y que fue en su momento añorada por el historiador decimonónico sevillano González de León lamentando su perdida de la iglesia de Santa Catalina: “Varios cuadros de mérito hubo en este templo, que no ha mucho los ha perdido el descuido o la codicia; una Sta. Catalina de medio cuerpo de Murillo…”. El retrato a lo divino naturalista que presenta el artista en este obra se hermana perfectamente con la “Santa Rufina” y encuentra más que nunca su lugar en la ciudad de donde nunca debió de salir y al que nuevamente regresa tras pasar por diferentes colecciones europeas de Suiza y Reino Unido.

Es importante subrayar también la decidida apuesta didáctica del Centro, que intentará, por encima de todo, hacer accesible y divulgar científicamente el contexto de cada obra y su inserción en el discurso expositivo que explicará los antecedentes y consecuentes de la pintura de Velázquez. De esta manera, los visitantes consiguen adentrarse en “un viaje en el tiempo” donde tienen cabida obras pictóricas de culto entre las más modernas técnicas de la museológica.
El acceso al Centro de Investigación Diego Velázquez, que será gratuito para todos los sevillanos, tiene un objetivo claro: hacer partícipe a toda la ciudadanía de las actividades organizadas con motivo del rescate del lienzo “Santa Rufina” de Velázquez para el Patrimonio cultural de Andalucía y de España.

La Fundación Focus-Abengoa nace en el año 1982 como resultado de la labor cultural iniciada en el año 1972 por Abengoa con la edición de las obras “Temas Sevillanos” e “Iconografía de Sevilla”. En esa misma época se fue creando un fondo de documentos, libros y grabados sobre el Reino de Sevilla o de autores sevillanos. Esta labor cultural inicial hizo ver a los dirigentes de Abengoa la importancia de mostrarse más allá de sus esenciales funciones tecnológicas con una actividad que redundase en beneficio de la sociedad, naciendo así la Fundación Fondo de Cultura de Sevilla.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad