publicidad

Fábulas de Velázquez. Desde las primeras obras de Sevilla a las Meninas.

19 noviembre, 2007 | Por | Categoría: Exposiciones, Madrid | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
La exposición “Fábulas de Velázquez: Mitología e Historia Sagrada en el Siglo de Oro” se puede visitar en el Museo del Prado desde el 20 de noviembre al 24 de febrero de 2008.
La muestra se articula a través de un criterio temático y cronológico, distribuido en 7 secciones. La exposición parte desde los primeros años de formación y el comienzo de la carrera de Velázquez que transcurrieron en Sevilla, donde vivió hasta su definitivo establecimiento en la Corte en Madrid en 1623. (ver más sobre la exposición)

Sevilla: Religión y vida cotidiana.

Presenta la pintura religiosa que Velázquez realizó antes de su asentamiento definitivo en la corte en la Corte en 1623. Las obras incluidas en este apartado muestran cómo el artista, ya desde los inicios de su carrera, tuvo la voluntad de distinguirse y de alejarse de las fórmulas habituales de la iconografía religiosa, complicando la lectura de sus composiciones o introduciendo en ellas elementos ajenos a la narración, como los retratos familiares que forman La Adoración de los Magos.

Mitología y realidad: Los Borrachos.

Esta nueva sección del recorrido tiene como protagonista el cuadro de Los Borrachos, tema báquico en el que Velázquez demostró hasta qué punto el naturalismo fue un lenguaje apropiado para construir narraciones mitológicas. Su primera escena mitológica fue esta obra que pintó hacia 1629 y que marca una frontera en su carrera. De ésta forma Velázquez se aproximaba a otros artistas, como Caravaggio o su contemporáneo Ribera.

El horizonte romano.

En esta tercera sección de la muestra se incluyen los dos grandes cuadros de historia que realizó durante su primer viaje a Italia. Tanto “La fragua de Vulcano” como “La túnica de José” nos muestran los avances del pintor en la representación verídica del espacio, y cómo fue capaz de enfrentarse a problemas expresivos y formales similares a los que preocupaban a los principales artistas activos en Italia, ofreciendo, como siempre, una solución personal a los mismos.

Devoción y meditación.

Continuando con el recorrido entramos en la sección donde los cuadros relatan los años posteriores a la vuelta de Velázquez a Italia cuando realizó cuatro grandes obras religiosas, algunas de las cuales constituyen la cumbre de la historia de la pintura devocional. En torno a 1630 Velázquez realizó varias obras religiosas, que serían los últimos grandes cuadros de este tipo que pintó, y sitúan a su autor entre los artistas españoles que han conseguido crear las imágenes más eficaces para la transmisión de un sentimiento devocional. En este apartado se puede ver varias pinturas entre las que destaca “Cristo crucificado”. Velázquez quiso a través de estos cuadros no tanto narrar una historia como transmitir un sentimiento religioso y propiciar la reflexión.

El desnudo

En la década de los treinta Velázquez subrayar los valores asociados al color frente a los del dibujo, convirtiéndolo en el principal instrumento expresivo. En esta sección el cuadro más destacado es La Venus del espejo.

* En la exposición se pueden ver enfrentados “La Venus del espejo” y “Marte” que, a pesar de su proximidad desde un punto de vista cronológico, difieren notablemente en su tratamiento pictórico. La Comparación entre ambas constituye un medio extraordinariamente valioso para advertir la versatilidad técnica de Velázquez.

La filosofía y la historia.

Esta sección se une a la anterior por la conexión que define el estilo del pintor, caracterizado por la reivindicación radical de los valores cromáticos. Para la definición de su estética fue muy importante el conocimiento de la pintura veneciana y de las obras de Rubens. En esta sección destaca el cuadro “Marte”.

La narración.

En esta última sección se presentan algunas de las más sofisticadas y ambiciosas obras de Velázquez, desde los puntos de vistas formal y narrativo, entre ellas “Las Hilanderas” y “Las Meninas”, aunque ésta última no va a estar físicamente en el recinto de la exposición sino que permanecerá en la gran sala basilical en la que se ubica dentro de la colección permanente del Museo. Aunque se trata de un retrato, la exposición quiere llamar la atención sobre “Las Meninas” porque al igual que en “Las hilanderas”, en esta obra se da una reflexión sobre el espacio de representación y una voluntad de crear una tensión narrativa entre los distintos planos espaciales que culmina los experimentos iniciados en Sevilla.

Ver más sobre la exposición…

Datos de interés:

Fábulas de Velázquez: Mitología e Historia Sagrada en el Siglo de Oro
20 de noviembre- 24 de febrero de 2008
Salas: 60-63 Planta baja del Edificio Villanueva
Comisarios: Javier Portús
Número de obras: 52 obras (28 pinturas de Velázquez y 24 de otros diecisiete artistas).
Préstamos: 12 obras de Velázquez
Con el patrocinio de Axa-Winterthur.

Colabora Comunidad de Madrid.

Imagenes:Copyright © 2004-2008 Museo Nacional del Prado. Calle Ruiz de Alarcón 23. Madrid 28014. Tel. +34 91 330 2800. Todos los derechos reservados

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad