publicidad

Entrevista con María López Fernández, Comisaria de la exposición “Camille Caludel. 1864-1943” en la Fundación Mapfre.

07 noviembre, 2007 | Por | Categoría: Entrevistas | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
Una exposición donde se descubre la estrecha relación de amor y reproche entre Camille Claudel y Rodin, al tiempo que permite apreciar la exquisita calidad de la obra de una de las grandes figuras de la escultura de finales de siglo.

María Jesús Burgueño

-¿Cuál es la diferencia más evidente entre la obra de Camille y la de Rodin?

R.- Camille participó en la escultura de Rodin, por lo tanto hablar de una diferencia entre la obra de Camille y de Rodin es muy complicado. Más bien habría que hablar de una creación conjunta en sus grandes obras. Por otra parte también hay que destacar que las obras que realiza Camille parecen dialogar con las obras de Rodin. Ellos alquilaron un taller para trabajar juntos, las obras que realizaron conjuntamente trasmiten el clima de colaboración y de amor que se estableció entre ambos en aquellos tiempos.

[Según comenta María López, en el catálogo que se ha editado con ocasión de la exposición, el escultor Rodin “se aprovechó de los dones de su alumna…y según continúa explicando- “Rodin temía que Camille le hiciese sombra, y nunca la ayudó a salir adelante”.]

-¿Existen problemas de catalogación?

R.- Es muy difícil la catalogación de las obras de Camille y Rodin, se han atribuido al escultor piezas que realizó Camille. Las obras de Rodin se quedan muchas veces confundidas entre las obras que realizaron muchos de los alumnos del taller de Rodin. Otro dato importante que dificulta la catalogación es que en aquellos años muchas obras no se firmaban. Pero en este apartado hemos tenido suerte ya que Camille era muy orgullosa y firmó muchas de sus obras, incluso firmó algunos de sus bocetos. Hacía marcas en algunas de las piezas que realizaba pero aún así ha habido un gran número de obras que han pasado muchos años atribuidas a Rodin y que son de Camille. Incluso ahora tenemos aquí en la exposición una cabeza que durante muchos años estuvo atribuida a Rodin, después a Camille y aún hoy en día se tiene muchas dudas a de su atribución.

-¿Está la obra de Camille Claudel controlada?

R.- La obra de Camille está muy controlada. Se conocen muy bien los modelos que utilizó por lo que es muy difícil que aparezca algo nuevo. Los yesos están perfectamente catalogados. Se conocen sus distribuidores. Con los que trabajó en vida y los que se han encargado de la obra una vez fallecida.

-En cuanto a los bronces ¿Están también catalogados?

R.- Hay un pequeño problema con las fundiciones que se realizaron después de la muerte de la escultora. Las fundiciones no estaban tan controladas como ahora. Uno de los problemas más habituales en relación con el control de las obras de los artistas son las producciones póstumas. Muchos escultores no pudieron fundir sus piezas por falta de recursos, según las leyes europeas los herederos morales, es decir, la familia, los descendientes, tienen derecho a fundir los originales que hicieron los artistas. Entonces, cuando los descendientes tienen el yeso original y el derecho moral para poder fundir, se puede producir la especulación.

-¿Qué categoría adquieren estas obras?

R.- Estas obras se consideran autenticas y originales, se reproducen en tiradas reducidas. Dependiendo de los países se realizan entre 9 y 12 piezas. Estas obras es verdad que son auténticas y originales, pero se produce un hecho importante y es que la artista no puede controlar la producción. No puede controlar las pátinas, la fundición, etc. Son obras originales pero de segunda categoría.

-¿Hay obra falsa en el mercado?

R.- En muchas ocasiones se falsea la obra de la artista, de hecho hoy en día hay obras de Camille en los tribunales. Hay mucho dinero en juego. En ocasiones son los mismos miembros de la familia los que no se ponen de acuerdo en la autoría de las obras y terminan en los tribunales.

-¿Qué tirada es la más habitual en la obra de Camille?

R.- Al principio Camille fundía poco, no tenía dinero. Luego, tras la separación de Rodin entró en contacto con un editor de obras de arte que se ocupó de fundir su obra. Camille necesitaba dinero, estaba enferma, alcohólica, se encontraba en muy malas condiciones. En estos años se fundieron muchas obras en distintos tamaños, incluso algunas que ella había realizado en su juventud. Pero estas piezas estaban controladas por la artista, incluso Camille aprovechó para retocar algunos de los modelos. Las obras de estos años son de una gran calidad aunque se tiraran casi de manera industrial. Camille solía utilizar una tirada inferior a 12 piezas.

-¿El mercado de su obra es internacional o está muy localizado en Francia?

R.- De vez en cuando sale a la venta alguna de sus obras, ahora se subasta un Presée de mármol de casi dos metros que ronda los 900.000€ de salida. Casi toda la obra se vende en Francia, que es donde más interés hay por Camille Claudel.

-¿Camille Claudel es casi una desconocida en España?

R.- No hemos encontrado ningún coleccionista en España, no sabemos de ningún coleccionista, ni privado, ni público. Camille estuvo en España en un viaje. Pero no es una escultora conocida aquí. Realmente el mercado se centra en Francia y algo en Suiza. La única relación con España que hemos encontrado es a través de una persona que vive en Madrid. Se trata de una señora, amiga de Camille, que visitaba a la artista cuando ésta ingresó en el psiquiátrico. Esta señora tiene 100 años, vive en la calle Desengaño de Madrid y es suiza. Según cuenta conoció a Rodin por casualidad y terminó visitando a Camille en el manicomio.

Ver exposición…Camille Claudel (1864-1943). La gran escultora de fin de siglo

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad