publicidad

Afganistán, tesoros redescubiertos

04 octubre, 2007 | Por | Categoría: Exposiciones | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

De Nieuwe Kerk de Ámsterdam

Del 22 de diciembre de 2007 al 20 de abril de 2008.
El próximo invierno, la sala de exposiciones De Nieuwe Kerk de Ámsterdam, mostrará otra cara de Afganistán. Por su ubicación estratégica en las rutas comerciales entre el Este y el Oeste, Afganistán era un cruce de civilizaciones en Asia Central. Magníficos descubrimientos arqueológicos muestran las huellas que dejaron diferentes culturas. La exposición Afganistán, tesoros redescubiertos presenta 250 de estos hallazgos. Fueron ‘redescubiertos’ en 2004 en la caja fuerte del Banco Central de Kabul. Se llevaron a Europa en 2006, tanto para su restauración, como para esta exposición.

DESCUBRIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS
La exposición se centra en cuatro lugares de hallazgo. El más antiguo, Tepe Fullol, data de la Edad del Bronce (2.000 aC). Una parte más grande se dedica a Ai-Khanoum. Esta ciudad fue fundada por los griegos, siguiendo los pasos de la conquista de Alejandro Magno. Los objetos expuestos muestran la influencia griega al borde de las estepas (400- 200aC). En tercer lugar se muestra el tesoro de la necrópolis de Tillia-Tepe (Colina de Oro): joyas y otros objetos de arte procedentes de seis tumbas del siglo I de nuestra era. Lo excavó en 1979 un equipo afgano-soviético dirigido por el arqueólogo ruso Sarianidi. Las piezas forman una espléndida mezcla del arte de las estepas, de la iconografía griega-romana, de objetos indios y de espejos chinos. Por último, la exposición enseña muebles indios de marfil, vasos, jarrones y emblemas helenísticos, también del siglo I, procedentes de descubrimientos arqueológicos en 1937 y 1939 en Begram.

MUSEO NACIONAL KABUL
La exposición también cuenta la historia del Museo Nacional de Kabul. Se abrió en 1922 y llegó a contener unos cien mil objetos de arte. A partir de 1979, después de la invasión soviética, Afganistán se hizo cada vez más inestable. El resultado fue una guerra con dos millones de víctimas. La economía y la infraestructura cultural se destruyeron. En 1988, con el país al borde de la guerra civil entre comunistas y rebeldes, el Museo Nacional decidió encerrar sus piezas más valiosas en una caja fuerte del Banco Central en los sótanos del antiguo palacio real. Sólo unas cuantas personas estaban al tanto. En 2001, el nuevo régimen talibán decidió que había que destruir todas las esculturas. No sólo se destrozaron los famosos Budas de Bamiyan, sino también 2.500 obras de arte de la colección del Museo Nacional. Tras el derrocamiento del régimen talibán, el gobierno afgano confirmó que las piezas más valiosas del Museo Nacional seguían a salvo en la caja fuerte. En 2004 se realizó el inventario de las obras recobradas,
así como la restauración de las deterioradas. Ahora, parte de los objetos se muestran en esta exposición, que anteriormente se ha celebrado en París y Turín.

DATOS PRÁCTICOS
Afganistán, tesoros redescubiertos se podrá visitar del 22 de diciembre de 2007 al 20 de abril de 2008 en la sala de exposiciones De Nieuwe Kerk en Ámsterdam. Diariamente de 10:00 a 18:00 horas (los jueves hasta las 22:00 horas). El precio de la entrada es de 10 euros.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad