publicidad

Santa Rufina de Velázquez por 12,4 millones de euros será para la Fundación Focus-Abengoa.

04 julio, 2007 | Por | Categoría: Mercado del Arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
La Fundación Focus-Abengoa ha pagado 12,4 millones de euros por Santa Rufina de Velázquez.

Precio record.

La ciudad de Sevilla disfrutará del cuadro.


Durante 75 años la Fundación ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento sevillano por el que el cuadro se mostrará al público.

Subasta Sotheby´s Londres, 4 de julio de 2007

“Santa Rufina” llegará a Sevilla gracias a la Fundación Focus-Abengoa que pagará por la obra de Velázquez 12,4 millones de euros (7,5 millones de libras esterlinas, unos 11 millones de euros, sin gastos).

El Ayuntamiento de Sevilla y la Fundacion han ultimado un Convenio de colaboracion a largo plazo que define un amplio proyecto para la difusion de la obra de Velazquez y que se materializara entre otros en la creación de una Sala de Velázquez enmarcada dentro de la sede de la Fundación (Hospital de los Venerables, Plaza de los Venerables, 8 – Sevilla,España) donde quedará depositado el óleo “Santa Rufina” junto a otras obras de propiedad municipal como “La imposicion de la Casulla a San Ildefonso” y todo un entorno artistico y documental de la vida y obra de Velázquez, dentro de un proyecto a largo plazo, por 75 años para uso y disfrute de los sevillanos. El cuadro se descubrió gracias a una exposición en el Museo Casa de la Moneda en el año 2007.

Según explican los responsables de Focus-Abengoa, “La Fundación ha colaborado con el Ayuntamiento con su asesoramiento y recursos de manera temporal mientras se desarrolla el convenio de colaboracion entre ambas que permita que el Ayto recupere finalmente la propiedad del cuadro”. Por lo que no queda claro si finalmente la Fundación lo que hace es adelantar al Ayuntamiento sevillano la cantidad pagada en Sotheby´s.

La obra se subastó junto a otras pinturas maestras pertenecientes a una colección privada. La recaudación de la casa de subastas alcanzó un total de 36.349.200 libras (53.844.000 euros). Entre las ventas destacó también una colección de acuarelas de Turner, que alcanzaron el total de 10.767.000 libras (15.949.480 euros).

La pieza más esperada de la sesión fue el óleo de Diego Rodríguez de Silva y Velázquez que partió con una estimación de entre 9-12 millones de euros y que se remató en 11 millones de euros. A esta cifra hay que sumarle los gastos ocasionados por la subasta lo que hace un total de 8.420.000 libras (12.472.000 euros). Estableciendo así el precio más alto obtenido por una obra de este artista en subasta y se desmarca como la pintura antigua española que ha obtenido el mayor precio en la historia de las subastas. El cuadro Santa Rufina ha doblado el precio de 8,1 millones de dólares por el que se vendió esta misma obra en 1999, y que hasta hoy era el record para una obra de Velázquez vendida en subasta.

Velázquez
Como pintor de la corte de Felipe IV, Velázquez (1599-1660) se dedicó principalmente a retratar la familia real española, y de vez en cuando a miembros de otras familias nobles europeas. Por lo tanto la mayoría de sus obras están en el museo del Prado, gran parte del resto en importantes museos internacionales y Santa Rufina es una de las pocas obras que ha permanecido en manos privadas. En contraste con la formalidad de las obras de la corte, Santa Rufina es una imagen muy próxima y de gran simplicidad. Los rasgos humildes de la joven, pintados con un realismo contundente propio del estilo de Velázquez, sugieren que la obra fue pintada dal vivo y puede que tenga algún parecido con el de una de las hijas del pintor, o Francisca o Ignacia, cuyas edades rondarían los doce y catorce años cuando el lienzo se pintó a principios de la década de 1630.

La obra goza de una proveniencia de lo más ilustre, gran parte de la cual sólo ha salido
a la luz recientemente gracias a los esfuerzos de investigación de los expertos de
Sotheby’s. Se cree que esta obra se puede identificar como “una pintura de Santa
Rufina, de medio cuerpo. Con palma y unas tazas en las manos, original de Diego
Velázquez, de tres cuartas y media de alto y dos tercias y dos dedos de ancho,” tal y
como consta en una copia del inventario de la colección del sexto Marqués del Carpio
(1598-1661) – que se convirtió en válido del rey Felipe IV en 1643 – y cuya colección
familiar superaría la cifra de 3.000 pinturas bajo su hijo el séptimo Marqués e incluye
entre otras obras maestras la velazquiana Venus del espejo (también conocida como la
Rokeby Venus) ahora en la National Gallery de Londres.

Durante las últimas semanas también se ha descubierto que Santa Rufina perteneció a
Don Sebastián Martínez (1747-1800), un eminente coleccionista y amigo personal de
Francisco de Goya, cuyo retrato por Goya cuelga hoy en el Metropolitan Museum de
Nueva York. Además, a mediados del siglo XIX, la obra pasó a la colección de otro
distinguido coleccionista español, el Marqués de Salamanca (1811-1883), y fue en una
subasta de sus obras en Paris en 1867 que William Ward, primer Earl of Dudley y
Viscount Ednam (1817-1885), la compró al igual que otras obras españolas muy
importantes y permaneció en la colección de su familia hasta que fuera subastada otra
vez en Londres medio siglo más tarde en 1925.

La última vez que Santa Rufina apareció en el mercado fue en 1999 con una estimación
de $3 millones y alcanzó el precio de $8,19 millones. Desde esa fecha, el lienzo ha sido
cuidadosamente limpiado y su gran belleza e impacto visual han salido a la luz. En
1999, el Profesor Alfonso E. Pérez Sanchez, antiguo director del Museo del Prado y
máximo experto en Velázquez, publicó la obra en un número especial del Archivo
Español del Arte editado para conmemorar el cuarto centenario del nacimiento del gran
maestro español.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad